Muebles Leonés
Clínica Dental Madre de Dios

Urbanismo

El mal estado de la gran mayoría de los caminos rurales marcheneros después de las lluvias acaecidas durante todo el invierno ha hecho que el Ayuntamiento esté estudiando la fórmula de copago entre los vecinos y la propia administración municipal para el arreglo de algunos tramos, ha indicado el concejal de Medio Ambiente, Manuel Ponce, que ha informado de que el Ayuntamiento aún espera la llegada de las subvenciones aprobadas para el arreglo de los caminos más prioritarios, así como que acaba de solicitar otras para diferentes tramos.


Después del invierno más lluvioso de los últimos años, la situación de los caminos rurales viene marcada por tres factores actualmente:

En primer lugar, existen unas subvenciones anteriormente aprobadas de las que "aún no ha llegado el dinero" al Ayuntamiento de Marchena para comenzar con los arreglos, indica Ponce.

En segundo lugar, tras el Decreto para mitigar catástrofes, el Ayuntamiento de Marchena ha solicitado el arreglo de tramos del Camino de las Orucas, Medianas, Fuentes Bajo, Fuentes Alto, Gil Moreno, parte del camino Hondo, Huerta Atoche, Santa Eulalia, las Cuestas y un trozo de la Cañada Real de Morón, lo que se aprobó en uno de los últimos Plenos Ordinarios. Estas peticiones se encuentran a espera de contestación de la Consejería de Agricultura.

Por último, dado que las lluvias han sido especialmente fuertes, existen otros caminos en malas condiciones que "ante las muy malas circunstancias económicas del Ayuntamiento y ante la iniciativa de los vecinos que están dispuestos a aportar económicamente para el arreglo" de esos caminos, "nos reuniremos para ver qué cuantía van a aportar y cuál será la que aporte el Ayuntamiento", ha señalado Manuel Ponce.

Suscríbete al canal de Youtube