Provincia

pn chiringuitos financieros

 

La Policía Nacional informar a la ciudadanía acerca de los fraudes materializados a través del modus operandi conocido como “Chiringuito Financiero”, con el objetivo de dar a conocer esta tipología delictiva y dotar a la población de nociones básicas que dificulten su posible victimización. Desconfiar de sociedades inversoras que ofrezcan rentabilidades superiores a los productos convencionales del mercado y consultar previamente en la Web de Comisión Nacional del Mercado de Valores son dos de los consejos quje ofrece Policía Nacional.

 

 


 

 

En primer lugar, se destaca que estas estafas son cometidas por grupos perfectamente organizados, en el que cada estrato tiene una tarea específica y entre todos se coordinan para conseguir su propósito defraudatorio. De este modo, unos se dedican a promocionarse en los portales publicitarios, otros a contactar con las víctimas, otros a canalizar el dinero lícitamente obtenido, otros a captar posibles mulas bancarias, etc. Para ello, crean empresas ficticias, publicitadas en redes sociales u otras plataformas de contenido audiovisual que prometen gestionar los fondos que sus clientes les depositan, generando ingresos sorprendentemente elevados.

 

En el caso de que alguna persona quiera más información sobre lo publicitado, se le indica que deben aportar información sobre sus datos personales y bancarios si quieren recibir una información más completa.

 

De este modo consiguen, por un lado hacerse con los datos personales de sus víctimas, interesándose especialmente por perfiles de personas que a priori puedan tener una elevada solvencia económica, y por otro lado, al disponer de los números de teléfono de las víctimas, realizan llamadas telefónicas para conocer los ahorros de las mismas. Además, le explican el funcionamiento de la sociedad y como ingresar el dinero para ganar la supuesta rentabilidad de los ahorros invertidos.

 

Tras hacer creer a los estafados que su aportación inicial se ha multiplicado en apenas un día por dos o por tres, vuelven a contactar con ellos para animarle a realizar nuevas aportaciones a las sociedad inversora. En esta ocasión, le indican que estas nuevas inversiones han de realizarse a través de una plataforma de criptomoneda.

 

Una vez la convencen de volver a “invertir”, acceden a su cuenta de criptomonedas o de la que se trate, y ordenan una recarga por el importe acordado que normalmente oscila entre 10.000 y 20.000 euros.

 

Tras esa aportación de capital, ya en esta ocasión de un valor considerable, los estafadores siguen llamando a los inversores continuamente para que acceda a su cuenta de usuario en la sociedad inversora, y así pueda contemplar como supuestamente ha conseguido una rentabilidad cercana al 100% en apenas días.

 

Posiblemente la víctima, al ver tan “ventajoso” negocio, decida realizar una retirada de beneficios, lo cual comunica a su supuesto agente de inversiones.

 

Desde el momento en el que la víctima comienza a reclamar sus “beneficios”, pueden darse dos situaciones en función de lo que hayan estafado a la víctima hasta ese momento:

 

Que le devuelvan una mínima parte del dinero estafado.

 

Que le indiquen que para retirar parte del dinero invertido debe de llegar a un capital determinado de inversión, animándole a realizar nuevas transferencias de capital hasta alcanzar dicho importe.

 

De este modo, las víctimas van autorizando en su entidad bancaria un número variable de operaciones de recarga de su monedero virtual, habiéndose tenido constancia por parte de la Policía Nacional de casos en los que el importe transferido es superior a 100.000 euros, llegando incluso a superar los 500.000 euros en determinadas denuncias.

 

Recomendaciones sobre la estafa conocida como “Chiringuito Financiero”

 

Por parte de la Policía Nacional se quiere hacer una serie de recomendaciones generales a la población para evitar de un modo u otro convertirse en víctima de la estafa conocida como “Chiringuito Financiero”:

 

1. Desconfíe de cualquier video o mensaje, ya sea publicitado en redes sociales u otro medio audiovisual, en el que aparezca una sociedad inversora que ofrezca rentabilidades a porcentajes asombrosamente superiores a los productos convencionales existentes en el mercado.

 

2. Desconfíe de cualquier sociedad inversora que le solicité sus datos bancarios relacionados con la numeración de su tarjeta bancaria así como claves de acceso a la banca online. Ninguna sociedad debe tener acceso a esa información, ni siquiera su propia entidad bancaria.

 

3. No transfiera dinero a ninguna sociedad de inversión sin antes haber consultado con algún familiar o amigo acerca de esa posibilidad. Siempre es bueno tener la opinión de otras personas antes de llevar a cabo una inversión de cualquier tipo. Especialmente trate de consultar a personas de su entorno con cierta experiencia en el mundo de las inversiones.

 

4. Antes de acceder a cualquier sociedad de inversiones, realice una simple consulta a la Web de Comisión Nacional del Mercado de Valores, apartado búsqueda por entidades, e ingrese el nombre o la Web de dicha sociedad. De este modo podrá acceder a las advertencias al público de la CNMV en la que le darán información acerca de si esa sociedad en cuestión está o no autorizada a prestar servicios y actividades de inversión.

 

https://www.cnmv.es/portal/Consultas/BusquedaPorEntidad.aspx

 

5. No invierta dinero en mercados de los que no tiene conocimiento alguno, especialmente desconfíe de aquellas sociedades que le indiquen que para invertir ha de crear previamente una cuenta en un Exchange de Criptomoneda.

 

6. Nunca ceda el control remoto de su escritorio o de su teléfono móvil a ninguna persona para que realice acciones en su dispositivo sin su consentimiento, evidentemente se trata de un fraude garantizado.

 

7. Desconfíe de aquellas sociedades inversoras en las que ha de rellenar un formulario en la que le piden su información bancaria, mas aún cuando tras realizarlo a los pocos minutos recibe una llamada telefónica desde un número de teléfono extranjero en la que, una persona que se presenta como su asesor financiero, le realiza preguntas para conocer su capacidad económica (ahorros, propiedades, etc.)

 

8. Nunca haga nuevas aportaciones de capital a una sociedad de inversión que le exija esa condición para poder retirar sus supuestos beneficios. Se trata de un mecanismo de presión para seguir estafándole más dinero. Tenga claro que en ningún momento tienen la intención de devolverle un solo euros de lo que usted ya ha desembolsado y la situación siempre irá a peor.

 

9. Una vez producida la estafa, desconfíe de cualquier llamada que pueda recibir con posterioridad en la que una supuesta compañía de recuperación de activos de criptomoneda le ofrece sus servicios para recuperar el dinero que le han defraudado. Se trata de la misma organización criminal que le había estafado, quienes le solicitarán nuevos pagos para seguir engañándole.