PC Asesores


Urbanismo

 aparcamiento alegria

 

El grupo político Marchena Cien por Cien ha presentado una moción a Pleno en la que plantea que el antiguo Cine de verano Alegría, situado en calle licenciado Manuel Calderón Oviedo, se utilice como parking de vehículos para desatascar el tráfico en el centro de Marchena. José López, su portavoz, propone esta solución en un plazo corto de tiempo y, con perspectiva a medio plazo, solicita al equipo de Gobierno que construya un parque subterráneo, bien en Plaza Alvarado o en Plaza de San Sebastián: "El problema de falta de aparcamiento nos acucia", manifiesta.

 

 


 

 

Marchena Cien por Cien, que se define como un partido "de centro progresista y municipalista" que "se centra en los problemas de Marchena exclusivamente y no en lanzar mensajes en nuestras redes sociales enfocados a campañas electorales regionales y nacionales como hacen la mayoría de los demás partidos", a juicio de José López, ha presentado una moción para que sea tratada en el Pleno Ordinario que se celebra este viernes en el Ayuntamiento de Marchena, a partir de las diez de la mañana.

 

"A medida que avanza el tiempo se hace urgente solucionar el problema de la falta de aparcamiento, que nos acucia", expresa José López. El portavoz de Marchena Cien por Cien expone que para quienes viven lejos del centro y han de realizar cualquier gestión en esta zona del municipio, "es poco menos que imposoible encontrar aparcamiento", mientras que los vecinos de la zona céntrica, "que pagan sus impuestos de IBI y tracción mecánica, ven cómo también es muy difícil encontrar sitio libre cerca de sus casas".

 

Para Marchena Cien por Cien, la solución a corto plazo pasa por habilitar las dependencias del antiguo cine Alegría para uso de aparcamiento. En este sentido, José López, afirma que existe la posibilidad de llegar a acuerdos con el propietario y darle viabilidad a ese espacio en el que, aproximadamente, "habría cabida para 50 coches en una sola planta, sin contar que puedan habilitarse una planta alta y otra subterránea".

 

El modelo de gestión que propone para el párking sería la imposición de precios por parte del Ayuntamiento similares a los de la zona azul y que, en resumen, la familia propietaria obtuviera unos beneficios moderados a la vez que realiza un servicio al pueblo. "El Ayuntamiento debe hacer un esfuerzo para llevar a cabo esta iniciativa", manifiesta José López.

 

El representante de Marchena Cien por Cien, en vistas de que aumentan las calles de plataforma única y que existe previsión de que la calle Antonia Díaz se peatonalice, propone una segunda solución, ésta más a medio plazo, para completar integralmente su moción solicitando aparcamientos y que pasa porque el Ayuntamiento construya un párking subterráneo. Los lugares que plantea son la Plaza Alvarado o la Plazuela de San Sebastián. El párking subterráneo sería gestionado por una empresa privada, pero supervisado por el Ayuntamiento, e igualmente se impondrían precios similares a los de la zona azul.

 

Por último, José López, señala la "falta de previsión" del equipo de Gobierno cuando ha realizado estas actuaciones de plataformas únicas, peatonalización y ampliación de zonas amarillas por distintos motivos, ya que "no han pensado en ofrecer alternativas y han acrecentado el problema de falta de aparcamientos".

 

Por otra parte, otra moción presentada por Marchena Cien por Cien y que ha sido incluida en el Orden del Día del Pleno del viernes, solicita la puesta en valor del yacimiento arqueológico del Lavadero, más de seis años después de ser tapado, justo tras la actuación arqueológica llevada a cabo en verano de 2015.