Sociedad

Los contenedores de basura de la residencia de ancianos están desbordados prácticamente desde el lunes, llevando todo lo que va de semana acumulados en el suelo bolsas de basura propiamente dichas y vidrios que ya no caben en el contenedor verde correspondiente. Vecinos, ancianos y todas las personas que pasan por el lugar padecen los malos olores y observan la desastrosa imagen que se da en el lugar.

 


 

Según nos informan vecinos de la zona, y que efectivamente ha podido ser refrendado por nuestras cámaras, en los contenedores no hay más espacio, están saturados, por lo que las bolsas de basuras se acumulan junto a los contenedores, en las aceras justo de las afueras de la residencia de ancianos de Diputación, por donde aprovechan la mañana muchos de ellos para pasear habitualmente.

Aparte, también la apertura del edificio de La Milagrosa ha hecho que los propios niños que asisten a la ludoteca hayan pasado por el lugar con el evidente riesgo de que puedan sufrir cortes de vidrio y los correspondientes malos olores.

Según los vecinos, los olores persisten desde el lunes, por lo que ya ayer miércoles por la tarde tomamos estas imágenes que atestiguan la suciedad que impera en la zona y que tienen que padecer.