Urbanismo

acupamar ok comunal olivarero

 

La Asociación Cultural por el Patrimonio de Marchena, ACUPAMAR, ha enviado una carta a la Fundación Patrimonio Cultural Olivarero para mantener el patrimonio de la antigua almazara en nuestro pueblo (situada en carretera de Paradas) con intención de ponerlo en valor culturalmente en un Museo Etnográfico que la asociación tiene el propósito de crear y del que formaría parte todo este conjunto de la tecnología tradicional que fue innovadora para su época.  Este uso de estos bienes propuesto por Acupamar ha sido comunicado también a la alcaldesa de Marchena, que ayer se pronunció en Mecomar informando de que pedirá a la fundación dichos bienes para utilizarlos como elementos decorativos y museísticos del municipio, y repartirlos así por rotondas, calles, plazas y los propios museos. (Imagen: ACUPAMAR).

 

 


 

 

La Fundación Patrimonio Comunal Olivarero es una entidad privada sin ánimo de lucro que se dedica a realizar todas aquellas iniciativas que beneficien al conjunto del sector olivarero.

 

acupamar archivo

(Imagen de archivo, jornadas de patrimonio de Acupamar, 2017)

 

"En Marchena, conocíamos la existencia de la Almazara Experimental, perteneciente hoy al “Patrimonio Comunal Olivarero” que desde 1925 primero, con la Asociación Nacional de Olivareros de España viene prestando su atención a la promoción y divulgación de las cualidades del aceite de oliva. Ya nuestra Asociación, en nuestras III Jornadas sobre el Patrimonio de Marchena dedicadas al olivo y al aceite en 2017, llevamos a cabo una Exposición sobre el Olivo y el Aceite, precisamente, en un Molino tradicional y actualmente estamos preparando la publicación de las actas de esas Jornadas en las que contamos con una ponencia llevada a cabo por don Fernando Martínez Román, especialista I+D+I en la Almazara Experimental dentro de la Unidad de Procesos Industriales y Medio Ambiente y jefe del panel sensorial de aceites del Instituto de la Grasa de Sevilla", reza la carta de Acupamar a Patrimonio Comunal Olivarero.


La desmantelación del edificio donde estaba todo el sistema tecnológico que formaba parte de aquella Almazara Experimental, una vez que el guarda del recinto se ha jubilado y ha dejado de ocupar la casa, ha llevado a Acupamar, viendo que se han perdido numerosos elementos de la infraestructura, pileta de decantación, pero que la maquinaria permanece, a reivindicar que la maquinaria, que sigue presente en el lugar, se quede en Marchena:  "En este sentido queremos señalar que, en Marchena, tenemos la pretensión de crear un Museo Etnográfico del que deberían poder formar parte todo este conjunto de la tecnología tradicional, que fue innovadora para su época", afirma la asociación en defensa del patrimonio, que apela "a la sensibilidad de los miembros de esa Fundación para que se quede en nuestro pueblo todo lo que formó parte de esa Almazara Experimental”.

 

Respecto a la almazara, destaca Acupamar que tiene piedras de molino de interesante valor y que la forma de extraer el aceite con la que funcionaba la maquinaria, de origen francés y avanzada en la época de los años 60, era diferente y moderna. El cierre de muchos antiguos molinos y la apertura de la cooperativa agrícola, hicieron que después de unos años la antigua almazara cesara en su labor, aunque todos sus elementos habían permanecido hasta ayer.

 

De este modo, Acupamar reivindica que la maquinaria en su conjunto, amén de elementos que se pudieran recuperar, formen parte de manera estructurada del futuro Museo Etnográfico, de manera que la petición de la asociación patrimonial marchenera se fundamenta en la exposición íntegra y conjunta de este patrimonio y no en que sus elementos por separados sean expuestos en distintas zonas, método este último que ha propuesto la alcaldesa.

 

La Fundación Patrimonio Comunal Olivarero dispone de 11 Centros de Almacenamiento, con una capacidad que ronda las 350.000 toneladas, repartidas en 6 provincias olivareras de 3 Comunidades Autónomas, uno de ellos en Marchena (el único en la provincia de Sevilla), junto a la antigua almazara, donde se pueden ver los modernos bidones. Por su capacidad, ubicación estratégica en las principales zonas productoras, larga experiencia en materia de almacenamiento, iniciada en 1948; los volúmenes de aceites almacenados de las distintas categorías y calidades; la absoluta normalidad en las operaciones realizadas en toda su trayectoria, la FPCO es el primer almacenista de aceite de oliva del mundo. Dispone de 767 depósitos bajo cubierta con capacidades de 10 a 90 toneladas y 520 tanques exteriores de 130 a 5.000 toneladas. 

 

La Fundación Patrimonio Comunal Olivarero incentiva  investigaciones sobre mejora de la producción olivarera y del aceite de oliva; sobre cualidades de dicho aceite para la alimentación y salud humana y también para aquellos dedicados al descubrimiento de nuevos usos y utilidades terapéuticas del aceite de oliva y de los subproductos del olivar, además de contribuir a la promoción y divulgación de las cualidades del aceite de oliva en el mercado interior y exterior, colaborar en la edición de libros, revistas y publicaciones especializadas de utilidad, fomento y promoción del sector olivarero, crear, fomentar y conceder ayudas, becas y premios destinados a fines de formación, promoción, estudio e investigación del sector olivarero, fomentar la adopción de medidas de sostenibilidad ambiental en el sector oleícola y olivarero y hacer propuestas a la Administración pública para propiciar la rentabilidad del sector oleícola y olivarero.