Sociedad

 palestina febrero 6

 

María José Lera, Doctora en Psicología, profesora en la Universidad de Sevilla y coordinadora del Proyecto Sevilla-Palestina, con experiencia en el terreno en Palestina desde 2003, visitó la concentración contra el genocidio israelí que tiene lugar en Marchena y que continúa de manera constante cada martes y viernes. La doctora, que felicitó a los manifestantes, lanzó el mensaje de que "al pueblo solo le queda el pueblo" y que para los las imágenes de apoyo que le llegan de todo el mundo, forman hoy por hoy su gran y casi única esperanza. "Lo que creíamos imposible, está pasando", expresó dejando constancia del grado de intensidad de la crueldad del genocidio israelí, puesto que Israel, consciente de la capacidad de resistencia del pueblo palestino, está emprendiendo estos ataques sin escrúpulos para dejar absolutamente sin nada al pueblo. La realidad de torturas, detenciones indiscriminadas, y cárcel, ya que han aumentado los secuestrados palestinos de 4.000 desde el 7 de octubre a 7.000 que se calcula hoy en día, fue expuesta por la doctora, a la que ya en agosto de 2023 le prohibieron la entrada al llegar al aeropuerto para una de sus visitas a Cisjordania, donde trabaja con proyectos en las escuelas. Los asesinatos selectivos de académicos y profesores de Universidad, también fueron apuntados por María José Lera como otras de las execrables acciones que está llevando a cabo Israel.

 

 


 

 

REEL MANIFESTACIÓN CONTRA EL GENOCIDIO ISRAELÍ SOBRE EL PUEBLO PALESTINO

 

"No saber cuándo va a acabar" la masacre israelí es el objetivo prioritario del Gobierno, es decir, infundir un sentimiento de derrota y apocalipsis total al pueblo palestino, sabedor Israel de que una vez que se acaban los continuos ataques y bombardeos que han emprendido a lo largo de la historia, el pueblo palestino se levanta o vuelve a sembrar sus plantaciones, como ya hicieron con las rosas y tulipanes destruidos en 2005, exponía en la calle San Pedro ante unos 40 manifestantes en solidaridad con el pueblo palestino, María José Lera, que felicitó a los presentes por su carácter solidario y que recordó su etapa en el colegio Juan XXIII.

 

La psicóloga de Migración trabaja en Cisjordania llevando acabo proyectos "diseñados para que niños y niñas sean felices en los colegios" y donde trata de llevar a cabo su trabajo "con mirada positiva y mucha paciencia", debido a la dura realidad que de forma perenne desde hace más de tres cuartos de siglo soporta la población palestina.


"Conozco cada rincón de aquella tierra, donde me siento como en casa. Ramal es como Alcalá, Jerusalén como Sevilla, Málaga es Gaza. Mismo clima, mismo suelo, se come hasta lo mismo, te puedes encontrar pescaíto frito. Tanto el pueblo andaluz como el palestino están curtidos en sufrimiento y lucha y en costumbres como sentarse al aire libre en un patio", declaraba enamorada de este pueblo, María José Lera.


"A mí ya no me dejan entrar", aseguró con tristeza la psicóloga, que explicó que "el pueblo palestino está acostumbrado a curtirse psicológicamente para sobreponerse lo antes posible, pero lo que creíamos que era imposible, está pasando”, que es la aceleración del exterminio hasta límites inhumanos por parte de Israel, que aparte de las miles de víctimas, mata también de hambre y asfixia a los desplazados.


“Cuando te quitan todo, te torturan, te meten en cárceles, te matan…”, expresaba la psicóloga, no obstante destacando la fuerza de organización colectiva de los palestinos: "Hay una base de apoyo comunitario que, en el momento que acaban las bombas, se levantan…y eso lo sabe Israel, y por eso no quiere dejar nada en pie, porque los palestinos siempre se levantan y vuelven a construir".


"Han matado a profesores universitarios y a académicos de manera selectiva, a expertos en medicina, en óptica, en quemaduras, a todas las flores de la Universidad de Gaza para que no se puedan levantar más", expresaba con energía y emocionada a la vez, la doctora, que quiso hacer ver que el antes y el después de este genocidio que desde el 7 de octubre comete Israel intensificando su ofensiva, que es de siempre, está logrando desmantelar infraestructuras de energía solar, educativas y de sanidad de muy buena calidad con las que contaba Palestina, con el mero objetivo de "tratar de destruir la ilusión de los palestinos, y aún así, ellos dicen que se volverán a levantar".


Apuntó también que no solo Gaza, sino Cisjordania, "se encuentra completamente atacada", realidad ante la cual "lo que queda es el pueblo que apoya al pueblo, porque, ¿qué están haciendo los Gobiernos? Quitan ayudas hasta a la UWNRA.  Hay que seguir ayudando y mostrando que estamos con ellos, que no están solos. Para ellos, cuando ven las imágenes, somos su gran esperanza, lo único que les queda. Mandemos energía para que sigan resistiendo y ojalá el alto al fuego llegue pronto", expresaba la psicóloga.


"Diez años yendo y justo en agosto fui otra vez y me dijeron que era un peligro para Israel, porque soy crítica y genero opinión...no dejan entrar a jordanos ni egipcios, ni libaneses, ni marroquíes, ni ciudadanos de Oriente Próximo, solamente una minoría de europeos y occidentales. Israel es un sistema de castas discriminatorio. Ponen números a los detenidos. Es un Estado militarizado desde 1948 y genocida. Ellos hacen lo mismo que en la Segunda Guerra Mundial los nazis, no dejan entrar a cualquier persona crítica, señalan a los detenidos".

 

palestina febrero 1

 

palestina febrero 2

 

palestina febrero 3

 

palestina febrero 4

 

palestina febrero 5

 

Preguntada por qué en determinados medios de comunicación siguen vendiendo la moto de que Israel es una democracia, María José Lera reiteró que "Israel no es un país democrático, es un país genocida, con unas reglas para unos y otras para otros, hasta dentro de ellos clasifican, su mentalidad es segregadora y ahora es la de machacar al otro, es un estado genocida, fascista, segregacionista y va a peor. Y esta idea de que es una democracia nos llega porque mienten y engañaan. Ya antes del 7 de octubre tenían a más de 4.000 personas secuestradas en cárceles, que ahora son 7.000. Practican la detención administrativa porque les da la gana, torturan y saldrás cuando yo quieras, tengas 12, 14 o 16 años, mientras que el pueblo palestino vive sin derecho a nada, no medicina, comida, a la intemperie. Todavía la Universidad de Sevilla tiene convenios con Israel, esperemos que lo que está pasando sirva para que los cancelen..."


Por último, el halo de esperanza que queda es la denuncia de Sudáfrica, secundada por algunos países más, en especial de Latinoamérica, contra el Estado de Israel por genocidio, ante el Tribunal Internacional de Justicia y que ha costado graves amenazas a la ministra de Exteriores de Sudáfrica.


Tras las palabras de María José Lera, muy en conexión con María José Siles, que le propuso venir a Marchena a la manifestación tras un encuentro casual en un autobús y la charla entre ambas, se produjo la lectira de un Manifiesto de la Plataforma Solidaridad Palestina donde exigen el regreso de las millones de personas que en estos 75 años se han visto obligadas a dejar Palestina, la ruptura de relaciones del Gobierno español con la embajada de Israel, y la salida de la OTAN y desmantelamiento de bases militares que "atacan siendo cómplices".

 

palestina febrero 7

 

palestina febrero 8

 

palestina febrero 9

 

palestina febrero 13

 

Miguel Ángel González Guerra puso el foco en los asesinatos de 122 periodistas en el intento salvaje de Israel por obstaculizar y silenciar la información, algo que también remata no dejando entrar en suelo palestino a periodistas, salvo que sean acompañados por militares israelís.


Con la sentida exclamación de "¡Viva Palestina libre!", acompañada esta vez también por "¡Viva el Sáhara libre!", concluyó esta manifestación, yendo a día de hoy ya cerca de la treintena de un colectivo de personas anónimas que, bajo nuestro punto de vista por su compromiso y humanidad con la causa más importante que pueda haber hoy encima de la Tierra, merece el Premio Marcheneros del Año a la Solidaridad. Todavía se está a tiempo.

 

palestina febrero 11

 

palestina febrero 10

 

palestina febrero 12

 

palestina febrero 14