Provincia

ccoo juventud

 

Las personas menores de 35 años en Sevilla no llegan ni a ser mileuristas. Ingresan, de media, 924 euros al mes, una cifra mucho menor en las mujeres jóvenes, que solo alcanzan los 812 euros mensuales.  El secretario de Juventud de CCOO de Sevilla, José Manuel Torres, alerta de que “los trabajadores y trabajadoras jóvenes que soportan una enorme temporalidad y parcialidad en la contratación son quienes más están sufriendo la enorme escalada de precios y llueve sobre mojado, porque la crisis de 2008 y la del coronavirus ya dejaron muy tocadas a unas generaciones que están viendo cómo situaciones que deberían ser normales como tener un trabajo no precario, emanciparse o poner en marcha un proyecto de vida se han convertido en imposibles”. Ante esta situación, CCOO pide a las administraciones que tomen cartas en el asunto y a los empresarios que no abusen de la juventud.

 


 

CCOO de Sevilla ha alertado de que la escalada de la inflación está suponiendo la puntilla para la juventud trabajadora.

 

En este 12 de agosto, Día Mundial de la Juventud, el Sindicato ha querido evidenciar los problemas que sufren muchas personas jóvenes para poder llevar a cabo proyectos de vida con dignidad. Y es que, según los últimos datos salariales de la Seguridad Social, las personas menores de 35 años en la provincia de Sevilla ingresan al mes, de media, 924 euros. Una cantidad que aún es menor entre las mujeres, que se quedan en 812 euros.

 

El secretario de Juventud de CCOO de Sevilla, José Manuel Torres, ha subrayado que “los trabajadores y trabajadoras jóvenes siguen soportando una enorme temporalidad y parcialidad en la contratación y, como eslabón más débil del mercado laboral, son quienes cada vez que llega una crisis la sufren con más virulencia. Ocurrió con la Gran Recesión y las recetas austericidas, que colocaron una enorme losa de precariedad sobre la juventud que topó las expectativas vitales de la generación millenial. Se repitió con la crisis generada por la pandemia del coronavirus, que volvió a cebarse con la juventud y, de nuevo, está sucediendo con la escalada de la inflación. Esto es la puntilla. Llueve sobre mojado para unas generaciones que solo conocen la precariedad laboral y vital”.

 

“Para la juventud sevillana que, hasta los 35 años, no llega a ser ni mileurista, hay actividades que deberían ser cotidianas pero pasan a ser un lujo como poder independizarse, vivir solo o poner el aire acondicionado en casa para combatir el calor”, ha subrayado Torres.

 

En esta coyuntura inflacionista, las subidas de precios han llegado también a elementos básicos como la alimentación o la vivienda. Los alquileres en la provincia de Sevilla han crecido en los últimos doce meses más de un 2%, una subida que es mayor en la capital donde roza el 5% y donde un piso de 70 metros cuadrados cuesta, de media, 721 euros al mes.


“Si un joven con empleo en Sevilla decide vivir solo, apenas tendría 200 euros al mes para pagar el agua, la luz, internet, el teléfono o la alimentación, algo que es completamente imposible y más con la enorme escalada de precios”, ha explicado el secretario de Juventud de CCOO de Sevilla.

 

Según Torres, “garantizar que la juventud trabajadora pueda poner en marcha proyectos de vida a medio y largo plazo y evitar que tengan que emigrar a otras comunidades autónomas o a otros países para poder desarrollarse debería estar en el número uno de todas las agendas políticas. Por eso, desde CCOO de Sevilla volvemos a exigir a la Diputación y a los ayuntamientos de nuestra provincia que tomen cartas en el asunto y hagan todo cuanto esté en su mano para evitar la pobreza vital de quienes ya son el presente y deben ser el futuro de nuestra provincia”.

 

“Y este compromiso debería ser también adquirido por los empresarios y empresarias que en muchísimas ocasiones utilizan a la juventud como mano de obra barata, abusando de las prácticas no remuneradas, con contratos en fraude de ley, obligándolos a ser falsos autónomos, negándoles contratos a jornada completa, indefinidos, etcétera. Es fundamental que la juventud se incorpore al mercado de trabajo, que lo haga con garantías de futuro y con contratos que se asienten dentro de la legalidad, algo que, por desgracia, no siempre ocurre”, ha sentenciado el secretario de Juventud de CCOO de Sevilla.