Local

El Jefe del Parque de Bomberos de Marchena, Ramón López, ha informado mediante nota de prensa, que el cuerpo de Bomberos de Marchena tardó en llegar entre "17 y 18 minutos" al lugar del incendio que se produjo el martes 8 de diciembre en la calle Guadalete, desde que fueron informados por el Centro Operativo Provincial de Emergencias de Sevilla (COEPS) a las 0:03, inmediatamente tras la llamada de los vecinos al 112 a las 00:02. Les ofreceremos un completo detalle de toda la actuación de fuerzas de seguridad, bomberos y emergencia según el informe de llamadas que se produjeron,  dispositivo centralizado en el COEPS . López ha indicado también que el Cuerpo de Bomberos redobló esfuerzos de personal fuera del horario establecido, que es de 9.00 a 21:00 horas.


El informe detalla que el servicio de Extinción de Incendios de Marchena recibió a las 0:03 horas una llamada del Centro Operativo de Emergencias Provinciales y Servicios, COEPS, que había sido previamente avisado por el teléfono de Emergencias 112 de Andalucía, al que los vecinos habían llamado a las 0:02 horas. La llamada del COEPS a los bomberos de Marchena fue simultánea prácticamente a la que recibieron de la Policía Local de nuestra localidad informándoles del incendio.

La nota de prensa indica que pasaron "aproximadamente 17 minutos desde que a las 23:45 horas del día 7 de diciembre" los vecinos detectaron el fuego, hasta la primera llamada al 112 y la posterior e inmediata del 112 al COEPS y de la coordinadora provincial de emergencias a los bomberos de Marchena en un lapso de poco más de un minuto, y que entre las 0:04 y 0:07 se alertaron a 5 bomberos del cuerpo de Marchena y al parque de Bomberos de Arahal según protocolo de actuación, que en incendios de vivienda y accidentes de tráfico exige que dos cuerpos de Bomberos asistan la incidencia.

Posteriormente, "otra pareja de bomberos del cuerpo de Marchena, más allá de su jornada laboral de obligado cumplimiento, acude voluntariamente para ayudar al resto de compañeros en la extinción del fuego y en el aseguramiento de la zona afectada", indica la nota de prensa del Parque de Bomberos de Marchena.

Entre las numerosas llamadas que se produjeron, hay una del Jefe del Parque de Bomberos a la coordinación de Emergencias Provincial (COEPS)  a las 0:28 horas "preguntando por dónde va el parque de Arahal", a lo cual le comunica el servicio provincial que "se encuentra por el cuartel de Marchena", a lo que el Jefe de Bomberos responde que "la casa está totalmente quemada y que ahora sólo arde la parte de arriba un poco".

Por lo tanto, el máximo de tiempo que hubieran tardado los bomberos sería matemáticamente 25 minutos desde que recibieron la llamada, y en virtud del informe realizado, unos 17-18 minutos, afirma a nota de prensa y el propio Ramón López, lo que se contrasta con esta llamada en la que a los 25 minutos ya daba lugar a informar de las condiciones en las que se encontraba el edificio.

Entretanto, el listado de llamadas en la Activación del Sistema para atender el incendio recoge llamadas del COEPS al Parque de Bomberos de Arahal a las 0:04 horas para comunicarle el incendio, del 112 al COEPS, para reiterar el servicio de Marchena, del COEPS a la Policía Local de Marchena a las 0:17 horas, informándole los agentes policiales de que "el incendio se encuentra avanzado y posiblemente haya gente dentro", del COEPS a Bomberos de Arahal a las 0:18 horas para detallarle con exactitud la ubicación del incendio una vez que ha hablado con la Policía Local y de la Guardia Civil al COEPS a las 0:26 horas para preguntarle por donde va el vehículo del parque de bomberos de Arahal e informando de que el ambiente se encuentra "calentito", previamente a la que Bomberos de Marchena realiza al COEPS a las 0:28 horas para preguntarle lo mismo e informarle del estado de la vivienda.

Con este listado de llamadas, los Bomberos han expresado que el tiempo en el que llegaron al incendio fue de entre 17 y 18 minutos una vez que se le comunicó por Emergencias, que fueron el primer cuerpo de Bomberos en llegar, 9 minutos antes que el cuerpo de bomberos de Arahal , y que los 45 minutos de tardanza que les son achacados por los vecinos no responden a la realidad: "Entre 17 y 18 minutos, contando a partir de la primera llamada de aviso, llega el primer camión de bomberos del Parque de Marchena con dos bomberos y completamente equipado, a los 2 minutos de éste llega la segunda Bomba urbana del Parque de Bomberos de Marchena con tres bomberos y también completamente equipada. Y a los 5-7 minutos del segundo camión llega el vehículo del parque de bomberos de Arahal, y tras éste, llegan los tros dos bomberos del Parque de Bomberos de Marchena, que repetimos, acuden sin estar obligados a ello", manifiesta la nota de prensa del Jefe de Bomberos de Marchena, que recuerda en nota adjunta al servicio Provincial de Extinción de Incendios que "el servicio presencial de retén en el Parque de Bomberos de Marchena es desde las 9:00 a las 21:00 horas, estando éste compuesto por un bombero y un conductor, desde las 09:00 hasta las 21:00 horas el servicio se realiza mediante llamada telefónica a un teléfono localizado específico.  Asimismo, durante las 24 horas del día existe, de manera localizable, un segundo equipo de apoyo compuesto por un bombero y un retén, además de estar localizado las 24 horas el jefe del Parque. Aún así, cuando es necesario, como ha ocurrdo en este caso, se activa otra pareja más o las que sean convenientes".

Al hilo de ello, días atrás un escrito de la Asociación de Vecinos Alameda Concordia al alcalde de Marchena reflejaba que "los bomberos de Arahal llegaron antes y que los camiones de los bomberos de Marchena iban vacíos", lo cual ha negado Ramón López con esta nota de prensa e informe en el que detalla el consumo de 4.500 litros de agua, acompañados por llamadas que coordinó el COEPS.

Posteriormente a la referida llamada a las 0:28 horas del Jefe de Bomberos al COEPS, se detallan una serie de llamadas telefónicas en la que la Policía Local informa al Centro Operativo Provincial de Emergencias del número de heridos y los bomberos informan del incendio, las zonas de la casa quemada, y las formas de salir de los heridos, gracias a una ventana sin rejas en la parte superior, hasta que los bomberos de Arahal regresan a su localidad a las 2:22 horas y los de Marchena concluyen su labor a las 4:17 horas.

En este sentido, Ramón López ha dejado claro que el cuerpo de Bomberos "no pretende entrar en polémicas con los vecinos". Es más, en el inicio de la nota de prensa, López agradece la ayuda prestada por parte del "resto de cuerpos de seguridad, y en particular los vecinos que intervinieron directamente en el rescate de la familia afectada por el incendio".

El Jefe de Bomberos de Marchena ha ratificado que "gracias a que la vivienda se encontraba en obras había una única ventana sin rejas por la que pudieron salir, ya que el fuego se propagó rápidamente porque la vivienda está construida de tal manera que forma un único cuerpo y el fuego subió hasta arriba por la escalera del salón, que se encuentra en la entrada de la vivienda". En el informe, de hecho, se indica que el salón quedó totalmente calcinado, por lo que "se presume que el fuego pudo originarse en el salón al ser la dependencia más afectada", por lo que R.M.D.C.H y sus dos hijos, que se encontraban en la parte alta de la vivienda, no podrían haber salido con vida del salón en caso de que lo hubieran intentado, y la única escapatoria posible les fue la ventana sin rejas indicada.

En este sentido, Ramón López recomienda a los vecinos de estas calles que "eviten poner ventanas de rejas y si es posible las sustituyan por ventanas de puertas que se puedan abrir en estos casos" de incendio.

El informe confirma la información apuntada el mismo día del siniestro por La Voz de Marchena, indicando que el salón quedó totalmente calcinado, la cocinada se vio afectada parcialmente, la salita junto al salón que se comunica con el patio quedó intacta y en la planta alta la situación se marcó por el alto grado de afección de la habitación por la que los inquilinos salieron. Así se detalla: "Por otra parte en la planta superior, en tres dormitorios y el cuarto de baño se tuvieron que sofocar llamas, aunque éstas eran de menor envergadura que las del salón (en el dormitorio de matrimonio se ven afectados mayormente la puerta de acceso y el lateral del armario; el cuarto de baño está completamente afectado; un dormitorio con dos camas individuales ha ardido casi por completo; contiguo a este dormitorio hay otra habitación, más pequeña que la anterior, que se ha visto afectada en menor medida y es donde estaba la ventana sin reja por donde han salido los residentes".

Técnicamente, el punto discordante respecto a que los camiones iban vacíos, el informe de Bomberos indica lo siguiente: "Por parte del Servicio de Extinción de Incendios de Marchena se consumiern diez botellas de aire comprimido, y por efectivos de Arahal se utilizaron cuatro botellas. En cuanto al agua utilizada se gastaron unos 4.500 litros, ya que se evacua el humo utilizando el efecto venturi a través de la ventana".

Otros datos que aporta el informe son que "una vez extinguido el incendio, el grifo del fregadero se encontraba abierto, no habiendo sido manipulado por ninguno de los bomberos" o que el fuego del salón que quedó totalmente calcinado "afectó incluso a algunas bobadillas del techo, aunque las vigas, en principio, no se observan dañadas" o que se localizó a personal de guardia de la Oficina Técnica de Obras a los que se le solicitó que se desplazaran al lugar con tableros y vallas para dejar la vivienda cerrada al haberse quemado la puerta del salón y dejar el perímetro de seguridad acotado correspondiente.