Sociedad

Los Reyes Magos de Marchena recibieron sus títulos honoríficos para 2010 en el coqueto salón de celebraciones del Restaurante Casa Manolo, donde cientos de marcheneros, entre ellos familiares, representantes de asociaciones y colectivos, partidos políticos y colaboradores de la Cabalgata, les dieron calor durante la cena, durante la que mostraron un gran sentido del humor recordando los momentos más inolvidables del día 5. López Ordóñez comenzó su discurso sonriente y con su particular forma de entender la vida, afirmando: "Perdonad, es que esta mañana me he levantado un poco parapléjico".


 

Estas palabras despertaron la ovación y el cariño de los asistentes a la cena en el restaurante Casa Manolo, salón de celebraciones del Polígono Industrial, donde después de los postres se vivieron los momentos más emotivos del evento en esta Cena de Reyes Magos. El deportista, Baltasar en la Cabalgata, agradeció el cariño y apoyo prestado por familiares y amigos.

Anteriormente, el rey Melchor, Antonio Álvarez Camacho, recordó haber estado "un ratito en el cielo", durante la visita a los conventos y los cánticos swahilis con los que disfrutaron en Santa María, si bien no olvidó que las monjas de San Andrés "están echando los papeles para canonizar a nuestro Cartero Real", Manuel Henares, que ha seguido la Cabalgata desde primera fila y que fue también mencionado por el alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, en agradecimiento por recibir a "miles de niños" durante las Navidades. Álvarez Camacho también señaló, entre risas del personal, la anécdota que surgió en forma de quedarse encerrado en el torno de forma increíble, como le sucedió a uno de los asistentes a los actos oficiales de la mañana.

Para finalizar su discurso, Su Majestad Melchor valoró las guirnaldas, luces, nacimientos, balcones con la imagen del Niño Dios por su valor tradicional, indicando que "está muy bien, porque si nosotros no hacemos que nazca Dios, que nazca el hijo de Dios, permítanme, nos quedamos sin Semana Santa".

Su Majestad Gaspar, Gustavo Berdugo Rodríguez, explicó que "los Reyes le pedimos a Dios que escampara un rato", circunstancia ésta que fue recordada en su discurso por el alcalde de Marchena: "Vaya mesecito que llevábamos, un mes y pico metidos en nuestras casas, las nubes que siempre descargaban, pero al final la climatología nos permitió ver esas magníficas carrozas que monta Manolo y todo su equipo", para hacer el agradecimiento extensivo a servicios municipales, y distintas delegaciones como las de Medios de Comunicación "por difundir el evento en los medios", dijo señalando la cámara de RTV Marchena.

El acto final se cerró con la entrega a sus Majestades de los correspondientes títulos honoríficos y unos dvd y con ramos de flores a las señoras de los Reyes Magos, Patrito, Josefa y Carmen, para que sus Majestades igualmente obsequiaran con ramos de flores a las señoras del alcalde, del concejal de Festejos, José Antonio Fernández, y del de Cultura, Antonio Calle.

En las filas más cercanas a los Reyes Magos, estuvieron presentes en su misma mesa el alcalde y el concejal de Festejos, a un lado algunos concejales como el de Educación, Juventud y Deportes, Mariano González, el de Participación Ciudadana, José Zapico, el de Cultura, Antonio Calle, la de Asuntos Sociales, Carmen Baco, y el ex concejal de Festejos, José Miguel Vega Lora. Por otro lado, representando a la oposición política, estuvieron presentes los portavoces de Izquierda Unida, Francisco Rey, y de PSOE, Juan Antonio Zambrano y el concejal socialista Enrique Martín Romero, además del señor Buendía en otra mesa a titulo particular.

En otra de las mesas coincidieron el padre Javier Tomás Gago, de San Miguel, junto al titular de San Sebastián, el presentador del acto y el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Marchena, Francisco Duarte. Tampoco quisieron perderse el acto representantes de la hermandad de la Soledad y presidente del Llamador, Francisco Rodríguez.

También pudimos ver al señor Segovia, de la hermandad de San Isidro, a Andrés Ledesma, presidente de la barriada de la Alameda, junto a varios vecinos más, e igualmente a representantes de la asociación de San Miguel como Antonio Gavira o Manuel Carmona, de la barriada de Andalucía, entre otros.

Asimismo, representantes de los empleados municipales y algunos de los propios trabajadores, no se quisieron perder el acto.