Local

El Ministerio de Inmigración y Trabajo aprobó unas medidas urgentes para los trabajadores autónomos, cooperativas y sociedades laborales, que entran en vigor a partir de hoy y entre las que destaca la que incrementa hasta el 80 por ciento el límite de pago único de la prestación por desempleo destinada a inversión para jóvenes de hasta 30 años de edad y de mujeres hasta 35 años que inicien una actividad como trabajadores autónomos. La Sociedad de Desarrollo Económico de Marchena (SODEMAR) trabaja para la difusión de estas medidas de urgencias. En Marchena existe un censo aproximado de 484 empresarios autónomos, 28 sociedades cooperativas y 61 civiles sobre el total de 913 empresas.


Les podemos enumerar aparte de la ya referida, las siguientes medidas de urgencia:

- Se elimina la limitación de hasta 24 meses que hasta ahora tienen los asalariados para optar a ser socios trabajadores de la empresa. Esto recae sobre las empresas creadas por los trabajadores, es decir, cooperativas y sociedades laborales.

De esta manera, cualquier trabajador asalariado, independientemente del tiempo que lleve en la empresa, podrá incorporarse como socio trabajador y también las cooperativas y sociedades laborales mejorarán su capitalización.

Las medidas urgentes tendrán una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2010, sin perjuicio de una posible prórroga en función de la evaluación de su eficacia en la creación de empleo.

- Otra iniciativa es que con la finalidad de favorecer la contratación indefinida del primer trabajador autónomo, se bonifican en un 50% las cuotas de la Seguridad Social durante 24 meses del primer trabajador asalariado que contrate indefinidamente el autónomo (vigencia hasta el 31 de diciembre de 2009).

- Además, se cancelan las deudas contraídas por cooperativas y sociedades laborales con el FOGASA.

- En cuanto al pago de las prestaciones por desempleo en supuestos de suspensión temporal de la relación laboral, se ha fijado un coeficiente multiplicador de 1,25 para determinar los días de prestación que corresponde abonar de la duración del derecho reconocido en dichos casos.