Opinión

var honestidad

 

El 'Árbitro de la Paz', colegiado malagueño que ha impulsado numerosas actuaciones concretas en favor del juego limpio en el fútbol aficionado (recordemos el VAR de la Honestidad) y en particular con especial énfasis y constancia en el arbitraje de base, sufriendo por ello la indiferencia, advertencias y rechazo de los dirigentes arbitrales, que ahora propugnan una sentada en el fútbol base para protestar contra la violencia contra los árbitros: "Federaciones y comités de árbitros deben velar por el interés general de sus adscritos. Deben promover un deporte educativo y luchar con toda la fuerza contra la violencia. Yo no he visto esto en el caso del fútbol andaluz. Es triste, pero es la realidad", reflexiona Ángel Andrés en esta carta que comparte con La Voz de Marchena. (A la derecha de la imagen, en la esquina, el Árbitro de la Paz en una acción por la honestidad en el deporte con equipos de la cantera malagueña).

 

 


 

 

SOBRE LA SENTADA QUE PROMUEVE EL COMITÉ ANDALUZ DE ÁRBITROS DE FÚTBOL PARA ANTES DE LOS PARTIDOS DE LA PRÓXIMA JORNADA


No puedo ni debo callarme, por el bien de muchos jóvenes y familias, y de los propios árbitros y el fútbol.


Esta organización que promueve la sentada (no estoy en contra, que conste) es la que me trató fatal por realizar charlas educativas antes de los partidos. Me amenazó con sancionarme por ello.

 

Cuando dije que, si había sanción, la quería por escrito, me dijeron que de eso nada. Me dijeron que no hablara en los medios de comunicación (por supuesto, no hice caso). No me apoyaron en nada, aunque las charlas funcionaban.


Después, viendo los casos de violencia verbal que otros compañeros sufrían (en mis partidos, nunca), hablé con mis superiores para decirles que el protocolo de actuación contra la violencia verbal no se estaba llevando a cabo y eso no podía ser. Les dio igual.


Y ahora, después de no sé cuántos casos de violencia, lo único que hacen es una sentada.

 

No es que esté mal, pero esto tendría que ocurrir al primer caso de violencia, y después ir tomando medidas contundentes, y cuidar a las personas que aportan, no machacarlas.


Podría contar muchas más cosas vergonzosas, pero no voy a seguir. Me da igual lo que digan de mí. Y

 

Yo sólo me debo a mis principios y al bien que siempre he querido hacer (y sigo intentándolo) por todo el mundo del fútbol, por la educación en nuestro deporte. Nada más.


Federaciones y comités de árbitros deben velar por el interés general de sus adscritos. Deben promover un deporte educativo y luchar con toda la fuerza contra la violencia. Yo no he visto esto en el caso del fútbol andaluz. Es triste, pero es la realidad.

 

ENTREVISTA DE LA VOZ DE MARCHENA A ÁNGEL ANDRÉS JIMÉNEZ EL PASADO AÑO EN ESTE ENLACE

 

var honestidad 2