Provincia

cafa serrania suroeste

 

Los profesionales del Grupo de Desarrollo Rural Serranía Suroeste han comenzado ya a desarrollar su actividad en la localidad de Arahal, concretamente en el CAFA (Centro Abierto de Formación) de la localidad vecina. El Ayuntamiento de Marchena aprobó en Pleno al principio del otoño que Serranía Suroeste debía abandonar su espacio en el edificio del antiguo Ayuntamiento (calle Carrera/Plaza Ducal) por encontrarse "en precario" desarrollando su actividad, extremo que desmintió la Gerencia de Serranía Suroeste, defendiendo su labor como grupo de gestión de fondos públicos que han dinamizado la economía de los ocho municipios de la zona a los que atiende en su labor. Los emprendedores, asociaciones y autónomos de Marchena, al igual que de los ocho pueblos que alberga la actividad del GDR, deben ahora acudir al CAFA de Arahal, situado en Vereda de Sevilla s/n. 

 


 

GDR Serranía Suroeste comienza su actividad en un centro moderno y adecuado, tras la aprobación por el Pleno de Arahal del traslado de la sede de la entidad a su localidad, que en la esfera política se ha acogido con los brazos abiertos y como un nuevo impulso para la pequeña y mediana empresa y emprendedores de este municipio, que lógicamente ahora tendrán la sede presencial de Serranía Suroeste mucho más cerca.

 

La salida de Marchena, que en un principio le fue exigida por carta por la alcaldesa para el 30 de octubre, se ha dilatado hasta enero de 2023, ya que la Gerencia defendió en todo momento que se haría por cauces legales y que no permitiría que desde el Ayuntamiento de Marchena se tratara como okupa a esta asociación, que se responsabilizó en 2003 de la rehabilitación del edificio en el que ha desarrollado su tarea.

 

 

Desde la Gerencia y técnicos de Serranía Suoreste se ha seguido hasta hace escasos días atendiendo en Marchena hasta el final, incluso promoviendo desde nuestro pueblo la convocatoria de ayudas Leader cuyo plazo finaliza el lunes 16 de enero.

 

La Gerencia lamentó entonces “la pérdida de influencia de Marchena, donde todas las corporaciones municipales, salvo la actual, han apostado fuerte por un Grupo de Desarrollo que es el único de carácter comarcal en la gestión del desarrollo económico”, que, además, resalta, sigue la senda de la integración y cooperación entre municipios para dotar de competitividad a los municipios rurales.

 

El Grupo de Desarrollo Rural Serranía Suroeste es una asociación sin ánimo de lucro, de la que son socios los Ayuntamientos de la comarca (Paradas, Arahal, Morón de la Frontera, Puebla de Cazalla, Montellano y Coripe), excepto Marchena desde 2017, así como diversos agentes sociales y económicos, y empresarios de todos estos pueblos.

 

El GDR Se presentó a convocatoria de programas que diseña la Comunidad Europea, los LEADER, para que en todas las zonas rurales de Europa se gestione un programa de desarrollo, con la peculiaridad de que es el único organismo plenamente participativo, no solo por la variedad de socios que lo componen, muy vinculados con el tejido productivo de los pueblos, sino por la toma de decisiones en Asamblea de socios, expuso Teresa Benítez: “Llevamos 25 años haciendo planificación estratégica, diagnóstico del territorio, utilizando mecanismos de participación, como por ejemplo las Mesas de Trabajo en la que participan concejalías, asociaciones, particulares, empresarios, cooperativas…, acerca de diversos sectores o temáticas como la juventud, empleo, mujer… y se ejecutan estrategias de desarrollo basadas en los estudios de sectores económicos que también llevamos a cabo, a partir de los cuales, el dinero que se nos aprueba los destinamos a unas líneas de ayuda determinadas para combatir las carencias que el territorio tiene”.

Respecto a las consecuencias de la salida del Ayuntamiento de Marchena del GDR Serranía Suroeste, que se produjo en principio transitoriamente, pero sigue fuera nuestro Consistorio casi seis años después, la Gerente expone que “después de 25 años de planificación estratégica comarcal, desde el punto de vista socieconómico de la comarca y del modelo de desarrollo territorial de Andalucía basado en las redes de ciudades medias que aportan servicios avanzados a las empresas y a las personas, Marchena y Morón siempre han ejercido de capitalidad compartida de la comarca. Al renunciar Marchena a acoger la sede del GDR, que es el único servicio de ayudas y subvenciones exclusivamente de la comarca, supone que el conjunto del pueblo pierda protagonismo e influencia como cabecera de la comarca”.

 

En este sentido, incidió Teresa Benítez en que “el trabajo en red de los municipios y los proyectos compartidos entre los mismos es la senda e estratégica para mejorar la competitividad de los territorios rurales; es lo que ha sido siempre ha movido a todas las corporaciones locales de Marchena a acoger y arropar la sede de Serranía Suroeste desde que se creó la Asociación (en 1997) menos a la actual”.

 

Aclaraba entonces en entrevista mantenida a finales de octubre con este medio, la Gerente, que la salida del Ayuntamiento es la salida de un socio público que dejó de serlo, pero que el GDR Serranía Suroeste tiene descrito en sus Estatutos que el ámbito de actuación sigue siendo el de los ocho pueblos, incluido Marchena, y que todos los empresarios del pueblo, parroquias y hermandades, emprendedores de Marchena que deseen informarse y tramitar solicitudes en las distintas convocatorias de ayuda, pueden seguir presentándolas, ahora ya en el CAFA de Arahal, pues se les valorará igual que a cualquier particular de los otros pueblos.

 

No obstante, “sí perderán la cercanía que les proporciona un centro de servicio comarcal, que hay muy pocos, y que lo pierda Marchena porque así lo haya decidido el Ayuntamiento”, avanzaba la Gerente.

 

La Gerente subrayó entonces que en el GDR participan muchísimas entidades locales, todas las cooperativas de la comarca son socias, miles de agricultores..., recordando que “20 millones de euros que recibimos y 20 millones de euros que gastamos, no hemos tenido que devolver ni un euro nunca, realizamos un trabajo importante para la comarca y para hacerla más competitiva con un enfoque participativo” y calificando el desalojo de Marchena de "insólito".