Sociedad

El barrio de la Alameda se convirtió en una auténtica fiesta de abuelos, nietos y padres con la celebración de su concurso de altaritos, al que siguió una suculenta merienda a base de buñuelos en la tarde del sábado, organizada por la Asociación Concordia-Alameda. Pequeños músicos, verónicas, pasos, cruces de mayo, costaleros y capataces, hicieron las delicias de todos desfilando por la plazuela del barrio entre las ovaciones de los mayores. Asistió al evento el presidente de la asociación, Andrés Ledesma, y el portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Marchena, Juan Antonio Zambrano, junto al concejal Enrique Martín Romero.


Es impresionante realmente ver la ilusión que desata en las personas más mayores que no pudieron tener una infancia tan feliz por las circunstancias de la época, el desfile de sus nietos y biznietos en la plaza de la Alameda llevando sobre sus hombros el sentimiento de la Semana Santa en pequeñas pero detalladas y cuidadas imágenes que representan a los titulares de nuestra localidad.

Un cautivo, una escalerilla y un paso del señor de la Humildad dieron la vuelta a la plaza en medio del jolgorio generalizado y con la simpatía por bandera de los más pequeños, que con un cariño excepcional han trabajado sus pasos para celebrar este día grande para la barriada.

En ese sábado por la tarde, la asociación entregó unos pequeños regalos a los niños a la conclusión del concurso, donde ganaron todos en convivencia y lo culminaron con unos deliciosos buñuelos que prepararon en la misma plaza las mujeres de la asociación, ya cocinándolos en medio del propio concurso y con el trajeo habitual de personas que se encuentran varias veces al año para fortalecer la unión y la amistad de la gente de esta barriada que no para de organizar actividades solidarias y de convivencia durante todo el año.