Sociedad

portada israel

 

CONTENIDO PROMOCIONADO. Cuando se está en una situación difícil a consecuencia de unas deudas que no se pueden pagar existe la posibilidad de dejarlas atrás y empezar de cero. Con esa finalidad se aprobó el procedimiento regulado en la Ley de Segunda Oportunidad y del que nos habla en esta entrevista Israel Bellido, abogado especializado en procedimientos concursales y de Segunda Oportunidad con sede en Marchena.Forma parte del equipo de abogados colaboradores de Libertad Sin Deudas, expertos en la Ley de Segunda Oportunidad,donde proporcionan asesoramiento y representación legal a nivel nacional para que personas físicas, tanto autónomos como particulares, accedan al perdón de sus deudas.   Su compromiso es ayudar a sus clientes a obtener una nueva oportunidad financiera, liberándolos de las cargas económicas que obstaculizan las posibilidades de un nuevo comienzo. Puedes contactar con ellos a través de su web https://libertadsindeudas.com o en el teléfono 622 83 50 42 (también por WhatsApp).

 



La Ley de Segunda Oportunidad se aprobó hace casi una década. ¿Crees que los ciudadanos en general conocen este recurso?


Aunque la Ley de Segunda Oportunidad fue aprobada hace casi una década, lamentablemente, la conciencia general sobre este recurso sigue siendo limitada en la población. La falta de difusión y el desconocimiento de los ciudadanos acerca de los detalles de esta normativa han contribuido a que la mayoría de las personas no estén al tanto de sus posibilidades para acogerse a ella.
Incluso entre aquellos que tienen conocimiento de la existencia de la Ley de Segunda Oportunidad, persiste un escepticismo significativo. Muchos consideran inverosímil la idea de poder exonerar deudas y reiniciar financieramente sus vidas. Es crucial un buen asesoramiento para eliminar malentendidos y fomentar una comprensión más profunda de la ley, subrayando así su función esencial como un recurso legítimo para quienes enfrentan dificultades financieras importantes.


Cuando hablamos de cancelar las deudas, ¿de qué tipo de deudas estamos hablando?


Las deudas que no se pueden exonerar mediante la Ley de Segunda Oportunidad son aquellas que involucran:


1. Deudas por daños personales, indemnizaciones por accidentes laborales y enfermedades profesionales.
2. Deudas derivadas de responsabilidad civil por delitos.
3. Deudas alimenticias.
4. Salarios correspondientes a los últimos sesenta días de trabajo antes de la declaración de concurso, hasta un límite triple del salario mínimo interprofesional.
5. Deudas de créditos de Derecho público, aunque las gestionadas por la Agencia Estatal de Administración Tributaria pueden exonerarse hasta diez mil euros por deudor. Lo mismo se aplica para deudas por créditos en seguridad social.
6. Deudas por multas penales y sanciones administrativas muy graves.
7. Deudas por costas y gastos judiciales relacionados con la solicitud de exoneración.
8. Deudas con garantía real, dentro de los límites establecidos por la ley.

 

¿Qué requisitos debe cumplir una persona para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?


1. Deudor de Buena Fe:


La buena fe del deudor es un requisito fundamental para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad. Este principio implica un comportamiento honesto, leal y sincero en relación con las deudas y la interacción con los acreedores. Se espera que el deudor, en la medida de lo posible, haya intentado cumplir con sus obligaciones y buscar soluciones antes de acogerse a la ley. Proporcionar información veraz y precisa sobre su situación financiera es esencial.
2. Mínimo Dos Deudas:


Para beneficiarse de esta ley, se requiere que el deudor tenga deudas con al menos dos acreedores distintos. Estas deudas pueden ser contraídas con proveedores, entidades financieras, Hacienda, Seguridad Social, entre otros. Los acreedores pueden ser tanto particulares como entidades estatales.


3. Ausencia de Condenas o Sanciones Graves:
La persona interesada en acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad no debe haber sido condenada a prisión por ciertos delitos económicos, contra los derechos de los trabajadores o contra entidades públicas en los últimos 10 años. Además, no deben existir antecedentes de infracciones tributarias muy graves ni de responsabilidad como integrante de alguna sociedad.


4. Deudas Generadas de Buena Fe:


La buena fe del deudor también abarca la generación de las deudas, es decir, estas no deben haberse generado por actitudes temerarias o negligentes.


5. Carencia de Patrimonio Suficiente para Pagar:


La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada para quienes no tienen otras opciones viables para mejorar su situación económica. El sobreendeudamiento por sí solo no es motivo suficiente para acceder a esta ley. El deudor debe demostrar su insolvencia, evidenciando la falta de recursos para cumplir con sus acreedores.

 

La Ley de Segunda Oportunidad sirve para particulares y autónomos. ¿Cuál es el perfil medio de los clientes de Libertad Sin Deudas?

 

Libertad Sin Deudas es una empresa especializada en ayudar a personas físicas y autónomos a gestionar situaciones de insolvencia a través de la Ley de Segunda Oportunidad. El perfil medio de los clientes de esta empresa suele ser el siguiente:


1. Particulares con deudas significativas: Personas que han acumulado deudas considerables, ya sea por préstamos personales, hipotecas, tarjetas de crédito u otros compromisos financieros.


2. Autónomos en dificultades económicas: Emprendedores individuales que enfrentan problemas financieros debido a la falta de ingresos suficientes para hacer frente a sus obligaciones fiscales, préstamos comerciales u otros gastos relacionados con su actividad profesional.


3. Personas que han agotado otras opciones: Clientes que han intentado previamente negociar con sus acreedores o establecer acuerdos de pago, pero que no han logrado resolver su situación de insolvencia de manera satisfactoria.


4. Individuos en situación de estrés financiero y emocional: Muchos de los clientes de Libertad Sin Deudas pueden encontrarse bajo una considerable presión financiera y emocional debido a sus dificultades económicas, y buscan una solución legal que les permita comenzar de nuevo y liberarse de sus deudas.


En resumen, el perfil medio de los clientes de Libertad Sin Deudas son particulares y autónomos que se encuentran en situación de insolvencia y que buscan utilizar la Ley de Segunda Oportunidad como una herramienta para reestructurar sus finanzas y recuperar su estabilidad económica.

 

libertad2


¿A cuántas personas habéis ayudado a salir de la insolvencia en la provincia de Sevilla?


No solo hemos asistido a clientes de la provincia de Sevilla, sino también de toda Andalucía. En cuanto al rango de deuda de las personas a las que hemos ayudado a salir de la insolvencia, este oscila entre 20.000 € y 2.500.000 €. Nuestro equipo se ha dedicado a trabajar con individuos y autónomos que enfrentan deudas significativas dentro de este rango, brindando soluciones personalizadas y asesoramiento legal especializado para permitirles recuperar su estabilidad financiera y comenzar de nuevo.


Muchas personas piensan que tendrán que enfrentarse a un juicio, pero en realidad se trata de un procedimiento administrativo.


Es un malentendido común que el proceso relacionado con la Ley de Segunda Oportunidad involucre un juicio en los tribunales. En realidad, se trata de un procedimiento en el que el cliente no tiene que asistir a los juzgados. La mayoría de las gestiones y trámites se llevan de forma telemática, con la asistencia de abogados especializados en la materia.


Otro miedo habitual en caso de sobreendeudamiento es perder la vivienda. ¿Existe alguna forma de conservarla?

 

En situaciones de sobreendeudamiento, el temor a perder la vivienda es comprensible. Sin embargo, la Ley de Segunda Oportunidad contempla la posibilidad de conservar la vivienda en determinados casos. El deudor puede optar entre dos opciones:


* Cancelación total de deudas con liquidación del patrimonio: En este escenario, el deudor renuncia a la vivienda y otros activos para liquidar completamente las deudas.

* Cancelación parcial de deudas con plan de pagos y preservación de la vivienda: Aquí, el deudor puede negociar un plan de pagos para cancelar parte de las deudas y conservar la vivienda.


Es fundamental destacar que la elección entre estas opciones depende de la situación específica de cada deudor. Por ello, se recomienda encarecidamente buscar el asesoramiento de profesionales expertos en la materia, quienes pueden evaluar el caso y ofrecer la mejor orientación para tomar la decisión más adecuada.


Sabemos que los juzgados están saturados. ¿Cuánto tiempo se suele tardar en obtener la resolución del magistrado?


Optar por la Ley de Segunda Oportunidad en la provincia de Sevilla es un proceso ágil. Los Juzgados Mercantiles de Sevilla son eficientes, y el procedimiento se completa de 6 a 8 meses, marcando una diferencia significativa en comparación con el resto de España, donde puede extenderse hasta los 12 meses.


Una vez terminado el procedimiento, ¿se cancelan las deudas para siempre?


Sí, a través de la aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad es posible alcanzar la cancelación definitiva de las deudas. Cuando nos referimos a la cancelación de deudas, hacemos alusión a la concesión de lo que se conoce como Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI).


La EPI es otorgada por el juez al finalizar el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad, lo que implica la eliminación de todas aquellas deudas que el deudor no ha podido saldar.


Existen dos vías para obtener la EPI:


* Exoneración con plan de pagos: en este escenario, el deudor cancela inicialmente una parte de sus deudas, comprometiéndose a abordar el resto mediante un plan de pagos. Sin embargo, una vez obtenida la EPI, deja de tener la condición de deudor.

* Exoneración con liquidación de la masa activa: aquí, el deudor liquida todas sus deudas desde el principio, a cambio de la venta de sus bienes patrimoniales. También sería valido para deudores sin bienes patrimoniales.

 

¿Es posible volver a pedir un crédito? ¿Se borran los datos de los ficheros de morosos?
Con la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad, se procede a la eliminación completa de tu nombre y tu historial de los ficheros de morosidad. Como resultado, existe la posibilidad real de que, una vez que se haya aplicado esta ley, los bancos o entidades financieras te otorguen un préstamo.

 

En el caso de personas casadas, ¿la solicitud de la exoneración se tramita de forma conjunta?

 

Sí, en el caso de personas casadas, la solicitud de exoneración se tramita de forma conjunta. La Ley de la Segunda Oportunidad contempla los concursos conjuntos de personas casadas, lo que significa que ambos cónyuges pueden solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho de manera conjunta, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por la ley.


¿Qué porcentaje de casos suelen finalizar con una resolución favorable?


El éxito es del 100%, siempre y cuando el cliente cumpla con los requisitos establecidos en la ley.

 

libertad ok


¿Es un procedimiento muy costoso? Hablamos de personas que se encuentran en situación de insolvencia…


No es un procedimiento costoso. En nuestro despacho, Libertad Sin Deudas, comprendemos las dificultades económicas de nuestros clientes y nos adaptamos a sus necesidades. Es posible fraccionar y aplazar el pago de los honorarios profesionales asociados al procedimiento. Nos esforzamos por brindar una solución accesible y justa para aquellos que buscan una segunda oportunidad financiera.


Muchos abogados tramitan procedimientos de la Ley de Segunda Oportunidad. ¿Qué ventajas ofrece Libertad Sin Deudas a sus clientes?


En Libertad Sin Deudas colaboramos únicamente con los más destacados abogados especializados en la cancelación de deudas. En la mayoría de los casos, ofrecen una primera consulta gratuita para evaluar tu situación y brindarte la mejor orientación legal.


Las personas que quieran saber si cumplen los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, ¿cómo pueden informarse?


Las personas que deseen conocer si cumplen los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad pueden informarse llamando a nuestro teléfono de contacto, 622 83 50 42. Nuestro equipo especializado en derecho concursal estará encantado de ofrecer asesoramiento personalizado y responder a todas las preguntas relacionadas con el proceso. Simplemente llamando a nuestro teléfono de contacto, podrán dar el primer paso hacia una posible solución a sus problemas financieros.