PC Asesores


Sociedad

kenia foto 15

 

La Hermana de las Mercedarias Descalzas, María Luisa Martín Baco (Marchena, 1965) expresa en una entrevista mantenida con este medio su “enorme satisfacción y orgullo por la forma increíble en la que se ha volcado el pueblo de Marchena y el IES López de Arenas” para contribuir a la financiación de la ampliación de la red de aguas en Mwatate (Kenia), donde desempeña su labor religiosa desde 2014. El desabastecimiento de agua potable y las enormes dificultades de la población para lograrla, animaron a Sor María Luisa a colaborar con la población keniana. La Diputación de Sevilla ha aprobado el pasado jueves una subvención de 12.000 euros y el IES López de Arenas de Marchena ha recaudado más de 6.000 euros. El Ayuntamiento de Marchena también se ha comprometido a aportar 1.500 euros. 

 


 kenia foto 8

 

 

Sor María Luisa Martín Baco, nacida en Marchena, en el campo, en el año 1965 en el seno de una familia de jornaleros, estudió en el colegio rural cercano a la Venta Blanco (por la zona de la carretera a la Puebla de Cazalla), y ya una vez que su familia se trasladó al núcleo urbano, en el Hogar (calle San Pedro) que acogía a niñas de familias humildes, y en Olmedo. Luego cursó el FP de Administrativo cuando el instituto López de Arenas se encontraba en la Avenida, de manera que su formación académica se desarrolló en centros no religiosos: “Con 14 o 15 años no se me pasaba por la cabeza ser monja”, señala Sor María Luisa.


Aun así, y sin ser “muy de iglesias”, sus padres le otorgaron “una educación cristiana”, hizo la Comunión y la Confirmación y recuerda ir a rezar con su madre al convento de San Andrés.


Hasta ahí, una historia común a muchos marcheneros de la época, familia numerosa incluida (es la cuarta de cinco hermanos, cuatro mujeres y un hombre).


El paso relevante que marca su vida “aparece de manera similar a cuando a un muchacho le entra algo súbito al sentir que le gusta una muchacha, o viceversa”. Y así, como marca el significado etimológico de la palabra, sin aviso ni reparación “descubrí a Jesucristo a la edad de 20 años y me convertí a esta vida de piedad”, sobre la que volveremos más adelante, pero que le ha llevado a instalarse en la casa de las Hermanas Mercedarias Descalzas en Mwtate, comarca de Mwachabo (Kenia) desde el año 2014.

 

Las hermanas Mercedarias Descalzas en Mwatate tienen un pozo en la localidad, que perforaron para el abastecimiento de su casa, pero al ser el caudal tan grande (35 metros cúbicos por hora) empezaron a ayudar a la parroquia, a varias escuelas, y a los habitantes más próximos al convento. El pozo se encuentra situado a 3,5 kms del pueblo en la carretera de Wundanyi. Esta área se encuentra situada en MWatate en el distrito recién creado de Taita.

 

kenia foto 3

kenia foto 4

 

kenia foto 5

 

kenia foto 6

 

kenia foto 7


A lo largo de estos años se ha podido dar agua potable a un sector amplio de la población, a más de 7.000 personas: “Dios nos regaló un pozo con mucha agua. Los lugareños nos decían que hubiera sido normal más cerca del Kilmanjaro (Kenia limita al sur con Tanzania), pero en nuestra zona, que llevamos un mes donde solo ha llovido un día y es normalmente seca, ha sido un milagro” en esta zona principalmente dedicada a la agricultura de subsistencia y donde la amabilidad brilla por su presencia en su gente: “Son personas muy acogedoras, y sobre todo alegres, comparten lo poco que tienen, si llegas a su casa sacrifican un pollo o una gallina, es su forma de compartir y mostrar cariño. La verdad es que en Kenia me he sentido como en casa desde el primer momento, pese a que llegué casi sin saber inglés y muy poco de suajili”.


Sor María Luisa explica que desde el convento mercedario donde conviven 12 personas entre novicias, aspirantes, las que se encuentran en formación y las que ejercen profesión, se ha proporcionado agua a tres colegios de primaria y secundaria, a la parroquia. “Hemos dado agua a todo el mundo que nos la ha pedido, pero sigue siendo necesario ampliar la red de agua para abastecer a toda las pedanías”. De momento se ha abastecido a una de ellas y con esta ampliación se podrá llegar a las tres restantes.


La aparición de Sor María Luisa en el programa Andaluces por el Mundo, hizo que fuera reconocida por algunos marcheneros, de manera que el IES López de Arenas volcó su proyecto solidario anual en contribuir con la ampliación de la red de aguas de Mwatate: “Juan Antonio Zambrano ya había sido mi profesor, y también Manuel Maqueda, Pepi Zamora estudió conmigo y es amiga íntima”.


No escatima en agradecimiento Sor María Luisa a todos los que han hecho posible este proyecto: “Es un orgullo que mi instituto y mi pueblo me hayan respondido de esta manera, no me esperaba tanto, y van a convertir el sueño de mucha gente, tener agua, en una realidad”.


El IES López de Arenas informa de que en un principio se propuso el objetivio de conseguir 1.500 euros en colecta que se abrió para este fin, y, ha sido tal la respuesta tras el trabajo de Pepi Zamora, Juani, Pedro Gallardo del departamento de Religión y Juan Antonio Zambrano, que se han recaudado 6.000 euros. Sumados a los 12.000 que ha aprobado Diputación definitivamente el pasado jueves y a los 1.500 euros con los que se ha comprometido el Ayuntamiento de Marchena, la ayuda para la financiación de la ampliación de la red de aguas girará en torno a los 20.000 euros. La ONG Llamarada de Fuego se encargaría de la coordinación y supervisión de las actuaciones del proyecto con las Hermanas Descalzas de Mwatate de Kenia, donde se cuenta igualmente con la implicación del subdirector de la Oficina del Agua del Condado.


En cuanto al referido pozo, a 2 kilómetros y conectado por tuberías con el depósito del convento, hace que la fuente de agua actual para esta área proviene de la línea local de tubería que por gravedad, se alimenta del río Dembwa. Unas tuberías muy viejas y pequeñas, insuficientes para la demanda de una población en crecimiento. Además, el río ha experimentado una importante disminución de caudal.

 

Uno de los objetivos principales del proyecto es, dada la escasez de agua aprovechar las lluvias para recoger sus aguas en un estanque de unos seis metros por treinta y cuatro metros y cinco metros de profundidad.


En Mwatate hay pedanías bastante alejadas del monasterio, que no tienen agua ni para el consumo doméstico. Cuentan con una población de unas 5.000 personas entre Landi, Taughi y Maribongonyi.


María Luisa expone que hay familias numerosas en las que “la madre y los niños recogen el agua andando entre más de 1 kilómetro y a veces más de 3 o 4 kilómetros o emplear la mitad de su sueldo en contratar a personas que se las lleven”.

 

La escasez de agua potable, además de suponer una situación de extraordinaria dificultad de desarrollo social y económico con todo lo que apareja, conlleva la posibilidad de contraer numerosas enfermedades: “Estos depósitos de agua pueden cambiar la vida de estas personas, como ya ha empezado a cambiar la vida de otras que ya tienen agua”, manifiesta: “En vez de tener que andar varios kilómetros, van a recoger el agua a 50 metros de sus casas”.

 

kenia foto 2

 

kenia foto 16

 

kenia foto 9

 

kenia foto 11

 

kenia foto 13

 

kenia foto 12


“Es increíble ver que después de 35 años se acuerdan de ti en tu pueblo y que sean conscientes de que merece la pena ayudar a la gente”, concluye María Luisa, que aun destacando “la maravillosa experiencia vital” que está disfrutando en Kenia, “siempre recuerdo mis orígenes, mis hermanos y familia siguen en Marchena, y a mis hermanas mercedarias del convento de Arcos de la Frontera”, donde se recluyó muchos años, antes de llegar a Kenia en 2014 (y en visitas esporádicas desde 2004) y del que recuerda a personas de gran influencia en su vida devota como Sor Pilar y Sor Lourdes.


Con la próxima ejecución de este proyecto, sor María Luisa siente que se materializa el sentido de la contemplación y la caridad al servicio de la fe, guías de vida de la orden mercedaria descalza, así como la redención de tantos cautivos que hay en el mundo y “por los que oramos para que se sientan liberados por Cristo”.


Más sobre Mwatate y la ampliación de la red de aguas


Mwatate,  es una localidad urbana de Kenia, capital del condado de Taita-Taveta en el sur del país. Se ubica unos 20 kms al suroeste de Voi, sobre la carretera que lleva a la ciudad tanzana de Arusha pasando por la frontera de Taveta. Debido a su posición, al pie de las Colinas de Taita en una altitudes de aproximadamente 800 metros por encima del nivel del mar, el área está caracterizada por un clima de sabana, caliente y seco con lluvia anual promedia cercana a 700mm.

 

El área está atravesada por un buen número de torrentes secos provocado por la erosión de las lluvias muy fuertes, que como resultado de esta degradación de la tierra por la destrucción de la vegetación. Al ir arrastrando el agua la tierra por falta de esta vegetación, no hay corrientes de aguas subterráneas en el área del proyecto.


El agua llega del pozo a un taque de 100.000 litros que está en el convento. Desde allí se distribuye por gravedad a los usuarios hasta los dos tanques de Mururu, es el nombre donde están los tanques. Desde estos tanques, impulsada por una bomba, llegará hasta tres tanques ‘Mjega Mapi’, nombre de almacenamiento de distribución, que ya, a su vez, por gravedad, llegará a los tanques de distribución para las pedanías Landi, Taughi y Maribongonyi.

 

 kenia foto 17 copia