Local

Los trabajadores de Radio Televisión Marchena han denunciado en un comunicado conjunto con CCOO "tener que soportar palabras altisonantes por parte de miembros del equipo de Gobierno en lugares públicos" mientras acuden a desempeñar su trabajo. Asimismo, informarán al Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de que "ya se han cumplido las advertencias de recorte de plantilla" con la no renovación de un trabajador "cuando hace dos meses fue el equipo de Gobierno el que la amplió contratando a un nuevo gerente y a un nuevo contable". Los trabajadores critican que el alcalde, Juan Rodríguez Aguilera, haya iniciado un cruce de declaraciones pidiendo "reflexión y propuestas" a empleados que no han cobrado junio ni julio.


Los trabajadores "seguimos a la espera de una llamada directa o cita para saber cómo se encuentra la situación", indica el comunicado, en el que los empleados no entienden "por qué la difícil situación económica por la que pasa el Ayuntamiento sólo afecta a las nóminas de los trabajadores de la Radio y Televisión municipal y no al resto de la plantilla del Ayuntamiento o a los concejales liberados".

Para los trabajadores de RTV Marchena "la reflexión de la que habla el alcalde ya ha acabado para nosotros, recordamos que llevamos más de dos meses reflexionando hasta que nos hemos decidido a hacer pública la situación y a convocar la huelga muy a pesar nuestra por lo que pueda perjudicar a los ciudadanos".

Asimismo, ante los cambios y situación de impagos que se están dando, los trabajadores afirman que "RTV Marchena tiene más de 20 años de trayectoria y que con el esfuerzo de muchos colaboraores que han pasado sin nóminas ni contratos, se ha conseguido una imparcialidad, profesionalidad y seriedad de la que no todas las televisiones locales pueden presumir, por lo que esperamos que el Ayuntamiento siga apostando por convertir a este medio en el mejor de toda la zona para orgullo de los ciudadanos y responsables políticos".

Por último, los trabajadores rechazan la comunicación de la no renovación de uno de los empleados al finalizar su contrato este jueves, así como posibles despidos o reducción de plantilla que se pudiera producir próximamente, a raíz de las declaraciones del alcalde recordando que en Osuna la plantilla es de 5 trabajadores o de 1 o 2 en Paradas. Finalmente, recuerdan que se encuentran a la espera de la renegociación del convenio colectivo desde enero de 2008, una vez que en 2007 se culminó con la subida paulatina de los sueldos aprobada durante la alcaldía de Luis Jiménez. "Esta plantilla no ha cobrado nunca ni una hora extra, festivos ni nocturnidad", concluye el comunicado.