marchena puebla retransmision

 

PC Asesores

Solays


Ágora

seagro

Bar Manolo

hotel gm

Grupo Lecru

dibén


Editorial

lvm logo ok

 

El 12 de noviembre del presente año regresamos a la actividad periodística, a la que, sólo en este medio de comunicación, nos dedicamos ocho años y casi cinco meses entre mediados de 2009 y finales de 2017. En nuestra vuelta al trabajo, nos hemos encontrado, aparte de una falta de cortesía, incluso con ausencia de respuesta en muchos casos a nuestro ofrecimiento de puertas abiertas a la información que Alcaldía y cada concejalía desee remitirnos, con un veto en toda regla por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Marchena, siguiendo el criterio de la alcaldesa, que nos considera un “medio privado” al que no facilitará información.


Esta somera consideración nos la hizo tras encontrarme a mi paso por las calles de Marchena con su persona, dieciséis días después de enviarle un e mail no contestado (ni hasta entonces ni hasta ahora) de presentación de este medio en el que le invitábamos a informar de cualquier novedad de Alcaldía, equipo de Gobierno y Ayuntamiento. Justo 24 horas antes de empezar a publicar, ya conocimos, pues, el panorama en el que nos movemos: un equipo de Gobierno que facilitará noticias a RTV Marchena, medio público local, pero no a nosotros por ser “privado”, mentira que tiene las patas muy cortas ante la difusión de información, entre otros, a un conocido medio de un cercano municipio durante muchos años y en el curso de este mismo 2021.

 
Hemos de aclarar que este artículo no se encamina a ninguna valoración política de la gestión de los concejales. Ni mucho menos está dirigido en afán de contrariedad al Partido Socialista Obrero Español de Marchena, con el que hemos mantenido unas relaciones de cordialidad y respeto mutuo en el desempeño de nuestra labor a lo largo de los años.


Nuestro objetivo único es explicar a nuestros lectores la situación de impedimentos, trabas y obstáculos al acceso a la información en origen que vivimos en el desempeño de nuestra labor y que nos ha impedido abordar noticias dependientes del equipo de Gobierno de Marchena, así como nuestra decepción por el trato que como ciudadano marchenero, que también soy, se me da.


Esta situación se produce desde semanas antes de iniciar las publicaciones y hasta a fecha de hoy, 6 de diciembre, Día de la Constitución Española; de manera que entendemos que ha transcurrido un tiempo suficientemente amplio en el que albergábamos unas esperanzas, aunque mínimas, de que el equipo de Gobierno tuviera a bien mantener una actitud de igualdad de trato hacia ‘La Voz de Marchena’.


No ha resultado así. Observamos represalias, no acertamos a entender muy bien los motivos ni esperábamos que existieran entre quienes condenan las sufridas por los valientes socialistas y demócratas republicanos durante el franquismo, que no se han hecho esperar. La señora alcaldesa y su equipo de concejales saben perfectamente del daño y perjuicio, a todos los niveles, que para un medio de comunicación supone no poder difundir información de primera mano acerca de las novedades del municipio en cualquier ámbito, con la consiguiente obligación para el periodista de estar en su quehacer diario ‘como un perro’ tratando de adivinar lo que aún no ha sido notificado o informado.


Esta medida se hace aún más amplia cuando tampoco recibimos información de la inmensa mayoría de servicios municipales con los que nos hemos puesto en contacto, o respecto a los cuales la información en otras etapas ha fluido abiertamente (lo que hemos tratado de corresponder con seguimiento, crónicas y reportajes de dichas actividades) y que lógicamente, siguen el criterio marcado, lo que ha dado lugar a situaciones desde el punto de vista personal desagradables, ya que algunos técnicos nos han hablado con desazón de esta situación.


Tampoco ha tenido a bien darnos cita ni respondernos a nuestro teléfono, que dejamos en Jefatura por dos veces (la primera, diez días antes de empezar a publicar), el Jefe de la Policía Local, cuya superior es igualmente la alcaldesa de Marchena. Hemos propuesto informar de la actividad policial en cuanto a estadísticas de tipos de atestado, detenciones, informaciones de interés para la seguridad ciudadana y distintas actuaciones, como años atrás hicimos, o para cerciorarnos de sucesos concretos, y hemos encontrado igualmente la callada por respuesta y explicación personal, en tono correcto (todo hay que decirlo), enfocadas a la escala jerárquica en la que cada cual actúa. Otro ámbito de nuestro trabajo periodístico para el que tenemos el portazo por respuesta.


No conformes con ello, nos invitan alcaldesa y concejales a tomar la información de equipo de Gobierno que se publique en RTV Marchena. Puedo acumular en la RTV pública local aproximadamente ocho años de trabajo y jamás me he marchado por voluntad propia de ese medio de todos los marcheneros al que he ofrecido mi dedicación, esfuerzo y cariño, con proyectos como ciudadano marchenero que sigo siendo. Dicho esto, el comentario de turno no hace ver más que el intento de degradación de ‘La Voz de Marchena’ por parte de los concejales y alcaldesa.


Es una circunstancia que conocen en el equipo de Gobierno cuando con afán peyorativo nos llaman “medio privado”, lo cual no nos impide en absoluto tener como pauta editorial y guía de principios periodísticos ofrecer información de interés general para el pueblo de Marchena, que, en el uso de su poder, en todo lo concerniente a ellos, el Gobierno local no nos facilita en un hecho de discriminación y de inherente desprecio que ha estimado oportuno la alcaldesa con la aquiescencia de sus concejales. Da la sensación de que se cumple el famoso refrán de “estás conmigo o estás contra mí”, en la apreciación que el equipo de Gobierno hace de este medio.


El hecho de que no aparezcan todas las informaciones que nos gustaría de equipo de Gobierno, nos pone en el punto fácil de la diana, pues cualquiera que no nos conozca puede pensar que quien discrimina es el medio de comunicación, y no al contrario. Es otro efecto que la señora alcaldesa y, quizá algunos de sus concejales, persigue. Nosotros contamos con nuestros archivos repletos de informaciones de equipo de Gobierno en todos los ámbitos (incluido el de María del Mar Romero, como el que más) y nuestra intención de seguir informando de todo lo concerniente al actual equipo de Gobierno ha quedado patente.


Con esta medida discriminatoria se pretende igualmente crear una imagen de medio partidista, pues la falta de noticias del equipo de Gobierno hace que la proporción de noticias de la oposición parezca mayor. La treta es descabellada por dos motivos, porque pretende menoscabar la pluralidad política demostrada todos estos años por ‘La Voz de Marchena’ dando la sensación de que no queremos informar del equipo de Gobierno, así como por su implícita desconsideración de la atención que le hemos dado a ellos mismos (jamás hemos dejado de atender un requerimiento del equipo de Gobierno 2015-2019 de María del Mar Romero y sus concejales). Respetando pues, el criterio de la alcaldesa con este medio, consideramos injusta su decisión.


Los concejales de equipo de Gobierno Manuel Suárez (Servicios, Seguridad Ciudadana Y Fiestas), Mercedes Abadía (Asuntos Sociales e Igualdad) y Teresa Jiménez (Hacienda, Desarrollo Económico, Turismo y, Medios de Comunicación), Víctor Montes (Cultura y Juventud) que ocupan también tenencias de Alcaldía, y la propia alcaldesa, no tuvieron a bien responder al mensaje de presentación de este medio en el que les abríamos las puertas para que facilitaran la información, propuestas y novedades de sus respectivas áreas, siempre agradeciéndoles de antemano una atención que no nos ha llegado.


Así hemos trabajado en años anteriores información de servicio como cualquier convocatoria de empleo, de promoción de la actividad turística e indirectamente económica de Marchena, crónicas de festejos y actos culturales, ruedas de prensa para abordar proyectos de gestión o entrevistas de balance de concejalías, entre otras muchas cuestiones, por cierto, sin jamás solicitar contraprestación económica a cambio. A algunos concejales debo agradecerles sus formas, pues, pese a esta discriminación de la que forman parte (quieran o no) nos dicen que somos “bienvenidos”. Menos mal.


Les hemos manifestado personalmente a concejales y alcaldesa nuestra disposición a informar de las actividades del equipo de Gobierno y, pese a esa ausencia de respuesta, algunas de una sensibilidad social claras como actividades del Día de la Mujer, nos la hemos compuesto para acudir y difundirla. También es de recibo decirlo, les hemos expuesto personalmente nuestra educada queja por no haber tenido muchos de ellos la consideración de coger un teléfono o responder un mensaje escrito. Agradecemos, al menos, las formas de casi todos ellos, incluso la atenta escucha en el caso del concejal Víctor Montes, pese a seguir sin informarnos de actividades de sus áreas. No han sido así las de un teniente de alcalde que, todavía después de no responder ni a mensaje escrito ni a llamada telefónica, nos dijo que “ya sabemos perfectamente lo que hay”; será un mal día y seguro que ahora está ya impregnado de ese espíritu navideño tan bonito por el que no nos informa ni de actividades de alumbrado, coros y belenes para la que otros años le hemos publicado extensos reportajes y entrevistas en este medio de comunicación, que es lo que somos legalmente, no otra cosa.


En cuanto al Concejal de Deportes, el señor López Estepa, nos manifestó su “ok”, que no ha tardado en incumplir según informaciones de su área ya publicadas en RTVM y para las que no se ha dirigido a nosotros, y el señor Sánchez Baco, concejal de Recursos Humanos, de forma personal, amablemente nos garantizó que nos facilitaría información y si bien se ha informado (nuevamente sin ser avisado este medio) de una Bolsa de Ayuda a Domicilio en RTVM, lo mismo la ha difundido el área de Asuntos Sociales y no la suya de Recursos Humanos esa importante información, nos queda esa razonable duda por conflicto de competencias. De Zaida Roldán, concejala de Educación, agradecemos su escucha personal y todavía no hemos apreciado ningún tipo de discriminación, mientras que el Área de Patrimonio, Asociaciones y Colectivos, que lleva Ana del Pino, ha informado de subvenciones a colectivos de las que tampoco nos ha llegado convocatoria (a esta concejala nos dirigimos telefónicamente y entendemos que no habrá visto las llamadas perdidas o que no tendría constancia de que volvemos a la actividad periodística). López Ordóñez nos reenvió por WhatsApp el cartel del Paseo Inclusivo; se lo agradecemos.


En este sentido, no nos extenderemos en señalar que siempre, independientemente del color político o alcalde de turno, hemos cubierto prácticamente toda información para la que hemos sido convocados o avisados por parte de los distintos equipos de Gobierno y otras propuestas por nosotros para incidir en determinados asuntos que considerábamos de interés, hasta el último día de nuestro anterior período (31 de octubre de 2017), incluidas las del equipo de María del Mar Romero, así como su campaña electoral, actos de partido de defensa de su gestión política y su figura como alcaldesa o comunicados enviados por la alcaldesa para responder a determinados colectivos, de los que se ha respetado hasta la última letra.


Por mucha animadversión o resquemor que algunos de los concejales nos puedan tener, son datos objetivos que no los pueden negar ni ellos mismos. Otra cuestión es que, mediante bulos falsos por redes sociales o en la propia calle, haya intentos cobardes, algunos anónimos (aunque no todos), ya desde 2016, de hacernos sentir culpables de emitir información de la oposición o de cualquier colectivo marchenero que muestre discrepancia (u otras propuestas) y que ese proceder periodístico sea considerado “partidista”, como también consideraron en su día inoportuno que respondiéramos a una serie de mentiras y difamaciones que se expresaron por parte de la alcaldesa en RTV Marchena contra el quehacer profesional de este medio, respuesta que ha quedado demostrado, con los hechos, que no nos perdonan. Tal vez, lo “correcto” habría sido permanecer en silencio…


Aun así, por ética profesional y por respeto a los votantes y a la labor de las distintas concejalías seguimos entonces informando de actuaciones de equipo de Gobierno, como es nuestro deber, y ahora in extremis, de lo que hayamos podido saber y no queramos dejar atrás por su sensibilidad social, caso de las actividades del Día Contra la Violencia de Género.


Confío, pese a todo, y dejando espacio para el sentido del humor, en que la ciudad de Marchena sea bastante diferente a esa ‘ciudad de Mar’ de los relatos trepidantes de DaniLoro, y que en caso de que se me acuse de “insurrección, alta traición y ofensas”, al menos mi defensa pueda conseguir “”una cadena perpetua sin grilletes, o en su defecto, pena capital pudiendo elegir repostero para la última comida”, tal como se relata en esa historia de ficción.


Ya en serio, esperamos haber dado las explicaciones pertinentes a nuestros lectores en este 6 de diciembre, Día de la Constitución Española, en el que deseamos a todos los marcheneros que desempeñen el ejercicio de sus derechos sin tener que ser restringidos mediante ningún tipo de censura previa, como marca el texto constitucional, y a nuestros gobernantes marcheneros, además del éxito más absoluto en su gestión, que por supuesto tiene detrás un trabajo digno de aprecio en muchos casos, que se dejen de ninguneos y desprecios y que respeten más ‘de facto’, y no tanto de palabra, la igualdad de oportunidades y de no discriminación en el libre acceso a la información de los profesionales independientes y autónomos, como tiene a bien ser este medio de comunicación desde que dio sus pasos primeros en 2009 y desde que a partir de noviembre de 2021 regresa al desempeño libre de su trabajo en esta línea, ya se conforme el equipo de Gobierno de turno con 7, 10 o 14 concejales.

 

 

Víctor Manuel Martín Luque.

Responsable del medio de comunicación ‘La Voz de Marchena’.

Suscríbete al canal de Youtube