Provincia

Tras perfilar definitivamente las bases que regirán los 40 millones de anticipos reintegrables que en este ejercicio presupuestario va a adjudicar la Diputación, el presidente de la entidad intermunicipal, Fernando Rodríguez Villalobos, ha confirmado que la próxima semana estará abierta la convocatoria para que todos los Ayuntamientos sevillanos puedan acogerse a las facilidades financieras que otorgan los FEAR.


Las previsiones apuntan a que, tras la celebración de un pleno extraordinario el próximo martes día 8 en el que se dará luz verde a dicha convocatoria, las bases queden publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia en los días siguientes, antes de que finalice la semana.

“Con esos plazos, los ayuntamientos tendrán quince días para presentar sus solicitudes y optar a las líneas que mejor cubran sus necesidades de entre las seis que ofrece esta nueva convocatoria de anticipos reintegrables”, ha apostillado Villalobos.

De igual forma, el presidente ha vuelto a recordar la conveniencia de lanzar esta convocatoria FEAR en el mes de septiembre, después de que los consistorios salidos de las urnas hayan podido dar sus primeros pasos y tener aprobados los presupuestos de este año y liquidadas las cuentas de 2014, requisitos ambos para acceder a estas ayudas.

Hay que recordar que el Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR) para 2015, contará con seis líneas de ayuda económica, lo que supone una ampliación respecto de las tres variables que establecía la última convocatoria de este Fondo realizada en 2014.

La previsión inicial es que estas ayudas a coste cero que la Institución Provincial anticipa a los Ayuntamientos puedan quedar resueltas a mediados del mes de octubre.

Sobre esta edición del FEAR, el mandatario provincial ha destacado que la ampliación de las líneas para solicitar las ayudas suponen “dar un servicio casi a la carta, en el que aportamos como novedad los préstamos de legislatura, las ayudas para atender las deudas pendientes con la Seguridad Social y los anticipos para que los Ayuntamientos puedan atender sentencias en firme dictadas que les provoquen un desfase en la tesorería”.

Desde 2011 hasta ahora, las distintas ediciones del FEAR han puesto en manos de los Ayuntamientos cerca de 104 millones de euros a coste cero. Esta cifra se incrementa hasta los 214 millones de euros si se suman las cantidades que la Diputación ha inyectado al OPAEF para financiar los anticipos municipales, en concreto 50 millones en el Presupuesto 2104 y 60 millones en las Cuentas de este año 2015, y por las que los Ayuntamientos tampoco pagan interés.

En la nueva convocatoria, el Fondo establece una línea de devolución a corto plazo y las cinco restantes a largo plazo. A las tres incluidas ya en 2014, para desfases puntuales de tesorería, financiación de inversiones y refinanciación de deuda pendiente por créditos con bancos firmadas por los Ayuntamientos -para su devolución en 11 meses la primera, y 110 reintegros, las dos restantes- ahora se suman 3 nuevas vertientes.

Dichos supuestos novedosos son la refinanciación de deuda que los Ayuntamientos tengan conveniada con la Seguridad Social; los denominados 'préstamos de legislatura' para financiar gasto corriente (con devolución a 37 meses); y una última línea que podrá solicitarse para dar cumplimiento a sentencias en firme que justifiquen un grave desfase de tesorería (también para devolver a 37 meses).

Por último, el presidente provincial ha vuelto a reclamar “la ayuda y colaboración de los alcaldes y alcaldesas para una ágil y correcta tramitación de expedientes, porque para aligerar plazos necesitamos que comprueben que se entrega completa la documentación requerida en las bases dentro del plazo de solicitud, ya que así reduciríamos en lo posible los trámites de subsanación”.