Urbanismo

El camino que va desde la calle Vicente Bermúdez Coronel hasta varias naves industriales y terrenos agrícolas situados al fondo, ha vuelto a verse inundado de aguas esta semana tras la caída de fuertes lluvias en nuestra localidad, y que después de los problemas originados en varias fachadas, parques e incluso en monumentos históricos de nuestra localidad, han vuelto con fuerzas en este ecuador del mes de febrero. Para este domingo, las predicciones meteorológicas apuntan a una tromba monumental de agua en Marchena con 47 litros por metro cuadrado.


El camino de tierra se ve completamente anegado con acumulación de aguas y con gran dificultad e incluso imposibilidad en algunos casos de que transiten los vehículos. Este es uno de los puntos negros de Marchena cada vez que llueve con fuerza y no es la primera vez que se puede observar en estas condiciones.

Las piedras en el camino y los baches en el inicio del asfalto en dirección hacia la travesía de San Ignacio son considerables a a vista.


Durante las pasadas lluvias de diciembre y enero se produjeron algunos incidentes como caídas de árboles en el parque de Ciudad Jardín o en la carretera de la Puebla de Cazalla, de vallado, también a causa del viento, así como la famosa caída de parte del Puente de Mamedra y su posterior derribo o un agujero causado en el mismísimo arco del Tiro, entre otros, además de los habituales problemas en la zona desde la gasolinera al cementerio.


 

Las predicciones meteorológicas apuntan a la persistencia de lluvias, mañana algo más fuertes que hoy y el domingo más aún con 47 litros por metro cuadrado. Salvo este sábado que no lloverá, las precipitaciones se sucederán durante todos los días hasta el miércoles 3 de marzo, con especial incidencia además de los días señalados, el lunes 22, el domingo 28 y el lunes 1 de marzo.