Urbanismo

La calle de acceso al cementerio municipal de San Roque ha sido precintada este mediodía debido a las riadas de agua que llegaban desde las canalizaciones de alrededor de la gasolinera incesantemente. Los coches han tenido que acceder al tanatorio en dirección prohibida vista la circunstancia, que se repite constantemente desde hace tiempo cada vez que llueve con fuerza, como ha sucedido en el día de hoy. Los aparcamientos del tanatorio se han enfangado considerablemente.


Desde el camino de tierra y las naves industriales cercanas a las gasolineras, ha corrido agua hacia abajo de manera incontrolada y desbordada anegando la zona de arboleda de la entrada al cementerio y tanatorio de Marchena, así como ha dejado con mucho barro y agua acumulada la zona de acceso al cementerio, teniendo que precintarse y cortarse al paso y al tráfico la calle principal, mientras que se ha mantenido abierto el carril de salida del tanatorio, a pesar de que los aparcamientos se han visto enfangados.

El agua ha llegado desde los caminos de tierra cercano a la gasolinera, bajando sin cesar unos 200 metros de recorrido por el carril izquierdo según se llega al cementerio, hasta los accesos al mismo y al tanatorio de nuestra localidad. Desde hace algún tiempo se están estudiando nuevos sistemas de canalización que eviten que se reproduzcan estas circunstancias.