Sociedad

El portavoz de sus Majestades los Reyes Magos, encarnado en la figura de Rafael López Ordóñez, dedicó unas breves palabras al público congregado a las 22:35 horas en la Plaza del Ayuntamiento antes de lanzar los últimos caramelos: "Ha sido un día muy especial, pedimos amor, salud, trabajo y felicidad para este año. Un abrazo". Anteriormente, el Rey Gaspar, encarnado por Gustavo Rodríguez Berdugo, más conocido como Ochavo, declaró que la Cabalgata había sido "el no va a más", después de entrar al Ayuntamiento bajo el pasillo de honor que le hizo su banda, la de la Borriquita, y con el toque de su hijo, ayer paje de la carroza. Para el Rey Melchor, simbolizado en la persona de Antonio Álvarez Camaho, fue un día de inmensa alegría y reencuentros.


A la llegada al Ayuntamiento al final del recorrido, donde les esperaban las autoridades municipales y la Reina de las Fiestas, Marta Jiménez, el rey Melchor destacó el significado de la visita a San Andrés por la vinculacion de su padre a las hermanas y agradeció a las monjas de ambos conventos su "acogida y cariño", para destacar que "la visita a la residencia de ancianos ha sido algo absolutamente diferente, a la vez bonita y dramática, porque a veces quieres darles la mano, darles esperanza y mirarles a los ojos, pero es muy difícil que algunas personas puedan recibir el cariño que le tratas de dar".

Del recorrido destacó "la cantidad de gente que ha habido por todos sitios, la entrada a Madre de Dios es espectacular, el Pasaje, la Calle San Pedro...", además de que para él, la Cabalgata ha supuesto "una gran ocasión de encuentro familiar", acompañado por sus nietos y viendo a sus hijos. Por último, quiso "agradecer su esfuerzo a todos los que de alguna manera han participado y trabajado en la organización de la cabalgata".

Por su parte, Ochavo, al que los componentes de la banda abrieron pasillo para entrar en las escalinatas del Ayuntamiento mientras su hijo bajaba de la carroza a tocar en su querida banda de Nuestra Señora de la Palma, llegó a la sede del Ayuntamiento destacando lo "maravilloso" que había sido el recorrido, "el no va a más", dijo, prosiguiendo que "ese cantillo Madre de Dios tiene tela..., también ha habido mucha gente en la calle de Las Torres, no me lo esperaba".

"Esto es una vez en la vida, aunque si otra vez me tocara iría con menos gente en la carroza, eso ha sido demasiado", manifestó, para concluir hablando sobre los actos de la mañana y primera hora de la tarde destacando que la visita a los conventos ha sido "muy bonita, las monjas de Santa María cantaron muy bien", mientras que en la residencia de ancianos "ha sido un poco lastimoso que hay criaturas que no pueden hablar, te salen lagrimones como puños".

Los últimos cientos de rezagados aprovecharon para coger los últimos caramelos de la noche que lanzaron los pajes y Reyes Magos a la Plaza del Ayuntamiento, finalizando a las 22:45 horas oficialmente la Cabalgata de Reyes 2010.