Sociedad

La herramienta Huella de Carbono, una iniciativa pionera en España y Europa desarrollada por la Consejería de Medio Ambiente, ha permitido realizar una primera estimación de las emisiones de gases de efecto invernadero en los municipios de Sevilla. Los resultados preliminares determinan que el consumo eléctrico, con el 42% de las emisiones y el tráfico, con más del 35%, son los dos sectores que, dentro de las emisiones difusas, más contribuyen en la provincia al calentamiento global.


El análisis desarrollado por Medio Ambiente en colaboración con los ayuntamientos no tiene en cuenta las emisiones correspondientes al sector industrial, éstas están ya identificadas con precisión y reguladas por el régimen de comercio de emisiones.
     

En la provincia de Sevilla el consumo eléctrico supone el 42,43% de las emisiones, con 3,9 millones de toneladas de CO2 equivalente al año. Mientras, el tráfico representa la emisión de 3,6 millones de toneladas de CO2 equivalente, de las que 2,1 millones (59,11%) corresponden a las emisiones que generan los turismos. El tráfico de mercancías alcanza 1,3 millones de toneladas (36,74%).


La agricultura supone el 9,46% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la provincia; un 5,11% las genera la ganadería, el 2,72% los residuos y, finalmente, las aguas residuales un 1,07%.


La Consejería de Medio Ambiente, a través de la Dirección general de Cambio Climático, ofrece formación y asesoramiento técnico a los responsables municipales para gestionar correctamente la herramienta informática Huella de Carbono Municipal. Esta aplicación logra, tras analizar distinta documentación estadística procedente de varios organismos oficiales, disponer de un dato concreto de emisiones de gases de efecto invernadero con carácter local.
     

Los resultados permiten a los ayuntamientos desarrollar políticas de acción municipal contra el cambio climático. Entre sus competencias de actuación relacionadas con las amiesiones se encuentra el planteamiento urbano, el transporte y la movilidad, la gestión energética del municipio, la gestión de los residuos o la sensibilización ciudadana.
     

La Consejería de Medio Ambiente presta apoyo técnico a los municipios para elaborar los Planes de Acción de Energía Sostenible (PAES) y otras actuaciones encaminadas a luchar contra el cambio climático. Se trata de una acción enmarcada dentro del Pacto Local contra el Cambio Climático promovido por la UE y apoyado por la Junta de Andalucía y a la que se han unido 96 municipios, en los que reside el 88% de la población de Sevilla. Este pacto tiene como objetivo la reducción del 20% de las emisiones de CO2 locales antes de 2020.