cristo palabra abierta

 

JOSÉ DE ARIMATEA. La gran diferencia entre lo ficticio y lo falso consiste en que el primer concepto encuentra eco en la realidad, posee la capacidad de materializarse como verdad inmutable, mientras el segundo solo deja vacío y podredumbre a su paso. A veces presiento que nuestra Semana Santa, cuya belleza visual y valor artístico es inconmensurable, corre el riesgo de perder referencias, de ser presa de un pueril objeto de consumo, un espectáculo de luces que es incapaz de remover en el espectador un ápice de su conciencia. (Imagen: Palabra Abierta).

 

 

Leer más...

juan pliego el caeno

 

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. Cuando hablamos de la musicalidad de la Semana Santa no solo entendemos que la conforman bandas de cornetas y tambores, bandas de música, misereres…, sino también ese canto espontáneo que se ofrece al paso de una cofradía para engrandecer y exaltar con plegarias a sus imágenes: la saeta. Pero, además, cuando se habla de saetas, el mundo entero no tiene más remedio que mirar hacia Marchena. (En la fotografía de portada, Juan Pliego "El Caeno").

 

Leer más...

saeta flamenca 1

 

LA VOZ FLAMENCA. EDUARDO TERNERO. Trasladémonos en el tiempo, imaginemos que estamos en la madrugada de un Viernes Santo ante la imagen primitiva de un crucificado llevado en andas por una callejuela andaluza, allá por el XVI-XVII, cuando aún no existían, como tal, lo que hoy llamamos procesiones, sino una especie de comitiva con un Cristo acompañado por unos rezos, unas oraciones en voz alta. Un primitivo Vía Crucis que hacían las comunidades religiosas, sobre todo la congregación franciscana, con sus plegarias, incitando a los pecadores a arrepentirse, intentando insuflar devoción y fe en un pueblo que estaba en un proceso de configuración y homogeneización cristiana. Sigan imaginando rezos gregorianos, llamadas de oración de almuédanos, cantos judíos entrelazados, compás de negros y gitanos…, una mezcolanza andalusí, dominada casi totalmente por el mundo cristiano...Imagen:(Vía Crucis franciscano).

 

Leer más...

et flamenco vi

 

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. Nos acercamos ahora a cuatro bailaoras que dejaron huella en el mundo del flamenco: Magdalena Seda Loreto, La “Malena”, sobrina de la “Chorra”, otra insigne del baile. Nació en Jerez, en 1877 y, desde pequeña, recorrió los cafés cantantes de su ciudad. Pronto se trasladaría a vivir a Sevilla, en la Alameda de Hércules, donde tendría como vecina y como rival en el baile a la genial artista Juana La “Macarrona”, según las crónicas la única que podía hacerle sombra en aquellos años; aunque según Vallejo que ya conoció a ambas en su madurez, diría que Malena era más exquisita y espiritual, en cambio en Juana había más nervio y gracia...

 

 

Leer más...

flamenco et 5

 

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. Seguimos hablando de mujeres que hicieron historia en el flamenco. Ahora, nos llegan a nuestra memoria escrita otras cuatro féminas, nacidas en el último tercio del XIX y anteriores a la aparición, en el panorama flamenco, de Pastora Pavón la “Niña de los Peines”; concretamente Luisa Ramos "La Pompi", Anilla "La Gitana", Rosario Monge "La Mejorana" y Antonia Gallardo "La Coquinera".

 

 

Leer más...

Más artículos...