Provincia

 IMG.5

 

La Policía Nacional ha detenido a dieciséis personas en una macro operación contra el narcotráfico en una urbanización de Carmona. Esta macrooperación ha permitido la detención de dieciséis personas, la intervención de varias sustancias estupefacientes, armas de fuego y munición, joyas y dinero. La organización contaba con varias cámaras de vigilancia que grababan permanentemente la vía pública, controlando así la presencia policial. La Autoridad Judicial ha decretado el inmediato ingreso en prisión del líder de la organización y su segundo al mando, además de imponer cuantiosas fianzas para algunos de los detenidos, informa la Policía Nacional.

 

 


 

 

La Policía Nacional ha desmantelado cuatro narcopisos y otros dos inmuebles empleados como guarderías para la custodia del dinero y joyas así como para la guarda de armas, relacionadas con la actividad delincuencial de esta organización criminal. Fruto de este operativo se ha logrado detener a dieciséis (16) miembros de esta organización, la cual disponía de varias cámaras de vigilancia con las que mantenían el control de la zona en la que actuaban.

 

 

Droga en expositores y cámaras de vigilancia

 

El dispositivo policial bautizado bajo el nombre de “Operación Truman”, se llevó a cabo de manera simultánea en distintos puntos de la capital hispalense, además de en una urbanización de la localidad sevillana de Carmona. Este amplio despliegue policial contó con la participación de distintas unidades de la Policía Nacional, todas ellas coordinadas por los agentes investigadores especializados en este tipo de actividad delictiva.

 

Gracias a esta investigación se desarticuló el principal punto de venta de cocaína, con capacidad para suministrar al día más de 100 gramos de esta droga y que se proveía con la sustancia que se guardaba en otros dos pisos situados en bloques enfrentados a este punto; además de otras sustancias tales como MDMA, ketamina, hachís, marihuana o viagra, esta última tanto en formato líquido como en pastillas.

 

Este principal punto de venta se encontraba situado en el bajo de un bloque, y estaba configurado como un compartimento completamente estanco con sistema propio de ventilación, varias máquinas recreativas en su interior, y con una puerta de seguridad que contaba con más de seis cerraduras además de enrejado interior. Este disponía también de una vitrina para mostrar las sustancias y carteles con ofertas a modo de supermercado.

Uno de los aspectos que más llamó la atención de los agentes durante los registros, fue comprobar cómo la organización contaba con un complejo entramado de cámaras de vigilancia en las antenas de los bloques, junto con varios monitores en los que se estaba viendo en directo imágenes de hasta ocho cámaras de seguridad, que controlaban todas las calles adyacentes de los narcopisos e incluso los interiores de los bloques investigados.

 

IMG.2

 

IMG.4

 

IMG.6

 

IMG.7

 

Operativo simultáneo con dieciséis (16) detenidos

 

El operativo se llevó a cabo con diez (10) registros simultáneos, interviniéndose un total de 1000 plantas; casi 100 kilos de sustancias estupefacientes, principalmente de hachís y marihuana, casi medio kilo de cocaína y 40 gramos de MDMA y Ketamina. Asimismo se incautaron cuatro cajas de tabaco de contrabando y 200 pastillas de viagra, además de tres (3) armas de fuego tipo pistola y abundante munición de distinto calibre.

Del mismo modo se registró una vivienda situada en una urbanización de la localidad sevillana de Carmona, donde un matrimonio guardaba envasado al vacío más de 70.000 euros en dos cajas fuertes, además de múltiples joyas.

 

Cabe destacar que una vez finalizados los registros, los investigadores se aproximaron nuevamente a los bloques registrados, comprobando como dos de los vendedores de la organización se encontraban abriendo un nuevo punto de venta en un piso próximo, procediendo en ese mismo momento a la detención de ambos así como a la intervención de nuevas partidas de droga y dinero.
Organización perfectamente estructurada

 

La investigación apunta a que esta organización criminal se compone al menos de 16 sujetos, encontrándose en la misma hasta cuatro escalones de responsabilidad diferentes, existiendo sujetos encargados de distintas labores como la venta de sustancia, la guarda del dinero, la guarda de droga o la guarda de armas, repartiendo la organización todos sus recursos en distintos inmuebles.

 

Finalmente, los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico; siendo el líder de la organización y su segundo al mando enviados a prisión, e imponiendo fianzas de hasta 20.000 euros a otros miembros de la misma.