Local

Hoy ha tenido lugar en la sala de Juntas del Ayuntamiento de Marchena una reunión entre los trabajadores de Mecomar, Gerente de esta entidad, alcalde de Marchena y presidente del Consejo de Administración, Juan Rodríguez Aguilera, y primer teniente de alcalde y concejal de Desarrollo Económico, Jorge Vega, en la que el equipo de Gobierno ha confirmado a los trabajadores que debido a la situación económica e igual que sucederá con otras sociedades, el presupuesto municipal para Mecomar se recortará en 2010, por lo que han solicitado propuestas a los trabajadores de RTV Marchena para solventar la situación. Los empleados, además de solicitar que se garanticen legalmente todos sus derechos en los peores supuestos; les han anunciado la creación de una Plataforma impulsada por ellos para la Defensa de la Radio y Televisión Pública y que abrirán a la participación de los ciudadanos en el contexto de la entrada o no de Televisión Digital Terrestre.


En verano de 2006, los 9 Ayuntamientos que conformarían la nueva demarcación de TDT de la zona (Osuna-Morón de la Frontera, Puebla de Cazalla, Paradas, Montellano, Coripe, Arahal y Marchena) llegaron a un acuerdo para que la sede fuera Marchena debido a un proyecto serio de trabajo presentado, pero con los resultados electorales cambiantes en muchos pueblos y la crisis, por unos motivos u otros hay varias localidades indefinidas y otras que no han apostado por integrarse en la TDT, casos de Arahal y Morón de la Frontera, que evitan que más del 60 por ciento de la representación de la población gestione la demarcación, requisito indispensable para su funcionamiento.  Paradas, Puebla de Cazalla, Osuna y la propia Marchena eran los cuatro pueblos con televisión municipal anteriores a 1995.

De aquella sociedad se redactaron los estatutos a falta de constituirse. La nueva TDT ofrecería un nuevo modelo de televisión pública abierta a nuevas tecnologías, internet, servicios relacionados con la telemática, formación y una serie de servicios añadidos totalmente nuevos por los que los trabajadores de RTV Marchena quieren apostar con el apoyo y la participación del pueblo de Marchena, a cuyos colectivos sociales, entidades y sectores económicos que lo conforman, se le entregará un escrito para que se adhieran a la nueva Plataforma que defenderá las siguientes pautas según comunicado que nos envía:

       Marchena, Octubre de 2009
      Los abajo firmantes, ciudadanos y representantes de organizaciones sociales, políticas, culturales, profesionales y académicas,  consideramos que la sociedad marchenera se encuentra en un momento clave para la definición de su modelo de radiotelevisión pública. De las decisiones que ahora se adopten, dependerá la posibilidad de contar o no en el futuro con una oferta audiovisual que garantice los derechos de los ciudadanos a la información, la satisfacción de sus necesidades como colectivo y el acceso a las posibilidades que ofrece la convergencia tecnológica y el nuevo entorno digital.
      En ese contexto, reafirmamos nuestra voluntad de defender la existencia de una radiotelevisión pública en Marchena:
     
1. Fuerte, independiente, de calidad y tecnológicamente solvente, con unos medios técnicos y humanos adecuados a dichos objetivos.

2. Que sea el principal baluarte y la garantía del cumplimiento del servicio público esencial, del interés general de los marcheneros y el acceso a una radio televisión con unos criterios de veracidad de la información; protección y promoción de los derechos de la infancia; defensa de los derechos humanos; apoyo a la educación y a la formación, al desarrollo cultural y a la cohesión social. Aspectos todos ellos fundamentales para la creación de una opinión pública libre, condición básica a su vez para el funcionamiento del propio sistema democrático.

3. Que cuente con un modelo de gestión eficiente, basado en la independencia política; en la estabilidad económica, con una financiación pública que permita el cumplimiento de sus objetivos y unos recursos publicitarios y comerciales, en consonancia con la realidad actual y una oferta atractiva, innovadora y de calidad dirigida a la población y justificada por su rentabilidad social.

4. Que cumpla un papel estratégico para el desarrollo de la identidad local y de las industrias culturales de la comarca; que garantice el derecho de acceso de los grupos sociales y políticos; la objetividad y la imparcialidad en las informaciones; el pluralismo de opinión, y la participación social en la toma de decisiones.

5. Que se transforme en eje vertebrador del territorio a través de su función pública de medios de comunicación y de su función didáctica a través de la formación en áreas de empleo y nuevas tecnologías de la información.

6. Y, finalmente, que participe activamente en el desarrollo de la radio y la televisión digital con una aportación significativa de contenidos y servicios a través de todas las redes posibles, permitiendo el acceso de los marcheneros a una oferta audiovisual de interés general.