Provincia


alt

La Asociación Valor Ecológico-CAAE, presidida por el marchenero Paco Casero, ha solicitado en un escrito remitido a los gobiernos andaluz, valenciano y murciano, así como a la autoridad competente a nivel nacional (MAGRAMA), la unión de esfuerzos y recursos para actuar eficazmente ante la plaga de la cochinilla carmín que amenaza las chumberas presentes en el levante español y en Andalucía.



Según informa el CAAE en un comunicado, Las chumberas o paleras (Opuntia ficus-indica) cumplen una importante función paisajística, y son un importante factor para el mantenimiento de la biodiversidad en todo el levante español y en Andalucía. Sus frutos, los higos chumbos son apreciados y generan un importante mercado local en todas las zonas en las que se asientan, además también es extendido su uso como valla ganadera natural en numerosas zonas del territorio andaluz.


Esta planta se encuentra actualmente amenazada por la plaga de la cochinilla carmín (Dactylopius Opuntiae), la cual ataca la planta hasta secarla. Dicha plaga fue declarada por primera vez en 2007 en la Comunidad de Murcia y desde entonces se ha ido extendiendo por todo el levante y el sur, afectando a la Comunidad Valenciana y Andalucía donde se han descrito casos no sólo en Almería, sino en Granada, Málaga y Cádiz. En comarcas como la del Almanzora la incidencia afecta ya al 80% de las plantas, y en la provincia de Almería alcanza ya a un 20% de la población, extendiéndose cada vez a más zonas.


“Casos como este, no son sólo un problema de una Comunidad Autónoma concreta, exceden a dicho ámbito territorial y es necesario por lo tanto una actuación conjunta y coordinada que mediante una estrategia única, ponga todos los recursos disponibles a luchar de forma coordinada e integrada por un objetivo común”, expone Valor Ecológico.


 Además de los propios servicios de sanidad vegetal del Ministerio y de los de las comunidades afectadas (Valencia, Murcia y Andalucía), se dispone de cuatro instituciones de investigación agraria que deben trabajar por buscar y aportar soluciones, instituciones como el INIA, el IVIA, el IMIDA o el IFAPA. Sin embargo a pesar de estos medios, la plaga continúa extendiéndose por el territorio nacional. El equipo de Ecovalia-CAAE tiene constancia de que se han hecho estudios y en algunos casos se han tomado medidas, pero actuando de forma independiente y sin coordinación aparente, no se han obtenido resultados satisfactorios.


El problema, más allá del caso de las chumberas, es la necesidad de visión global a la hora de abordar asuntos como este, reclama la Asociación Valor Ecológico-CAAE. Este mismo problema existe con la seca de la encina, la cual pone en riesgo a un ecosistema único de la península ibérica y que afecta a Andalucía, Extremadura, Castilla-la Mancha, Castilla y León y Portugal. Todas estas administraciones, incluido el Ministerio de Agricultura, cuentan con recursos para trabajar en la solución del problema, pero no se puede abordar el problema cada uno por un sitio, pues perdemos eficacia y la eficiencia que la sociedad demanda en el uso de los recursos públicos.


La Asociación Valor Ecológico–CAAE solicita a las administraciones afectadas que consensuen la implantación de una estrategia conjunta de lucha contra la plaga de la cochinilla y de todos aquellos problemas que afectan a varias regiones, y que necesitan de una respuesta efectiva, poniendo a disposición de éstas el conocimiento de sus  productores ecológicos e incluso de fincas para experimentación con el objeto de encontrar una solución eficaz a este problema.