Sociedad

 palestina marzo 10

 

El genocidido criminal que acomete el Estado de Israel, nuevo episodio de brutalidad e injusticia como los que llevan los palestinos sin parar de sufrir desde 1948, pero que en esta ocasión se está desarrollando como un exterminio incesante, apunta en especial a mujeres y a niños, a las raíces del pueblo palestino. Los 40 manifiestantes presentes ayer, un día más, en la esquina de calle San Pedro, expresaron su solidaridad con las 9.000 mujeres palestinas asesinadas desde hace cinco meses en esta ofensiva abominable del clan de Netanyahu y sus secuaces internacionales, a las que se suman, como mínimo, 23.000 heridas, 2.100 desaparecidas y 510.000 desplazadas. Los soldados y colonos de Israel bailan sobre los restos de viviendas, cerca de los cuerpos muertos y de los niños que mueren por inanición, emulando a los verdugos nazis de sus antepasados.

 


El bloque de países de la Unión Europea y la OTAN que ha hecho el agosto con sus negocios de armas con Israel tira ayuda alimentaria desde el cielo sobre los destrozos de Gaza, que cuando no cae al mar, incluso aplasta a la gente o sufre bloqueos si llega por tierra por parte de israelíes que gozan del sufrimiento de los palestinos. Barbacoas en la frontera de Gaza en animosas fiestas han llegado a organizar, en estos días.

 

Israel, un peligro hoy en día para la Humanidad, que está mayormente en otras cosas, dispara a quemarropa a quienes buscan el alimento, a quienes asisten a moribundos (a veces unos familiares a otros) y ya hasta los perros se alimentan de cadáveres humanos, como los supervivientes de aquel avión chileno de los 70.

 

Campan tan a sus anchas y protegidos que participarán en Eurovisión o que revientan a quienes, en la cuna de la democracia, qué paradoja, le gritan 'Palestina Libre', como sufrió un refugiado palestino en Atenas con motivo de la visita de los ultras del Maccabi Haifa a Olympiakos, incluso bombardean para marcar terreno, protegidos por los mandamases internacionales, zonas vecinas como El Líbano.

 

En el circo político al que asistimos, España aplica embargo de armas a Israel mientras dura el conflicto tras aumentar sus ventas sustancialmente los últimos años, como se decidió el 29 de febrero, pero se vota a favor por los grandes partidos de continuar las relaciones diplomáticas y el paripé se completa con la embajadora israelí calificando de vergonzosas las declaraciones del presidente, que considera "inaceptables" las muertes en Gaza, pero que aún no ha enviado a su Ejército, con el del resto del mundo, a detener a toda la cúpula del Gobierno que articula el genocidio, el exterminio, la vergüenza que quedará para la historia del siglo XXI y para la eternidad, el hecho histórico que como apuntó ayer María José Siles, hace tambalearse el paradigma sobre el que todos hemos crecido, de tener fe en unos valores, si no de esa paz imposible que nunca llega al mundo, sí de justicia, equilibrio y acción directa contra los crímenes.

 

En cuanto al panorama político local, Francisco Rey, portavoz de Izquierda Unida, sigue asistiendo a prácticamente todas las manifestaciones celebradas para denunciar el genocidio.

 

Es, sin duda, señalaba Manuel Ramón Ternero compartiendo unas declaraciones de una relatora de la ONU (qué impunidad con la que han atacado a la UNRWA), este mal llamado conflicto por muchos periodistas lacayos, el caso de "mayor desprecio absoluto por los derechos de la población desplazada" que en décadas han visto incluso quienes por menesteres profesionales intervienen en crudas guerras.

 

Por eso, varias mujeres presenten expresaron alto y claro que ayer, 8 de marzo, se concentraban muy en especial "por las mujeres palestinas, que lo están perdiendo todo", lamentando el potencial que les está siendo arrebatado por esta matanza en una tierra fértil en Universidades y consciente de la necesidad de cultura y de formación, a la que también han disparado destrozando los israelís la Universidad Islámica de Gaza y otras varias.

 

palestina marzo 4

 

palestina marzo 2

 

palestina marzo 3

 

palestina marzo 1

 

palestina marzo 5

 

palestina marzo 6

 

Genocidio, esa palabra que quema a las plumas canallas de la prensa española y mundial, se volvió a decir ayer alto y claro en Marchena: "Que no se sientan solas, su dolor, hoy más que nunca, es el nuestro", se expresaba, defendiendo el derecho de estas mujeres y del pueblo palestino "a vivir y a volver a sonreír para buscar la esperanza", esa que Sulafa Hiyyawi, refugiada, proclamó en uno de sus poemas en el exilio, en Iraq, en 1998, y que tristemente vaticinaba que los palestinos, cuando recuperen su tierra, que el día llegará aunque no lo veamos, la encontrarán "rebosante de sangre".

 

 

Calma, entraréis en ella,

y, cuando entréis

, acariciad el polvo.

Cada palmo de su lozana tierra estará rebosante de sangre.

Veinte años tendréis que pagarlos...

Saludos del corazón a la fidelidad,

a un encuentro estrepitoso con bullicio de canciones...

y la vida

y la muerte

y la alegría y el llanto....

El latido que en las venas esparce su eco,

la nostalgia que al salir el sol

propaga su quimera,

la luz que altiva se eleva...

Tened calma,

tened calma, amigos queridos,

la cita esplendorosa se aproxima

y, cuando entréis en ella, acariciad el polvo.

 

(REEL CANCIÓN EVA EN CONCENTRACIÓN CONTRA EL GENOCIDIO ISRAELÍ EN PALESTINA)

 

"¿Qué más pruebas hacen falta?" es la pregunta que se hacían en el gris atardecer, de fina lluvia, los asistentes a esta concentración que sigue teniendo lugar los martes y los viernes desde hace ya cuatro meses en Marchena, a partir de las siete de la tarde, y que se cerró, ya en la incipiente noche, con la voz de Silvio Rodríguez en la megafonía:

 

"Eva (podría decirse Palestina), no inventa falso papel, el fruto es suyo con padre o sin él". La otra Eva (podría decirse Israel) prefiere ser para Adán (llámese Estados Unidos, Gran Bretaña y adláteres) la paridora pagada con pan (díganse armas e intereses sin escrúpulos)".

 

Y así, día tras día...

 

¡qué tremendamente lejos creen algunos aún que esto nos queda!

 

palestina marzo 7

 

palestina marzo 9

 

palestina marzo 11

 

palestina marzo 8