Local

El subinspector Jefe de la Policía Local ha hecho un balance del año 2010 en el que ha declarado "necesario" un aumento de plantilla conforme a la ratio de población de Marchena, que la falta de vehículos policiales "ha hecho que se detecten menos delitos de tenencia de armas" y que "no está garantizado" que la nueve sede de la Jefatura se termine de construir en 2011. La crisis ha incidido según José Mantilla en que en Marchena hayan aumentado notablemente los delitos por robos y hurtos. Por otra parte, los etilómetros han favorecido la detención de más casos de alcoholemia al volante.

 


 

Este es el resumen que ha presentado hoy de la situación del cuerpo de Policía Local su máximo responsable, José Mantilla, que ha declarado que "no está garantizado" que la nueva sede que irá situada en el antiguo colegio de Manuel Medina y que se va a comenzar a través del Plan Provincial de Diputación frente a la gasolinera Campsa esté concluida para 2011, y que sería "fundamental" dicha conclusión para "dar el salto de calidad" del servicio policial en Marchena.

Aparte de esta infraestructura en el horizonte, se ha referido a que como responsable de la Policía Local "voy a hacer un estudio porque es seguro que Marchena debe tener más agentes de los que tiene, no sé cuántos exactamente, pero las recomendaciones de la Junta de Andalucía y de las instituciones europeas indican 2 por cada mil habitante, por lo que en 20.000 habitantes serían recomendable 40, que no sé si será la cifra exacta, pero más de 31 que actualmente tenemos en servicio activo, seguro", afirmó Mantilla.

El subinspector Jefe recalcó que para paliar este "déficit que existe", "el equipo de Gobierno tendrá que ver si cubre estas plazas en una convocatoria o se van cubriendo en convocatorias diferidas".

Asimismo, recalcó que "hacen falta dos motocicletas" para las que se ha solicitado una subvención a la Junta de Andalucía, "a ver si hay suerte". Respecto a los coches, afirmó que "uno vendrá en ocho o diez días y el segundo seguimos en vías de poder conseguirlo".

En contrapartida, el etilómetro ha hecho que el número de denuncias por alcoholemia conduciendo haya subido de 4 a 10, que "no quiere decir que los marcheneros beban más, pero el disponer del etilómetro ha facilitado que lo detectemos", así como señaló varios avances como el disponer de una red de comunicaciones y un equipo de comunicación individual por agente y un programa informático de gestión que se han conseguido en este 2010.

En cuanto a la tipología de operaciones seguidas por la Policía Local, se han producido 141 detenciones en el deposito carcelario comarcal ubicado en Marchena, 18 menos que las 159 de 2009, mientras que los atestados, diligencias o escritos que la Policía Local envía a la autoridad judicial por hechos delictivos, han aumentado de 61 a 76.

Otros de los aspectos destacados por Mantilla ha sido que "probablemente la crisis" haya incidido en que los delitos por hurto suban de 2 a 8 en 2010 respecto a 2009, y por robo de 3 a 15.

Las denuncias por tráfico, competencia "estrella" de la Policía Local, han bajado de 943 a 818, según ha explicado Mantilla por el endurecimiento de las multas en cuantías únicas de 200 euros las graves y 500 las más graves, por lo que ha expresado que "en los casos en los que nos es imprescindible, son en los que venimos actuando" a partir de la entrada en vigor de esta norma a partir de mayo de 2010, algo por lo que ha felicitado a los agentes debido a su "buen criterio".

La retirada de puntos de carné ha bajado de 347 a 277 según las acciones de la Policía Local, mientras que denuncias por tenencia o consumo de drogas han subido de 25 a 27, si bien Mantilla ha hecho un llamamiento a que "no es conveniente que se consuma en ningún lugar y menos en parques públicos donde hay tantos menores y que son lugares donde se observa un ascenso del consumo".

Por tenencia de armas han bajado las denuncias de 20 a 11 debido a los "problemas con los vehículos" policiales, según ha indicado el propio Mantilla, que de esta forma ha lamentado que "no se hayan llevado a cabo tantos controles como nos hubiera gustado".

Las denuncias por incumplimiento de horario en cierre de pubs y bares han subido de 7, en 2009, a 22 en 2010, aspecto en el que la Policía Local trabaja para "impedir molestias mayores a los vecinos de las zonas colindantes" una vez superado el horario establecido.

Por violencia de género se siguieron instruyendo 6 casos, los mismos que en 2009, aunque en este aspecto la Policía Local pasan diligencias para que actúe la Guardia Civil.

Respecto al asunto de la colaboración entre fuerzas de seguridad, Mantilla ha manifestado que "no estoy contento con la colaboración, cuando se producen los hechos, con el pastel encima, sí trabajamos, pero no existe una planificación previa ni protocolos que deberían existir".

La colaboración entre la Policía Local y la justicia la considera "muy buena, entendemos que estas instituciones por su carácter han de ser herméticas, pero se le presta la documentación pertinente de forma inmediata y preferente".