Hermandades

portada

 

Con motivo del tercer centenario del Patronazgo de la Virgen del Rosario, el historiador marchenero Manuel Antonio Ramos Suárez pronunció en la iglesia de Santo Domingo una conferencia bajo el título  Devoción e imagen de Nuestra Señora del Rosario en Marchena. Su autor la estructuró en tres partes: nacimiento e historia de la Hermandad, patronazgo de la Virgen y su vinculación con el Cabildo municipal e iconografía de la Virgen del Rosario.  Por su parte, Carlos J. Romero Mensaque, Doctor en Historia y Teología, repasó las "Etapas históricas de la devoción al Rosario en la Modernidad", dentro de este ciclo de conferencias que cerrará el viernes 15 de diciembre a las 20:30 horas, José Tomás Montes Álvarez, párroco de San Juan.

 


 

José Francisco Aguilar, rector de la Hermandad del Cristo de San Pedro, fue el encargado de presentar el acto y dar unas breves pinceladas de la biografía del ponente, asegurándole que "es un orgullo para la Hermandad tener hermanos como tú".

 

presentacion


En el primer bloque, trató sobre la evolución de la Hermandad de la Virgen del Rosario desde su nacimiento en 1556, destacando diversos hitos históricos y artísticos, aportando datos novedosos y planos de la primitiva Capilla de la Virgen, "pequeña y humilde que contaba con una sacristía anexa". Un siglo después, en 1657, se nombra por primera vez a la Virgen del Rosario como Patrona del Cabildo municipal, "aunque no es hasta 1723 cuando ya se le reconoce como Patrona no sólo del Cabildo, sino también del pueblo.

 

Manuel Antonio Ramos aprovechó la ocasión para regalar a la Hermandad del Cristo de San Pedro las partituras de las Coplas del Rosario, rescatadas gracias a la colaboración de don Juan Ramón Gallardo, párroco emérito de San Juan, y prosiguió aportando datos sobre la construcción del Panteón en el cementerio municipal (1915) y fotocopia del documento de fusión con la Hermandad del Cristo de San Pedro, firmado en 1980, aunque no se llevó a efecto hasta ocho años después, en 1988.

 

ponente


La segunda parte de la charla, la dedicó al Patronazgo de la Virgen del Rosario, ya comentado y del que ahora se cumple el tercer centenario, saliendo en rogativas en procesión hasta la Iglesia matriz de San Juan ese mismo años de 1723. Tras varios acontecimientos históricos, se designa en los siglos XIX y XX el primer domingo de octubre para la celebración de sus cultos; "e incluso se llega a proponer en el año 1947, un cambio de fecha de la feria de septiembre para hacerla coincidir con las fiestas de la Patrona, aunque finalmente no se llevó a efecto.


Finalmente, Ramos Suárez mostró varias diapositivas con la representación de la Virgen del Rosario, que actualmente se encuentran en varios enclaves, aparte de la iglesia de Santo Domingo. Así pudimos ver las semejanzas y aspectos diferenciadores: La Virgen rodeada de rosas, con una rosa o un ramillete en la mano, la que aparece en el medallón del estandarte de la Hermandad, coronada por ángeles...

 

diapositiva


En cuanto a la imagen titular, el ponente destacó algunos cambios como "el añadido de la ráfaga, algo común en la mayoría de las obras de Cristóbal Ramos, artífice también de otras transformaciones, como el cambio del rostro de la Virgen y del Niño", que según sus conclusiones debieron realizarse entre 1787 y 1799.

 

"El fenómeno rosariano constituye un elemento fundamental en la estructuración de la religiosidad barroca, y por extensión, de la sociedad andaluza y de la española"

 

 csp rosario

 

Carlos J. Romero, experto en la materia del Rosario e investigador de reconocido prestigio, ofreció la conferencia que abrió este ciclo organizado por la Hermandad del Santísimo Cristo de San Pedro, Nuestra Señora del Rosario, María Santísima de las Angustias y San Juan Evangelista de Marchena.

 

En su ponencia, destacó el carácter vertebrador del rezo del Rosario, que marcaba el ritmo de la existencia cotidiana, gozando de popularidad y dinamismo, así como el impulso que a finales de siglo XV le da a su predicación el dominico bretón Alano de la Roca, contexto en el que surge la primera cofradía del Rosario, la de Colonia.

 

El sentido penitencial del rezo, obras de arte que han plasmado la esencia como el cuadro paradigmático de Alberto Durero, hermanadades que se van formando como las de Barcelona, Sevilla, Carmona, o el prestigio asociado con pertenecer a las hermandades del Rosario por cuanto se correspondía con ser dotado de "la salvación y la vida eterna" en aquellos tiempos, fueron algunos de los elementos introducidos por Carlos J. Romero en su conferencia.

 

La victoria en la batalla de Lepanto (hay representaciones artísticas de la Virgen del Rosario con espada militar) de las tropas cristianas sobre las musulmanas, se asocia al rezo del Santo Rosario, por lo que se universaliza la devoción, convirtiéndose a partir de ahí y durante el siglo XVII todo un rezo cristiano por antonomasia.

 

El sentido penitencial o exclusivo del interior de los templos se transforma radicalmente y pasa a las calles, donde cofrades y frailes rezan en rosarios públicos a los que responde fielmente el pueblo. Las misiones en las calles para evangelizar utilizan el rezo del Rosario, que se convierte con el paso del tiempo en un fin en sí mismo, no solo en un medio como al principio, dada la trascendencia que alcanza.

 

csp rosario 3

 

csp rosario 14

 

csp rosario 4

 

csp rosario 5

 

csp rosario 2

 

csp rosario 6

 

csp rosario 7

 

csp rosario 8

 

csp rosario 10

 

Los nombres del padre Pedro de Ulloa, en Sevilla, que gozó de un gran carisma, de Tirso González como impulsor de Hermandades, de Fray Pablo de Cádiz por su forma de revolucionar el rezo a finales del sXVII y principios del SXVIII aparecieron en escena en esta dinámica ponencia.

 

Fue tal la trascendencia del rosario que muchas órdenes religiosas crearían el suyo, siguiendo los pasos de los dominicos, o que incluso las mujeres, en los siglos de los que hablamos, fueron partícipes, gracias en Sevilla a la acción de Fray Pedro Vázquez Tinoco, que supo poner en valor a esta importante parte de la población. Más allá de nuestras fronteras, los rezos por las calles de Padres Nuestros y Ave Marías a la sevillana manera, sorprendieron a los oriundos, llevados hasta allí por frailes hispalenses.

 

De esos orígenes y desarrollo hasta la actualidad ilustró, con interesantes documentos sobre las formas, tipos de Rosario, obras de arte relacionadas, Carlos J. Romero, abriendo un ciclo que está dotando a los hermanos cristeros y espectadores en general, de una cualificada formación en la vocación rosarina, igualmente amplia en el tiempo en la misma Marchena.

 

csp rosario 9

 

csp rosario 11

 

csp rosario 12

 

csp rosario 13

 

csp rosario 15