Sociedad

El sindicato de Comisiones Obreras ha exigido vía carta al diputado de Servicios Sociales, Morales Zurita, que se depuren responsabilidades contra Martín Laviana, director de la residencia de ancianos de Diputación, sobre el que han vertido una serie de acusaciones como "acudir a la residencia sólo dos días a la semana de media, tener actitud antisindicalista contra CCOO por denegar horas sindicales a una de sus representantes o la baja calidad y cantidad del catering", por las cuales el sindicato considera que se ha producido "la afectación a la atención a los usuarios y a los derechos de la plantilla". Martín Laviana ha tachado estas acusaciones de "totalmente falsas".


La secretaria general de COO en Diputación de Sevilla, Isabel Vidal, ha enviado una carta al diputado responsable del área de Atención a las Personas Dependientes y Derechos Sociales de la Diputación de Sevilla, Francisco Morales Zurita, en la que le exige que se depuren responsabilidades porque el director de la residencia "está haciendo mal sus funciones", a su juicio.

Las quejas del sindicato se centran en acusar al director de "realizar la gestión desde un despacho situado en el centro de la capital. Entendemos que es necesaria la presencia del director en circunstancias normales, más aún que es imprescindible cuando se está realizando una obra de envergadura en la residencia, como es el caso. Nos consta que sólo cumple con sus funciones en la residencia dos días a la semana de media", afirma en la carta la responsable sindical.

Ante esta acusación, el director de la residencia, Martín Laviana, ha declarado a www.lavozdemarchena.es que "el único despacho que tengo está en la residencia", además de añadir "claro que voy a Sevilla a hacer gestiones, y también al Ayuntamiento de Marchena, pero en ningún caso es cierto que venga dos días por semana ni que muestre falta de interés, lo que dicen es exagerado y tendencioso".

Asimismo, expresa que es "totalmente falso" que haya tomado una actitud "antisindical sólo contra CCOO denegando horas sindicales a una delegada", como se dice en la carta enviada a Morales Zurita por el sindicato.

Martín Laviana ha criticado las quejas vertidas sobre el catering, una empresa de fuera de Marchena, ya que "presta su servicio en la Unidad de Deficientes Mentales de Miraflores, en la residencia de la Puebla de Cazalla y en una gran cantidad de colegios en las provincias de Málaga y Sevilla y ponen el mismo menú que aquí y nadie se ha quejado, incluso en nuestra residencia ofrecen nueve tipo de menús distintos para 43 residentes", aseveró.

Asimismo, ha manifestado que "es verdad que en momentos de obras no se puede estar exactamente como cuando no las hay, pero prácticamente el 100 por 100 de las acusaciones de Comisiones Obreras en esa carta son falsas", reiteró.

El resto de las críticas del sindicato se centran en cuestiones de funcionamiento como la no realización de sustituciones en el servicio de lavandería o la movilidad de las empleadas de limpieza para realizar otros servicios que no son los suyos.

CCOO afirma que "se están vulnerando los derechos del personal de cocina, y se está relajando la atención a los usuarios durante las comidas, debido a que el personal de cocina (que en la actualidad mientras termina la obra realiza funciones de atención en el comedor) , queda bajo mínimos por falta de un trabajador, el director ha contratado a una persona del cátering para que cubra sus funciones. Esto, además de perjudicar el servicio es ilegal a todos los efectos, al estar hablando de personas dependientes".

La falta de higiene y que los ancianos hayan de haber estado comiendo "entre polvo y ruido", son otras de las acusaciones del sindicato.