Sociedad

La concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Marchena, Carmen Baco, se reunió ayer junto al resto de agentes que forman la Comisión Local de Violencia de Género para destacar que "existe un cierto repunte respecto al año pasado, en el que hubo muy pocos casos" de violencia de género en Marchena y manifestó que "entre parte de la población inmigrante falta cultura de respeto a la mujer y de que el maltrato origina un castigo a la persona que lo realiza".


 Baco se reunió junto a los representantes de Guardia Civil, Policía Local, Centro de Salud, Juzgado y trabajadores sociales que forman esta Comisión Local para estudiar los casos de violenca de género y poner medidas contra esta problemática.


Dentro de la satisfacción por los aún escasos casos de malos tratos, la Comisión ha evidenciado un repunte de casos en nuestra localidad en lo que va de 2010, observando que entre los inmigrantes se están dando más casos de estetipo en proporción a la población que existe en Marchena, lo que Baco explicó en "la falta de cultura en el respeto a los derechos de la mujer y en que no piensan que estos hechos tienen castigo", ya que "en muchos de sus países de origen la violencia de género no se persigue como en España".


La Comisión evalúa cada seis meses la situación y trabaja para garantizar que se cumpla la ley mediante todos los mecanismos posibles en coordinación.


En el Centro de Información a la Mujer del Ayuntamiento de Marchena existe un servicio jurídico y psicológico a disposición de las mujeres que sufran algún tipo de maltrato e incluso de personas del entorno, niños, adultos o mayores, que se vean afectados por estos casos indirectamente.