Sociedad

Un año más está teniendo lugar la tradicional verbena en el barrio Madre de Dios, en la que el sábado tuvo lugar el concurso de altares, aunque no demasiado concurrido, sí con la habitual belleza y cuidado en los preparativos, concentrándose la actividad en la calle Morón de la Frontera, tal y como vienen haciendo desde que los vecinos viven ahí, plagando la calle de macetas e incluso han preparado un patio en el final de la calle. Durante la tarde del sábado también han podido disfrutar los más pequeños, celebrándose carreras de saco.


M.R.G.R. Con el decorado de florecillas de papel blanco y celeste, un altar minucioso con los respectivos claveles rojos y blancos al principio de la calle, y el olor a romero desde el arco triunfal de gran sabor andaluz de la esquina con Madre de Dios, ha comenzad la tarde de verbena.

Simultáneamente, se ha desarrollado el siempre divertido concurso de carrera de saco entre las risas de los niños y el jolgoro de los vecinos, en viva imagen de décadas atrás con juegos de la calle que se mantienen sempre por etas fechas de mayo en la barriada Madre de Dios. A los dos primeros le han entregado distintos regalos y juguetes.

Les dejamos con algunas imágenes que deparó la tarde: