Sociedad

El Coro de campanilleros del Manchón protagonizó un concierto de villancico al aire libre en la Plaza de las Siete Reueltas, agasajado por incondicionales vecinos que les animaron y ofrecieron productos típicos navideños entre actuación y actuación para prolongar los cánticos. Una pena que la lluvia insistiera con fuerza y que sobre las 23.10 horas se cortara el espectáculo por las inclemencias meteorológicas y no se pudiera completar el encuentro con otros coros de campanilleros que tenían prevista su asistencia.


Ataviados con sus chaquetas y gorras negras, los campanilleros departieron con los vecinos de las 7 Revueltas, con quienes habían organizado el I Encuentro de Campanilleros de Marchena, al que, debido a la fortísima lluvia y viento, La Fragua y La Jumoza no pudieron incorporarse. Aún así, tuvo que tornar de fuerte a monumental la tromba de agua para impedir que prosiguieran cantando villancicos estos valientes campanilleros.

No tuvieron miramientos en mojarse entre las 22:00 y las 23:10 horas, junto a los incondicionales vecinos de la zona que disfrutaron del ambiente navideño en esta recortada plaza de la intimidad y el silencio del barrio de San Juan, en el que resonaron con elegancia los ecos de los campanilleros del Manchón.

Cantaron a los pastores, al Niño Dios, a los Reyes Magos...pero, a pesar del anís, roscos de vino, y mantecados que los vecinos les ofrecieron gentilmente para animarlos, la fuerza de la lluvia fue cruenta e impidió que siguieran con su actuación.

Una pena, pues, con este encuentro se pretendía recuperar la vieja tradición de hogueras en medio de la plaza alrededor de las cuales todos cantaban y los niños jugaban, y que un grupo de marcheneros tomando como referencia el recuerdo de la Plaza Ducal de los 60, intentaron recuperar, y en parte lo hicieron ayer, pero, por motivos de la lluvia, que ya impidió esta celebración el día 23, la cosa se tuvo que quedar algo deslucida y recortada de tiempo...aunque luego cuenta la leyenda navideña que se encontraron con los campanilleros de la Jumoza y tocaron y cantaron bajo los arcos del Ayuntamiento ¡Feliz año 2010 a todos los campanilleros de ambos coros por su valentía y devoción navideña!