Sociedad

Una mujer que conducía su vehículo se ha llevado un monumental susto aproximadamente a las 19:00 horas cuando ha atropellado a un hombre que circulaba en bicicleta en dirección contraria desde la calle Alférez Provisional hacia la calle de la cooperativa Casil. La mujer, que venía desde ese punto girando hacia la izquierda, vio como su coche colisionaba contra el ciclista, una persona mayor, que ha requerido atención médica por un fuerte golpe en la cabeza aunque sin  consecuencias graves.


Esta es la versión de los hechos que nos ha confirmado la Policía Local, a su vez ratificada por testigos de la zona que se encontraban en los alrededores del famoso bar de la esquina del lugar y que aseguraron que "el coche ha girado bien y vaya susto se ha llevado la pobrecilla", a la vez que ratificaban la dirección contraria en la que circulaba la bicicleta desde Alférez Provisional, calle que se encuentra al final de Santa Clara como todos conocen, hacia la calle de la Cooperativa San Isidro Labrador.

Es decir, circulaba de frente en dirección contraria y la mujer, que según los testigos cruzó el semáforo encontrándose este en verde, por tanto de manera correcta, no tuvo tiempo de reaccionar para evitar la colisión con el ciclista, "una persona mayor", según nos confirmó la Policía Local.

Los agentes señalaron que el hombre ha sufrido un "golpe en la cabeza por el que ha derramado sangre y fue llevado al centro de Salud, donde los médicos nos informan que están bien, aunque ha sido trasladado por precaución al Hospital de Osuna".

Mientras tanto, la patrulla de Policía Local atendía psicológicamente a la mujer, que sufrió "una crisis de ansiedad" fruto de que no se esperaba encontrarse en esta situación y de que iba acompañada de una niña pequeña. Afortunadamente, ninguna de las dos ha sufrido daños físicos.

 

Desde La Voz de Marchena, tanto por experiencia propia como por lo que nos indican los vecinos, queremos hacer un llamamiento para que las habituales infracciones cometidas por ciclistas al atravesar en dirección contraria Alferéz Provisional, tanto viniendo desde la calle Milagrosa como desde las aceras de la calle Santa Clara y doblemente prohibido desde la calle Niño de Marchena, se dejen de una vez por todas de suceder, ya que si el impacto a este hombre hubiera sucedido unos centímetros distintos, podríamos estar hablando de una desgracia. Y también por el injusto susto y consecuencias negativas que estas conductas de infracciones, habituales últimamente en esta calle con más frecuencia de lo normal, pueden ocasionar en quienes cumplen las normas.