Sociedad

El Concurso de Palomos Marcheneros organizado por la Sociedad de Colombicultura, Niño de Marchena, ya tiene enjuiciamiento decidido. El campeón ha sido un palomo marchenero de tono verde y negro propiedad de Paco Lora, de Fuentes de Andalucía. En pichones, ha ganado un ejemplar del marchenero Mario Burguillos. Marchena se confirma como pueblo de gran tirón con la participación de 46 palomos y pichones, quince más que el año pasado. El sábado y el domingo pueden ver las aves expuestas en el colegio de Olmedo y el domingo, la firma del convenio con el Comité Andaluz de Agricultura y Ganadería Ecológica para la promoción y preservación de la especie.


Ha sido impresionante la igualdad y la calidad reinante en el concurso, vigésimo que organiza la Asociación de Colombicultura y primero dedicado al palomo marchenero en exclusiva como reconocimiento a la categoría mundial de su raza.  Se han visto desde esta tarde muchas personas pasar por el lugar para debatir sobre los ejemplares expuestos, muchos de ellos con rostros de satisfacción y grata sorpresa por la calidad de palomas y pichones, procedentes de criadores de Marchena, Carmona y Fuentes de Andalucía.

El palomo marchenero de buche pronunciado, que se acurruca como una pequeña bola y con unas tonalidades verdes y negras, como la del ganador, grises, o blancas, según el caso, se ha visto esta tarde y podrán ir a visitarlo en sábado de 11:00 a 15:00 horas y de 19:00 a 22:00 horas, así como el domingo en horario de mañana con la entrega de premios fijada a las 12:30 horas y donde se firmará el convenio con el Comité Andaluz de Agricultura y Ganadería Ecológicas que preside el marchenero Francisco Casero.

Esa calidad que ha propiciado puntuaciones que han estado en un auténtico pañuelo, quedándose unos seis ejemplares muy cerca del segundo y tercer puesto, dicen los entendidos en la materia que es fruto del intercambio que se da entre los criadores marcheneros, a lo que se suma el excelso cuidado en cada detalle que le dispensan a estos animales.

El ganador es un palomo marchenero propiedad de Paco Lora, de Fuentes de Andalucía, con 84 puntos (sobre la valoración de 100 como máximo que realiza el juez de la Federación Andaluza) y un precioso palomo verde y negro con ojazos naranjas.

En segundo lugar ha quedado clasificado el marchenero Manuel Rodríguez Raya, con un palomo de gris claro y suave plumaje que ha obtenido 83 puntos, y en el tercero Enrique Martín Romero, con un ejemplar de pintas blancas con el que ha logrado una puntuación de 82.

En cuanto a la categoría de pichones, los tres primeros clasificados han sido marcheneros, el campeón, un magnífico pichón con tonos verdes, negros, grises y blancos, parecido al ganador de palomo, aunque algo más claro en la albardilla, ha sido el de Mario Burguillos, con 83 puntos, seguidos de dos ejemplares de tonos grises claro del propio Mario, con 82 puntos, y de José Moreno, también marchenero, con 81 puntos.

Les exponemos a continuación una serie de fotografías de los palomos expuestos en concurso, captada por los buenos aficionados del Palomo Marchenero: