Opinión

lazo negro marchena ok

 

Ángela Pérez Álvarez, hija de Dolores Álvarez, ha escrito en su portal de facebook unas sinceras y honestas palabras en las que agradece las muestras de apoyo, cariño y solidaridad recibidas estos días por la familia y honra la memoria de su madre, destacando que antepuso la vida de varios niños presentes entre el público a la suya propia durante el desgraciado suceso. A su vez, desea pronta recuperación a los heridos. Damos las gracias a Ángela por permitirnos transmitir estos sentimientos de una hija, así como a Manu, su marido, por la gentil atención que le caracteriza, y le enviamos todo los ánimos del mundo para superar esta situación profundamente injusta y dolorosa que se han visto abocados a vivir en el seno familiar.

 


 

Nunca pensé que escribiría estas palabras y menos por aquí, pero son tantas las muestras de cariño, apoyo y solidaridad que siento la necesidad de agradecer a todo el mundo el cariño que estamos recibiendo.

 

No tengo fuerzas para estar aquí escribiendo, pero no se puede pasar por alto el gran gesto de sacrificio y bondad que tuvo mi madre. Hasta en sus últimos segundos en este mundo fue un ángel que tenía que estar ahí para empujar a dos niños y ponerlos a salvo antes de caer ella.

 

No sé quienes son los niños, ni las familias ni el estado en el que se encuentran...me imagino que en shock todavía, pero gracias a mi madre no les ha tocado vivir el infierno que estamos viviendo nosotros.

 

Es lo único que me consuela un poco, porque si dura es la pérdida de una madre, no puedo llegar a imaginar la pérdida de un hijo. 

 

Le pido a todo el mundo una oración por ella, que la recuerden como lo que fue, buena persona y anteponiendo a los demás antes que a ella y desde ahora una heroína, un ángel o como queráis recordarla, pero que su pérdida no caiga en el olvido.

 

También deseo una pronta recuperación para los heridos y para las personas que vivieron ese infierno. 

 

Mil gracias de nuevo a todo el mundo que se ha volcado en estos duros momentos.