Sociedad

El vino fino no podía faltar en Marchena de Novias. Un venenciador vestido para la ocasión con traje típico andaluz, sirvió a los presentes copas de este vino que siempre entra fresquito la mar de bien, porque en la Sala de Cultura aprieta el calor de lo lindo, y de esta forma materializar una estampa típica en el stand de Cátering El Pinar. Pudimos ver otras curiosidades a lo largo de los stands del Congreso Comarcal del sector de las Bodas.


La figura del venenciador, que se va haciendo habitual en las recepciones de bodas de Cátering El Pinar y que conjuga a la perfección esa indisolubilidad entre fiestas, ferias, tradición y bodas que se da en Andalucía, sirvió un magnífico Tío Pepe a todos los que pasaron por el stand del catering El Pinar, que como ya saben ofrece variado tipo de servicios más allá del banquete nupcial: "Menos el novio y la novia, nosotros lo ponemos todo", indicó Pepe Martín: "Cuidamos especialmente el servicio con todo detalle, además de la cantidad y la calidad", manifestó. Pueden contar con más información en la web http://www.cateringelpinar.com/

Además del catering El Pinar, el restaurante Rey también ha querido estar presente en Marchena de Novias para mostrar su oferta al público y cuenta con un stand en esta feria comarcal de la Boda.

Como no, las demostraciones de coches para boda son frecuentes en ferias como éstas, donde se pueden ver ejemplares de vehículos de la década de los 50 que causan la atracción del público.