Urbanismo

 

El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, manifiestó en el Pleno Ordinario del mes de noviembre celebrado el jueves que la variante de la A364 no se termina por "la falta de interés y planificación" de la Junta de Andalucía, que "gobernada por irresponsables, malgasta el dinero", mientras que la portavoz socialista dijo que ya está presupuestada su culminación para 2011 y culpó de la parálisis de esta obra al equipo de Gobierno porque "en el PGOU querían alejar las vías". La solución de desviar el tráfico y hacerlo llegar por el Isidro de Arcenegui, fue calificada por equipo de Gobierno e IU como "una verdadera chapuza".


La cuestión planteada en la moción del equipo de Gobierno fue que, tras el parón de las obras de la variante para evitar el tráfico de miles de vehículos ajenos a nuestro pueblo por la travesía de San Ignacio, se solicite a la Consejería de Obras Públicas la licitación y ejecución inmediata y la incluya de forma prioritaria y urgente en los Presupuestos de 2011.

Actualmente se está actuando en una obra complementaria para enganchar el tráfico con la carretera de Lantejuela y que a su llegada al casco urbano conectaría con una rotonda cercana al Isidro de Arcenegui, mientras que el Pleno pide que se ejecute la obra al completo y ésta no pase de ser una situación provisional, para lo que haría falta la construcción de un viaducto en esta variante que después de comenzar a construirse en 2008 sólo tiene concluido un primer tramo.

El portavoz de IU, Francisco Rey, calificó de "auténtica chapuza" esta solución hasta el momento provisional, ya que el problema de tráfico sigue existiendo con ella, ya que lo devuelve a Marchena y hace dar un rodeo más largo.

Beatriz Sánchez, portavoz del Grupo Socialista, indicó que "es cierto que debería estar hecha" la variante, pero que "en el PGOU de Marchena se quería hacer el alejamiento de las vías (del AVE) 50 a 437 metros", lo que hará construir un viaducto de 12 millones de euros, casi lo mismo que costaba la variante entera, según manifestó Sánchez, que concluyó que "si no se hubieran alejado las vías la variante estaría hecha", ya que "ahora hay que empezar un nuevo proceso de licitar, expropiaciones", a la vez que anunció que la variante se ha incluido en los presupuestos de la Junta para 2011 y "va a ser una gran obra" para Marchena.

El portavoz del Grupo Popular, Jorge Vega, después de exclamar "¡qué discurso tan bonito!" e ironizar con que el equipo de Gobierno "estábamos aburridos" para estudiar el alejamiento de las vías, cuestión en la que dijo que se reafirmaría de nuevo, matizó que "lo pedimos mucho más cerca" y se preguntó si el viaducto "¿se nos va a cambiar por dos rotondas?", manifestando que al haberse gastado el dinero presupuestado para la variante en lo ya construido, la financiación de esta obra "ha tomado el mismo camino que en el caso de la piscina cubierta".

Posteriormente recordó como el PSOE incluía la desviación de la travesía en revistas de hace más de diez años y criticó la "descoordinación" entre administraciones para estudiar las conexiones de las infraestructuras del eje ferroviario andaluz, "la más importante de Andalucía" con otras infraestructuras como la variante, lo que a su juicio evidencia las "chapuzas tras chapuzas" que hacen "quienes gestionan Andalucía".

El alcalde de Marchena, después de calificar a Beatriz Sánchez como "portavoz de marrones" afirmó que al Pleno "nunca" se ha llevado nada relacionado con el AVE, reconociendo eso sí la existencia del movimiento ciudadano, considerando que "ya ha habido tiempo de sobra para con buena voluntad haberla hecho del tirón" la variante, donde se ha visto una forma de actuar por parte de la Junta de Andalucía en la que "no se mira por el dinero", señaló Rodríguez Aguilera.

"La diferencia se trata de que la vía estaba a 50 metros y ahora hay que hacer un viaducto de 1.100 metros", afirmó la concejala socialista Beatriz Sánchez, que criticó el "alarmismo que ustedes creasteis con el niño que atravesaba la vía en el cartel y que si el AVE iba a crear cancer con una campaña brutal" de alejar las vías, por lo que esta situación "la habéis provocado ustedes que han antepuesto el beneficio de terceros por encima del del pueblo de Marchena".

El portavoz del Grupo Popular invitó a la portavoz socialista a "ser más clara" e irse "a los Juzgados" para denunciarlo si piensa de esa forma, y negó tener familiares o amigos con terrenos en esas zonas, negando también que el PP difundiera esos carteles del niño en la vía, para concluir que "después de 28 años gobernando Marchena es el único pueblo de estas dimensiones sin una circunvalación" que tienen "Utrera, Écija, Osuna, Carmona, Arahal...", manifestó Vega, añadiendo la falta de piscina cubierta, estación de autobús y comisaría de Policía en condiciones en Marchena.

El alcalde de Marchena negó haber aprobado inicialmente el PGOU como manifestó Sánchez, explicando que lo que se llevó a Pleno en su día fue un avance y concluyó que la obra de la variante no se ha llevado a cabo porque la Junta de Andalucía "no tiene interés, ni planifica inversiones, malgasta el dinero, estamos gobernados por unos irresponsables, y en un proyecto de 14 millones ejecuta la mitad y se gasta el 100%", por lo que recalcó que "se adjudique y se ejecute y se ponga en funcionamiento ya para quitar casi 2.00 vehículos que pasan a diario, que el pueblo de Marchena se lo merece, cualquiera que coge un camión de Cádiz a Bruselas, el único pueblo que tiene que atravesar con casco urbano por medio es Marchena, y eso sucede por la dejación de la Junta de Andalucía".