Local

El profesor titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y cátedra Jean Monnet de Derecho de la UE, José Manuel Gómez Muñoz, declaró ayer durante su conferencia en las jornadas de la UE que se celebran en Marchena esta semana que "resulta indecente que se invierta el dinero de los contribuyentes" en salvar a los bancos de la crisis financiera, cuando estas entidades bancarias "presentan beneficios declarados y mantienen a cargos directivos con sueldos millonarios". En concreto, el Gobierno español invirtió más de 30.000 milones de euros. Gómez Muñoz resaltó que estas partidas no garantizan que se repitan prácticas anómalas que han producido los círculos viciosos de la actual crisis y que el recorte en Investigación, Desarrollo e Innovación produce un atasco para salir de la crisis.


Gómez Muñoz lamentó que "no se ha sabido a qué banco se le va a ayudar y a cuál no, ni el por qué y que tampoco se han colocado gestores públicos en los Consejos de Administración de esos bancos para evitar que se vuelvan a repetir las mismas operaciones ineficaces que han generado la crisis".

Así lo expresó el profesor Gómez Muñoz durante su conferencia "Empleo y Cohesión Social", en la que partió del crack financiero que se vivió justamente hace un año con la crack financiero de la quinta entidad bancaria de Estados Unidos, el Lehman Brothers. Gómez Muñoz, muy ameno durante toda la noche, arrancó su conferencia en base a un gracioso cartel de un bar de Triana que reza "prohibido hablar de la cosa" y se refirió  a la crisis como una cosa"grave que se nos ha venido encima".


Conceptualmente, Gómez Muñoz explicó que la crisis es consecuencia del establecimiento de un sistema financiero que se ha considerado indiscutible en el sentido de que la Teoría de los Mercados Eficientes, que no duda del valor adecuado de un producto financiero en un mercado libre, lo que Gómez Muñoz consideró "que se ha demostrado que es falso y la raíz de la crisis", mediante un ejemplo que equiparó al desastre del Lehmon Brothers: "si os doy un préstamo de 1 euro a las 200 personas que estáis aquí, actúo como un operador financiero perfecto, les digo que me devuelvan dentro de 3 años 1 euro y medio, y gano 300 euros; a la puerta de la calle, otro operador financiero monta su chiringuito y yo me voy con un paquete de crédito que tiene un valor de 300 euros y se lo vendo por 250, me los llevo y desmantelo mi chiringuito, mientras ese señor cuando pasen tres años y algunos de ustedes no me puedan pagar 1,5 euros, tiene un problema".


El profesor aplicó este pequeño ejemplo a las cantidades multimillonarias de activos tóxicos sin valor real que se han producido fruto del caso de las famosas hipotecas ninja, por la que los comisionistas de EEUU vendían a familias sin ingresos hipotecas baratas y cuyas comisiones sumadas vendían en el mercado financiero ya por grandes cantidades que luego no exstían, pues esas familias no podían pagar las hipotecas. Casos como este en los que el valor real no exist y sí el financiero, han  producido la acumulación de activos tóxicos en los bancos, que les ha producido una falta de liquidez para dar préstamos a los pequeños y medianos empresarios, lo que origina un círculo vicioso que se desencadena en suspensión de pagos, los trabajadores no tienen salarios, no hay consumo y se frena la producción de bienes de consumo. En suma, Gómez Muñoz indicó que todo este proceso "ha originado desconfianza en todo el sistem e incluso en los propios bancos que no se fían ni de ellos mismos".


Aparte de criticar la excesiva ayuda con dinero público a los bancos, Gómez Muñoz criticó que se suban impuestos a los ciudadanos consecuencia de ello, tanto directos, como indirectos en el caso del IVA, impuesto de una importancia "tremenda", por lo que con esta subida "se penaliza claramente a las rentas bajas", y en consecuencia, "no se sale de la crisis, ya que con la subida de impuestos, las personas con rentas bajas ahorran aún más".


En este sentido, Gómez Muñoz manifestó que en España "se debe cambiar el modelo productivo", algo que se ha estancado con "el mordisco" que el Gobierno le ha dado a los presupuestos en Investigación Desarrollo e Innovación. "¿cómo vamos a salir de la crisis si no invertimos en la solución? ", indicó, a la vez que apostó por "empresas que apuesten por actividades sostenibles que den empleo estable" y explicó que en Andalucía "ha habido magníficos empresarios, pero también muchos que han querido beneficios rapidos a cualquier coste", deahí se explica "el gran fracaso del mercado". Gómez Muñoz, de todas formas, expresó que, por ejemplo en la inversión en nuevas tecnologías para formación en industria aeronáutica, forman parte de un cambio de modelo exigente, en el sentido de que los beneficios siempre serán a medio y largo plazo y con altas inversiones, por lo que animó a los jóvenes empresarios que no puedan invertir grandes cantidades en crear empresas de valor añadido, con nuevas ideas y sin pensar que en un año se van a hacer ricos, porque esas empresas "no existen".

Esta mentalidad empresarial del beneficio rápido ha provocado que España "sea el país que más rápido crea empleo, pero también que más rápido lo destruye", y expuso que entre 1996 y 2007 nuestro país creó 8 millones de empleo, pero que en apenas un año ha destruido más de un millón y medio, también debido a que la temporalidad del empleo ha doblado a la de la UE, el 30 por ciento frente al 15 de media". Además se preguntó que "¿dónde está el dinero de empresas como FADESA que han ganado mucho dinero y ahora presentan expedientes de regulación de empleos masivos?".

A pesar de todo, Gómez Muñoz indicó que en España "hay cierta diversificación productiva" y que España asentará las bases de su recuperación mediante mejores inversiones productivas, pues "se ha ganado mucho pero se ha invertido poco en modernizar las empresas y la formación de los trabajadores". Sobre el desempleo actual manifestó que los 4.000.000 de parados no reflejan una situación tan grave como la del 94, ya que la población activa es de 23 millones de personas en 2009 por los 16 millones de hace 15 años, si bien no se debe bajar la guardia ya que en apenas un año y medio se ha doblado la tasa de paro del 10 al 18 por ciento, más que en los países de la UE.

Previamente a la conferencia de Gómez Muñoz, el profesor Luis Palma Martos, alertó de que "la caída de la competitividad española se debe a una falta de movilidad laboral y de liberalización del mercado de servicios telefónicos o transporte" entre otros. Promover una transción rápida al mercado laboral y velar por el cumplimiento de las reformas educativas, son algunas de las recomendaciones que la Comisión Europea le ha dado a España para cumplir con las pautas de la Estrategia de Lisboa de crecimiento de la Unión conforme al nuevo modelo de desarrollo social, sostenible, y con nuevas inversiones productivas. El profesor incidió en algunos aspectos convenientes para salir de la crisis como la reducción de cargas administrativas para que se produzca una mayor inicativa empresarial de las pymes, mejorar la inversión en Investigación y Desarrollo o la eficiencia energética, entre otros asuntos.