Sociedad

Las lluvias siguen protagonizando escenas rocambolecas en el paisaje marchenero. El pasado miércoles 23 de diciembre, un camión que transportaba material, quedó atascado entre parte de la estrecha calzada y del campo en el centro del camino que va desde la carretera del Camino del Loro hasta la central fotovoltaica, debido a la enorme cantidad de barro acumulada y los enormes hoyos que se han generado en el terreno.


El camión ha permanecido 5 días parados debido a que hasta el jueves 24 no acudió una grúa que sólo pudo desplazarlo unos metros, aunque fue imposible sacarlo a causa del fango acumulado en las ruedas y bajos del camión y la zona "pantanosa" donde quedó estancado. Al menos hasta ayer día 28 permanecía parado en medio del camino este camión, a causa del estado blando del piso, que ha provocado que los vehículos se hundan fácilmente, teniendo dificultades incluso un vehículo policial que se acercó por la zona.

Respecto a las incidencias conocidas que se dieron hace varias semanas en la central fotovoltaica, con la paliza a un guardia de seguridad, trabajadores del lugar nos han comunicado que el herido, natural de Camas, sigue en estado muy grave ingresado en un hospital de Sevilla y que las secuelas que le queden si sale con vida de la agresión que se consumó para un robo, pueden ser escalofriantes.