Provincia

alt

 

A los nueve detenidos se les intervinieron cuatro escopetas, siete rifles, una carabina, una pistola de tiro olímpico, un subfusil y tres fusiles. El cultivo, formado por más de 160 plantas de cannabis sativa, estaba ubicado en varias fincas, pertenecientes a una misma familia. La investigación ha sido llevada a cabo conjuntamente por el Grupo de Investigación de Guardia Civil de Marchena y por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Morón de la Frontera de Policía Nacional.


 

Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en una operación conjunta en Morón de la Frontera, han incautado 17 armas largas al desmantelar una plantación de marihuana oculta entre otros cultivos. A los nueve detenidos se les intervinieron cuatro escopetas, siete rifles, una carabina, una pistola de tiro olímpico, un subfusil y tres fusiles. El cultivo, formado por más de 160 plantas de cannabis sativa, estaba ubicado en la finca de la vivienda familiar.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de unaplantación de marihuana de grandes dimensiones en una zona agrícola aislada de Morón de la Frontera.

A raíz de esta información, los agentes encaminaron sus investigaciones a la localización del cultivo y a la identificación de los propietarios. Tras diversas gestiones, descubrieron una propiedad de una familia donde habían ocultado plantas de marihuana entres otros cultivos para dificultar su localización.

alt

alt

El pasado día 29, los agentes tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional, establecieron un dispositivo conjunto de vigilancia para proceder a la detención de los propietarios. A su llegada, observaron a una mujer y un hombre regando las plantas de marihuana, quienes al percatarse de la presencia de los agentes, emprendieron su huída a pie, lográndose la detención de la mujer. Del mismo modo, se localizó en el interior de la finca al resto de integrantes de la familia que fueron igualmente detenidos, ya que estaban  realizando labores de cultivo del estupefaciente.

En el registro de la vivienda los investigadores observaron que los arrestados disponían de varias fundas de armas y tras una minuciosa búsqueda hallando un total de 17 armas. Además se intervino multitud de munición, una pistola eléctrica, tres vehículos, seis armas blancas, motocicletas, material electrónico, 5.200 euros, 167 plantas de marihuana y útiles necesarios para el cultivo.

Posteriormente se logró la detención del noveno integrante del clan que había huido y se encontraba en paradero desconocido. La investigación ha sido llevada a cabo conjuntamente por el Grupo de Investigación de Guardia Civil de Marchena y por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Morón de la Frontera de Policía Nacional.

VÍDEO