Clínica Dental Madre de Dios
Muebles Leonés

Urbanismo

Los cuatro portavoces de los grupos políticos del Ayuntamiento de Marchena y el alcalde de nuestra localidad, Juan Rodríguez Aguilera, han ofrecido hace unos minutos una rueda de prensa en la que han hecho oficial la desconvocatoria de la manifestación del jueves por la reunión inminente con el consejero de Cultura, Paulino Plata, que podría ser incluso el martes, según ha anunciado el alcalde. El portavoz del Grupo Andalucista, Manuel Ponce, ha señalado que en dicho reunión "se pedirá una compensación por los daños y que la Junta haga una evaluación y cuantificación" de los mismos.

 


 

El alcalde ha explicado que la reunión se producirá el martes de la próxima semana si no hay problemas de agenda o a lo sumo en cualquier día de la próxima semana, según ha declarado en la rueda de prensa, en la que ha comunicado que una vez que recibió la llamada del delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, con la información de que la Consejería quería agilizar la solución del conflicto, él mismo exigió que se hiciera a través de una reunión con “las máximas instancias de la Consejería de Cultura, ya que los plazos no se pueden hacer esperar más y la solución hay que buscarla”, afirmó el alcalde.


Rodríguez Aguilera resaltó la “complejidad” que ha implicado desconvocar la manifestación convocada para el jueves a las 20:30 horas, ya que había “muchos afectados que querían mostrar su negativa y ya estaban informados” de la convocatoria, por lo que pidió a la Junta de Andalucía que “valore el gran esfuerzo” realizado para desconvocarla ante “esta muestra de diálogo” por parte de la Consejería de Cultura en un asunto en el que “nosotros nunca hemos escatimado esfuerzos para resolverlo”, que en caso de que en esa reunión no se produjeran avances harían que la suspensión de la manifestación quede en un “impasse”.


Respecto a la citada reunión, el alcalde va a solicitar, dentro de las complejidades que encierre la negociación, que “se devuelvan de manera inmediata las competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Marchena y que podamos actuar en nuestras normas subsidiarias, si hay que modificar algunas se modificarán” para adaptarse a algunas de las exigencias de la ampliación del conjunto histórico.


Por su parte, el portavoz del grupo Municipal de IU, Francisco Rey, se mostró conforme con que “lo adecuado es que la convocatoria se quede en stand by, lo que no quiere decir que vayamos a renunciar a la lucha, pero en estos casos si se llega a un pleito judicial sería difícil y complicado resolver” la situación de ampliación del conjunto histórico, manifestó Rey, que valoró que en las instituciones “cuando cambian las personas pueden cambiar los criterios”, y así lo confío para este caso en relación al nuevo consejero Paulino Plata.


El portavoz del Grupo Popular, Jorge Vega, concluyó que “empieza a haber un poco de luz y a imponerse la cordura en las cabezas pensantes de la Junta de Andalucía, que son las que nos han llevado a este conflicto de graves consecuencias en el deterioro de la economía del municipio, en cifras de desempleo y en la actividad económica”.


No obstante, aseguró quedarse con “lo positivo”, en cuanto a que se abre “una vía desde la inteligencia de las personas para evitar conflictos con el Ayuntamiento de Marchena, una vía que se abre porque nunca hemos bajado la guardia y le hemos dado a este asunto todo el interés que tiene para el pueblo de Marchena y se ha sabido afrontar”.


Respecto a la citada reunión con el consejero para la próxima semana, Vega declaró que la citada devolución de competencias permitiría “desarrollar nuestra gran herramienta de desarrollo del futuro que es el PGOU y se encuentra ahora mismo paralizado por la indefensión en la que nos encontramos; estaremos abiertos a ampliar determinadas zonas de respeto a través de modificar algunas normas subsidarias, pero ya el propio PGOU da lógica respuesta al cuidado de nuestro patrimonio histórico”.


Asimismo, Vega agradeció la unidad de todas las fuerzas políticas, asegurando que “si se tuercen otra vez las cosas, se volverá al camino de emprender la confrontación pura y dura o el camino judicial, que eran las únicas vías que se nos habían dejado hasta el momento”.


El portavoz del Grupo Socialista, Juan Antonio Zambrano, declaró que “la vía del diálogo siempre hemos dicho que es preferible a la confrontación y que ahora se ha abierto producto de un cambio” en referencia al del consejero, del que destacó su experiencia política (ha sido Consejero de Agricultura y Pesca y Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía entre 1994 y 2007): “Yo he trabajado en turismo dos años con él y por lo que lo conozco es una persona muy cercana y muy próxima, que además ha sido alcalde de Antequera 8 años y todo eso nos va a venir muy bien”, resaltando por último también “la unidad de todas las fuerzas políticas, que ha hecho ver a la Junta de Andalucía que esto es un tema de interés general”.


El portavoz del grupo Municipal Andalucista, Manuel Ponce, realizó unas declaraciones más prudentes en las que dijo que la situación del caso ahora mismo es de “incógnita, ya que no sabemos en los términos en los que van a negociar, hay que tomar cautela a la hora de sentarnos ya que va a ser difícil que vayan a acceder a todo lo que han planteado durante un año y medio”.


Asimismo, informó de que el Ayuntamiento de Marchena solicitará “una evaluación de daños y cuantificar o que se nos compense por esta decisión desequilibrada y nefasta también desde el punto de vista económico”, por lo que no descarta que la evaluación sea económica en cuestión de aportaciones para cualquier ámbito de desarrollo en Marchena o que se plantee a través de la restauración de algunas de las iglesias sobre las que pesa un estado de claro deterioro, como San Agustín o Santa María, concluyendo que espera que este caso sirva para que “no se sigan tomando decisiones unilateralmente sin contar con los políticos, técnicos y arquitectos”.

 

Suscríbete al canal de Youtube