Sociedad

Los alumnos de los colegios públicos e IES de Marchena han aportado prácticamente en cuatro-cinco días lectivos una cantidad de 6.129,04 euros, a falta de lo recaudado en el López de Arenas, lo que podría elevar la cifra a unos 7.500 euros, con objeto de ayudar a los damnificados por el terremoto de Haití. Los directores y representantes de los centros han destacado el esfuerzo de familias en crisis por aportar cantidades considerables, la aceptación de esta recaudación incluso por parte de gente que ya ha colaborado por otras vías, y la adhesión del pueblo de Marchena al sentimiento de dolor y sufrimiento del pueblo de Haití. La Cruz Roja garantiza la llegada del dinero al Programa de Emergencia.


Esta mañana se han reunido  en el CEIP Nuestro Padre Jesús Nazareno, el director de este centro, Eduardo Ternero, el de Padre Marchena, Francisco Cortés Páez, y los de Ángeles Cuesta y Juan XXIII, Joaquín y Miguel Montes, además de la Orientadora del Isidro de Arcenegui, el presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja, Raúl Luque, y trabajadores y voluntarios de dicha Asamblea, que a través del ingreso de los 6.129 euros en la cuenta de Cajasol en Marchena, harán llegar este dinero a ayudar a Haití, donde el coordinador provincial de Cooperación Internacional, José Caravallo, informó ya la semana pasada en su visita a Marchena que las tareas de Cruz Roja Española se están centrando en la recuperación de infraestructuras, logística y redes de saneamiento, dentro de todo el operativo internacional.

La recogida se ha organizado in extremis en los colegios, que dada la gravedad y consecuencias trágicas del terremoto, han incorporado la acción dentro del programa Espacio de Paz, mediante el que durante todo el año realizan acciones en pro de la convivencia, la paz y la tolerancia, según ha explicado el director de Juan XXIII, Miguel Montes.

El director del colegio Padre Jesús, Eduardo Ternero, ha destacado que "nos hemo llevado gratas sorpresas, pues familias que lo están pasando regular han entregado sobres de 50 euros", lo cual ha elogiado y agradecido el director de este colegio y casos que dan pie a pensar que el impacto del terremoto ha sido muy fuerte y que la solidaridad es fuerte también en estos sectores que en teoría tienen menos posibilidades de colaboración.

El director del colegio Padre Marchena, Francisco Cortés Paez, ha valorado la "aceptación muy importante" de esta campaña de recaudación e incluso la rapidez con la que se ha recogido todo ese dinero, ya que al comienzo de la semana pasada Cruz Roja y los centros contactaron, a mitad de semana se informó del propósito de la campaña mediante documento escrito y ya posteriormente comenzó la propia recogida.

"Gracias a los escolares, a sus padres, a sus familias y a todo el pueblo de Marchena", ha exclamado Eduardo Ternero muy satisfecho del interés y el compromiso mostrado por todos, que se han involucrado en muy buena medida en esta campaña, que haciendo las cuentas si se hubiera realizado y hubiera tenido el mismo resultado en todos los colegios de España, hubiera alcanzado los "12 millones de euros" de recaudación.

Incluso han existido aportaciones con carácter simbólico en algunos casos: "Hasta sobres de 1 céntimo" hemos recogido, señaló el director de Ángeles Cuesta, Joaquín Montes, como ejemplo de que quienes han colaborado por otras vías, han querido dejar su granito de arena.

Es conocido por todos que se han dado casos de ONGs como Intervida, que está siendo investigada por Garzón desde hace 11 meses por desvío de fondos teóricamente destinados a ayudas a Perú, Guatemala y Bolivia, e incluso en el caso más reciente de Haití existen casos de cobros de comisiones en cuentas de ayuda al terremoto. Temas que han salido a debate en esta reunión para explicar posteriormente que la elección de Cruz Roja por ser "una institución centenaria, de carácter humanitario demostrado", ha afirmado el director de Nuestro Padre Jesús reflejando el sentir de toda la comunidad educativa, así como por "el carácter laico" de la Cruz Roja, ha añadido Francisco Cortés Páez.

El presidente de Cruz Roja Marchena, Raúl Luque, ha manifestado "nuestro agradecimiento por la rapidez en que lo han hecho y su buena aportación a los padres, a los niños, a todos los responsables de los centros públicos de Marchena y a todo el pueblo en general", además de recordar que siguen abiertas las huchas por toda Marchena, multitud de vías que pone la Cruz Roja por internet y mensajes a móviles, y por supuesto, la cuenta de Cajasol, que es la siguiente:

2106-0009-24-1132009261

Los centros públicos de Marchena siguen trabajando en actividades dentro del programa Espacio de Paz, entre ellas la distribución de bicicletas para transporte escolar en el Pueblo Saharaui.