Local

El Grupo Popular se ha quedado solo en la votación para eliminar los títulos honoríficos al ex dictador de España Francisco Franco, a Julio López Morales y a Manuel Aguilar Galindo, así como nombres de varias calles. Todos los demás grupos, el Socialista, IU y el Andalucista, han votado a favor de la erradicación de esos símbolos, mientras que el portavoz del Grupo Popular, Jorge Vega, ha calificado esta medida de "revisionismo histórico" y ha añadido que se trata de un "procedimiento que se está ejerciendo de forma indiscriminad y que está fuera de lugar", a lo que ha explicado que su Grupo no apoyará procedimientos como éste de "quítate tú para ponerme yo", para finalmente abstenerse en la votación. La presidenta de DIME en Marchena, Antonia Parra, abandonó el salón de Plenos tras escuchar estas palabras.


Hasta hace poco más de dos horas, Francisco Franco seguía siendo alcalde de honor de Marchena o hijo adoptivo de la Villa entre otros títulos con los que los Plenos de nuestro pueblo de 1936, 1946 y 1970 le condecoraron con "entusiasmo y respeto por el heroísmo demostrado", según leyó el portavoz del Grupo Municipal de IU, proponente de la moción junto al Grupo Socialista. Una moción que ha insistido en que la propuesta busca "el encuentro en una sociedad democrática y no el agravio".

El portavoz del Grupo Popular, Jorge Vega, quiso lanzar "una reflexión" sobre las prioridades del Grupo Socialista e IU, enumerando una serie de propuestas de la oposición que se han quedado atrás sobre estación de autobuses, violencia de género, tenencia de perros o carriles bici, a la vez que recordó que "habían pasado 28 años" en los que no se han tomado medidas al respecto.

Vega se mostró partidario de seguir la línea de "abandonar los actos como el del Valle de los Caídos y sustituirlos por responsos y acciones dirigidas a recordar a los contendientes de los dos bandos, eso es el espíritu de la Transición". "Apoyaremos la búsqueda de restos de los asesinados, pero no este revisionismo histórico", para añadir que estas medidas pretenden "reescribir la historia", palabras tras las cuales la presidenta de la Asociación para la Recuperación y Dignificación dela Memoria Histórica (DIME) en Marchena, Antonia Parra, inmediatamente abandonó el salón de Plenos entre lágrimas de dolor que expulsó ya fuera del salón, siendo acompañada por miembros de la asociación que trataron de tranquilizarla y el delegado de Deportes y Educación, Mariano González, que se interesó por su estado.

El hecho que hace tiempo no se veía en un Pleno es que el Grupo Popular ha votado en sentido distinto al PA, que votó a favor de la eliminación de estos símbolos. Con su abstención, los populares no se han manifestado a favor de la eliminación de símbolos franquistas y títulos honoríficos oficiales a los propulsores del Golpe y de la represión posterior.

El alcalde de nuestra localidad, Juan Rodríguez Aguilera, rectificó y votó a favor después de anunciar hace meses que esperaría la unanimidad de los grupos políticos, que no se ha podido lograr tampoco con la abstención del PP. Aguilera aludió al tiempo en el que no se han retirado estos símbolos y consideró que "no representan ningún espíritu democrático y que es de justicia restituir la memoria de personas injustamente asesinadas", a a vez que agradeció el trabajo realizado a los "buenos historiadores" de nuestra localidad.

El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Luis Sánchez Metro, respondió a Jorge Vega que "la historia no se reescribe, que se comienza a escribir con los nombres de héroes anónimos, personas normales y corrientes que murieron por defender la democracia y la libertad" y que propuestas como las de hoy sirven para que el pueblo "salga de la ignorancia", insistiendo en que "no se ha buscado ninguna persecución política y en el estudio de DIME para la eliminación de símbolos sólo se han elegido a quienes mataron", recordando que la principal diferencia entre los dos bandos es que "uno resistió dos días para que no se produjera el golpe y el otro reprimió durante todo el régimen a personas que encima habían sido represaliadas" durante la guerra.

El portavoz de IU, Francisco Rey, precisó al del Grupo Popular que "las heridas se reabrirán cuando estén cerradas, el problema es que hasta ahora han seguido abiertas porque no es lógico ni humano que el responsable de al menos 208 muertes en el golpe sea alcalde honorífico de Marchena". Rey aclaró que las medidas han sido más difíciles de tomar con anterioridad por no existir un marco legal nacional que las amparara claramente hasta 2007, con la entrada en vigor de la Ley de Ampliación y Reconocimiento de Derechos de las Víctimas y Represaliados, más conocida como la Ley de la Memora Histórica, y concluyó que "la historia no es sólo la que escriben los vencedores, es la que queda en los corazones del pueblo por encima de los panegíricos que pusieron a las víctimas como malvados y a los ganadores como héroes nacionales", indicando a Vega que no comprende como el Grupo Popular apoya a las víctimas pero "que no se toquen los títulos honoríficos a Franco", ... "ya hacía falta que se hiciera" esta eliminación de títulos, expresó Rey al final de sus palabras.