Sociedad

La Policía Local ha efectuado desde el 1 de noviembre una operación antidroga en la que ha levantado cinco actas por consumo de drogas de jóvenes, fundamentalmente marihuana, en los parques de la Alameda, Ciudad Jardín y Chateaudun. Los consumidores son marcheneros de entre 18 y 28 años. Además, se detectaron dos casos de tenencia de armas, uno de ellos, por parte de un marchenero que portaba una pistola de aire comprimido en un parque de nuestra localidad.


La realidad de la droga sigue presente en Marchena con fuerza, según se puede verificar a raíz de la última operación antidroga llevada a cabo por la Policía Local, que en un margen de apenas nueve días, ha levantado cinco actas por consumo de droga, mayoritariamente marihuana, localizando a los jóvenes consumidores en los reseñados parques marcheneros, consumidores todos ellos de Marchena y entre 18 y 28 años, según ha informado la Policía Local.


Es un número de casos ciertamente significativo por cuanto la dificultad de detectar a los consumidores en un pueblo de nuestras características, ya que éstos identifican la presencia policial incluso cuando van de paisanos, con lo que tienen tiempo para verlos venir y apartar de sus proximidades las drogas, lo que en definitiva da cuenta de que si ya de por sí el número de casos detectados es notable en sólo unos días, el consumo real puede llegar a ser preocupante calculando los casos que no se lleguen a descubrir.


Dicho esto, la Policía Local ha identificado siempre en horario de tarde a estos consumidores, a plena luz del día, observando como suele ser habitual en ellos el empleo de aparatos picadores de las hojas para rayar la marihuana, aparatos fácilmente accesibles al público en los supermercados y establecimientos comerciales, y hacerse en definitiva los 'porros' con esta droga que, aunque denominada 'blanda', podemos observar nada más por su fragancia, además de por sus efectos, que coloca.


La Policía Local continúa investigando la procedencia de esta droga y de la droga en general que se consume en Marchena, ya que todos los denunciados manifestaron en este caso, como suele ser habitual, que la portaban para consumo propio sin aclarar lógicamente de donde procedía, de ahí que cuando se observan estos casos se deduzca la dificultad para las fuerzas del orden público, sobre todo a nivel local, de detecar posibles casos de contrabando o venta de droga.

Las denuncias se han enviado a la subdelegación del Gobierno y las muestras de droga, entre las que también se encuentra incautado un trozo de hachís que apareció por el suelo cerca de los denunciados en una de las operaciones de la Policía Local,  serán analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología.


Armas


La Policía Local ha detectado dos casos de tenencia de armas en los parques de Marchena, si bien estas actuaciones son ajenas a la de consumo de drogas en los espacios públicos.


En el primer caso se trata de un cuchillo, pero en el segundo se le detectó a un marchenero nacido en 1982 una tenencia de una pistola de aire comprimido, según informa la Policía Local, que ya ha enviado el arma a la subdelegación del Gobierno.

imagen de archivo


El propietario de la pistola carecía de licencia de armas, e incluso si la hubiera tenido, este arma sólo se puede llevar encima en determinados supuestos muy especiales, entre los que no se encuentra el de estar en un parque ni vía pública en posesión de la misma, según nos indicó la Policía Local.