Urbanismo

 

derribo redi

 

En la mañana de hoy martes 9 de julio se ha procedido al derribo del célebre y emblemático bar Pololo, concretamente de la estructura metálica acristalada, puesto que el primitivo kiosco de ladrillos se respetará dentro de la rehabilitación de la Plaza Alvarado prevista por el Ayuntamiento de Marchena, según se dio cuenta en Pleno ordinario celebrado el pasado mes de octubre, en el que se aprobó la moción de recuperación de oficio de la Plaza Padre Alvarado con los votos a favor de Grupo Socialista, Unidos por Marchena y Vox y la abstención de IU.

 



La concesión del Pololo se produjo en 1969 a Antonio Jiménez para su uso con Kiosco con destino a bar por un plazo de 30 años que expiró en 1999, si bien hasta hace pocos ha desarrollado su actividad en la Plaza que hoy todos conocemos por su nombre. En el referido Pleno, el portavoz de Vox, José Carlos Delgado, propuso que la caseta de ladrillos se destine a uso de punto de información turística  y que de alguna manera en el lugar pueda seguir habiendo destinado un espacio para tomar cervezas al sol de invierno, mientras que el portavoz de Unidos por Marchena, Andrés Mateo, valoró que un parque infantil en la zona no sería mala opción y que se recupere la antigua fuente de la Plaza del Pololo. El portavoz de Izquierda Unida, Francisco Rey, fue más allá, manifestó que el Pololo "es memoria histórica de Marchena" y señaló su contrariedad porque se le rinda pleitesía al Padre Alvarado, del que está contemplada su rehabilitación. Por último, la alcaldesa indicó, que si la familia está de acuerdo, se honrará la memoria de Antonio Jiménez con una placa en el originario quiosco Pololo.

 

pololo 2

(Imagen de archivo, con la escultura del Padre Alvarado en primer plano)

 

Hoy ha tenido lugar el derribo. Atrás quedaron más de 50 años de magníficas tertulias en la barra, presididas por la grandiosa fotografía del Mandato, e inolvidables momentos en la terraza, sobre todo en las apacibles noches de verano, mientras Kubala iba y venía con la bandeja cargada de cervezas bien fresquitas, a veces acompañadas de las tapas estrellas, calamares fritos, pajaritos de huerta y el jamón que con tanto mimo cortaba Antonio Jiménez "El Pololo", una persona afable y entrañable, gran sevillista, pero de trato exquisito con todos los colores.

 

antonio pololo redi

Clásica imagen de El Pololo cortando jamón. (Imagen cedida por su hija Pito del Facebook de Nicasio Sevillano)

 

pololo y campanal redi

El Pololo con el mítico jugador del Sevilla Marcelo Campanal. (Imagen cedida por su hija Pito del Facebook de Nicasio Sevillano)

 

 

 

pololo

(Imagen de archivo, con el kiosco de ladrillos en primer plano)

 

Durante más de medio siglo el Pololo ha sido santo y seña de nuestra localidad, gracias al esfuerzo de Antonio y su familia. Hoy queremos dar las gracias a una de sus hijas, Desamparados (Pito), por habernos atendido en estos momentos difíciles para ella, cuando el alma es incapaz de albergar tantos recuerdos. Al menos queda el primitivo kiosco de ladrillos, donde pequeños y mayores acudíamos después del cine a ver la pizarra donde el Pololo había anotado con tiza los resultados de los partidos y los signos de la quiniela. Era nuestro Internet, sin tarifas y sin wifi. Un abrazo para Antonio y Rosario, allá donde estén, y para toda su familia.