Sociedad

El Consejo de Hermandades y Cofradías de Marchena se ha sumado a la petición de rezo y oración que realizó la semana pasada el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, que calificó días atrás el aborto de "crimen abominable" ante el Congreso de la Federación Internacional de Profesionales del Aborto y la Anticoncepción, que se celebrará este fin de semana en Sevilla. El 23 en la parroquia de San Sebastián, coincidiendo con esa fecha, los marcheneros están invitados a una Vigilia de Oración por la Vida.


Ya desde que se conoció la celebración del Congreso de los Profesionales del Aborto y la Concepción, que estudiarán en conferencias y talleres la aplicación de técnicas para mejorar la calidad y el acompañamiento en el aborto, aspectos de la actualidad en materia legal, profundización en métodos anticonceptivos y prevención, entre otros asuntos, el Obispo de Sevilla, Juan José Asenjo, llamó a la movilización mediante el rezo y la oración ante lo que consideró "un crimen abominable".

El Obispo, que tachó de "inmoralidad, mal objetivo" o "regresión" al aborto, además de poner en entredicho su validez moral a pesar de ser legal y la moral de los propios profesionales que lo ejecutan, llamó a las congregaciones religiosas, movimientos apostólicos, familias y hermandades a practicar actos de oración especiales.

Cumplida cuenta de ello tendrá lugar en Marchena con la celebración de una Vigilia de Oración por la Vida, el 23 de octubre, coincidiendo con la reunión de los profesionales del aborto y la anticoncepción, en la Iglesia de San Sebastián, a partir de las 20:30 horas, según informa el Consejo de Hermandades y Cofradías en un comunicado.

En el citado texto indica que "el Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Villa de Marchena ha decidido en Asamblea General del pasado 14 de octubre suprimir la Solemne Apertura del Curso Cofrade 2010-2011, y en su lugar, celebrar una Vigilia de Oración por la Vida". 

"Rogamos a todos los cofrades y fieles en general, asistan a este acto y se unan a las oraciones de la Iglesia, defensora de la vida humana desde su concepción hasta su ocaso natural", concluye el llamamiento del Consejo de Hermandades de Marchena.