Sociedad

La colonia culé de Marchena, no demasiado numerosa pero sí muy fiel y sentimental en su arraigo azulgrana, festejó el título de Liga conseguido por el FC Barcelona al vencer por 4-0 al Real Valladolid. Los aficionados marcheneros no dudaron en tomar el centro de Marchena y la fuente del Niño para llenar de colorido y cláxones de euforia esta peleada Liga que se salda con el triunfo del mejor equipo del mundo, el Zamora para Víctor Valdés y la Bota de Oro para Leo Messi. Enhorabuena a los hinchas barcelonistas.


No fueron demasiados, pero sí ruidosos. Procedentes de la Peña Barcelonista Carles Pujol de Marchena, recorrieron las calles de nuestro pueblo ante la atenta mirada de los marcheneros que tomaban sus cafés y refrescos, a los gritos de ¡Barça, Barça, Barça! alrededor de las 21:00 horas para celebrar el título, por supuesto de forma pacífica y sin generar ningún tipo de incidentes. Ser barcelonista en Marchena, pueblo de béticos, sevillistas y madridistas, es un orgullo aún más grande para la fiel e incondicional minoría azulgrana que profesa un sentimiento tan especial e intenso por su club, en algunos casos de aficionados andaluces que han vivido en Cataluña.

Sin lugar a dudas que se lo merecían después de la eliminación de Champions League y confirman así una era de fútbol moderno desde 1990 con dominio futbolístico y en cuanto a títulos sobre el Real Madrid. Estaremos atentos el miércoles por si se produce una fiesta, esta vez más masiva, con la posible consecución de la Copa del Rey por parte del Sevilla FC en su encuentro contra el Atlético de Madrid, precisamente en el feudo barcelonista del Nou Camp.