Sociedad

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Marchena, Manuel Ponce, ha informado de que a partir de hoy "no se admitirán residuos de construcción" en el punto limpio de nuestra localidad, que se encuentra cercano a las vías del tren al inicio de la carretera de Carmona. Ponce hace un llamamiento a los usuarios a "trasladarlos a la nueva planta de reciclaje" de la empresa Los Reginitos, a la vez que confirmó que el equipo de Gobierno estudia la implantación de un nuevo punto limpio móvil. El concejal ha alertado de "la suciedad e inseguridad" que se vive en el punto limpio.


El concejal andalucista explicó que "hay una gran acumulacíón de chatarras, mucha gente acude a llevárselas y se genera suciedad e incluso nos estamos viendo con problemas de seguridad ante esta situación. La nueva planta de reciclaje "precisamente se ha instalado para que allí vayan los residuos de construcción como ladrillos y morteros que nos encontramos a diario en el punto limpio", a la par que añadió que en parte de la población "no existe demasiada concienciación" para el buen uso del punto limpio.

El punto limpio, por cierto, cambiará horarios de aquí hasta final de septiembre "por reestructuraciones de personal en esta época de vacaciones". De lunes a viernes de 9.30 a 13.30 y de 17.00 a 19.00 horas, sábados de 9.30 a 14.00 horas y domingos de 9.30 a 12.00 horas, son los nuevos horarios, ha informado Ponce.

Con esta situación, el concejal ha confirmado que el Ayuntamiento "estudia ofrecer un servicio de punto limpio móvil", con un camión que se iría instalando de manera rotatoria en diferentes zonas del pueblo cada varios días para recoger todo tipo de residuos salvo los de la construcción; servicio que sería "complementario al punto limpio fijo", afirmó el concejal. Pilas, radios, carretes de impresoras, pinturas, aceites domésticos...objetos que normalmente no deben ir a una bolsa de la basura cotidiana y que son los que actualmente recoge el punto limpio salvo los de la construcción, que Ponce ha insistido en que se prohibirán tanto en el punto fijo como en el móvil cuando llegue a existir.