Local

El debate de anoche en el Pleno sobre la subida de la tasa por la prestación del ciclo integral del agua para 2011, de un 2,1% conforme a IPC (en global más de un 30 por ciento desde 2007) pasará a la historia por el intercambio de muestras (una con mal color por parte del portavoz de IU y una nítida por parte del del PP) valorando la calidad del agua. El portavoz socialista, Juan Antonio Zambrano, señaló que la subida se produce a pesar de que los gastos de Aquagest están siendo inferiores en compra de agua a los presupuestados y "a pesar de que la interventora advierte que hay que modificar el contrato", añadiendo que dicha diferencia de menos compra de agua se suple con la de los pozos, mientras el equipo de Gobierno desmintió una menor calidad y achacó a las subidas de los cobros del Consorcio las que aplica Aquagest.


El debate sobre la subida del precio del agua para 2011 generó un largo debate en el Pleno de anoche en el que se trataron varias cuestiones respecto a este punto, en el que se aplica una subida del 2,1 por ciento respecto al IPC en las tarifas de suministro, alcantarillado y depuración de agua, que en realidad todos reconocieron que en la práctica es mayor, incluido el equipo de Gobierno. Esta subida se aprobó con los votos a favor de PA y PP y en contra de PSOE e IU.

El portavoz del Grupo Municipal de IU, Francisco Rey, defendió que a través de una simple operacióna ritmética el incremento de la cuota variable de consumo es del 9,55 por ciento, "consecuencia de dos subidas que se han aplicado a los marcheneros muy importantes", añadiendo que "por tanto, el punto de partida sobre el que se aplica la subida del 2,1 por ciento es erróneo y surge del incumplimiento de Aquagest y del Ayuntamiento de cláusulas en las que se comprometían a revisiones en el precio y a una serie de servicios".

Rey señaló que la Intervención municipal hace referencia a "que es necesario proceder a modificar el contrato del 17 de diciembre de 1999", algo que "lo lleva diciendo desde el 19 de noviembre de 2009 porque el sistema de revisión de tarifas no ha sido respetadoy hay un 9,55 por ciento de incremento respecto a precios de anterior ordenanza, por lo que esto es una subida más tras dos enormes subidas que benefician a la empresa privada, ¿para quién trabajan ustedes?" preguntó Rey, que solicitó a la Intervención que emitiera si considera favorable que se lleve a Pleno o no la aprobación de esta subida del agua, criticando que "además la empresa presenta unos beneficios industriales del 72 por ciento, y no del 80 y esa diferencia la estamos pagando todos los marcheneros, al final a la empresa le sale más beneficioso que el agua se pierda".

El portavoz socialista, Juan Antonio Zambrano, recordó que en la campaña electoral de 2007 el PP prometió bajar los impuestos y el PA congelarlos: "que los vecinos cojan el recibo del 2007 y el de ahora y comprueben si es verdad", manifestó indicando que se han producido subidas "del 12 por ciento, del 8, hace meses del 7,30 y ahora la del IPC..", señaló, tras loque preguntó "¿han modificado ustedes el contrato del agua?" señalando que el alcalde, Juan Rodríguez Aguilera, "da la callada por respuesta" a esta cuestión.

Zambrano cifró el incremento total en un "32,51 por ciento" a pesar de la bajada del rendimiento y señaló que el informe de Intervención municipal indica la ausencia de informe de gestión del servicio, para al igual que Rey, precisar la advertencia de la Intervención para que se modifique el contrato, algo que "repite varias veces".

Asimismo, criticó que la empresa aplique "el IPC más alto, y no el anual que es de un 1,9 por ciento o el previsto del 1,7", así como otras cuestiones de amortizaciones técnicas cifradas en "21.512 euros frente a los anteriores 1.900", lo que "me suena a la partida pendiente de aplicación en la cual había 600.000 euros de Aquagest pendientes de aplicación".

El portavoz socialista insistió en que la subida de la tasa se produce en un marco de bajada de la compra de agua por parte de la empresa concesionaria: "en el primer trimestre ha comprado 35.128 metros cúbicos menos de los previstos, en el segundo 61.000 menos, y en el tercero, que era época estival en la que estaba previsto un aumento de la compra, 96.510 metros menos", señalando que "se está extrayendo agua de los pozos en cantidades preocupantes, un 19,12 por ciento, se están utilizando los pozos para comprar menos agua, y de esto, ¿quién se beneficia, el Ayuntamiento o la empresa? Esto es un tema de salud, el agua está saliendo con bastante cal, entonces si se compra menos agua, ¿por qué sube el 32,51 por ciento? A final de año se comprará 300.000 metros cúbicos menos de agua, ¿en quién redunda entonces este beneficio? Y la gente está quejosa del sabor del agua, así que pido las explicaciones oportunas", concluyó Zambrano su primer turno.

El portavoz del Grupo Popular respondió que Zambrano "se ha pasado 800 millones de pueblo insinuando en que se van a crear problemas de salud" con el consumo del agua y que la manera que tiene de hacer política "es obstruir a este Ayuntamiento", en base a que el Grupo Socialista planteara presentar alegaciones a esta subida: "Es lo único que faltaba, que usted generara alarma social con simples insinuaciones".

Vega recordó que "la decisión política de privatizar el agua la tomó el PSOE con la gestión indirecta por parte de una empresa especializada" y dijo al portavoz de IU que los beneficios del Ayuntamiento residen en el canon que paga esa empresa por prestar sus servicios en la localidad, "lo que ocurre es que en 1999 se cobró el canon por anticipado por 25 años, 320 millones de pesetas que se gastó el alcalde de entonces y se los quitó a los alcaldes que vinieran después, a este equipo de Gobierno le habrían correspondido 60 millones de pesetas" de canon.

Vega señaló que les ha sido heredado respecto a Aquagest "320.000 euros de deuda por obras y reparaciones y un crédito de 500.000 euros desde 1999, año de elecciones en el que se hicieron virguerías", señalando que anteriormente no se prestaba el servicio de alcantarillado y que Marchena no se inunda gracias a la gestión del actual equipo de Gobierno, que ha dispuesto del mapa topográfico de la red de alcantarillado para los profesionales técnicos, una "herramienta de trabajo indispensable".

El portavoz del Grupo Popular reconoció que "es verdad que el agua ha subido más del 30 por ciento, que está casi al doble, y se lo voy a explicar por qué, insistiendo en que en 1999 llegaron "400 millones de pesetas encima de la mesa para comprar su campaña electoral".

El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, tras poner un ejemplo relacionado con el deporte por el cual Zambrano carecería de valores morales positivos, insistió en que la forma de proceder del portavoz socialista consiste en "obstruir y retrasar" y le invitó a "asumir que ha perdido las elecciones, critique todo lo que quiera pero deje que se haga la voluntad política del que ha ganado, usted no es un demócrata, intenta imponer su voluntad por las buenas o por las malas, es usted digno de otros tiempos", señaló criticando la intención de alegar por parte del Grupo Socialista.

Rodríguez Aguilera insistió en que Zambrano actúa de forma que "piensa que o el pueblo me deja a mí o yo no dejo a nadie, que para eso están ahí Papá Diputación, Papá Junta o Papá Estado respaldándome para que los marcheneros no voten libremente", tras lo cual defendió que el actual equipo de Gobierno ejerce su responsabilidad en "los peores momentos del mundo, echando horas de sacrificio personal, profesional, de todo tipo de sacrificios, y ninguno de estos concejales sería capaz de torpedear a quienes vengan detrás, pero lo que usted muestra es que piensa que o me votan a mí o que no voten a nadie".

"Mucho hablar para no decir nada del tema en cuestión", inició su segundo turno el portavoz de IU, Francisco Rey, que a la enseñanza de Vega sobre lo que es el canon, le respondió que "pocas cosas tiene usted que ensenarme salvo su verborrea barata y su desvergüenza oral, políticamente hablando".

Rey manifestó respecto al agua que "ustedes no tenéis que pagar nada, lo paga el Ayuntamiento y el pueblo, ustedes cobráis y usted cobra", señalando que el alcalde de 1999 dedidió "capitalizar el canon para lo que sea" y que las cuestiones de crédito pendientes "las paga siempre el pueblo, ustedes se posicionan a favor de la empresa siempre, y aquí lo único que hay es una subida de más del 30 por ciento del agua cuando cada vez nos cuesta más trabajo pagarla a todos los marcheneros".

Dicho esto, el portavoz de IU sacó una botella de agua para señalar la pérdida de calidad que a su juicio se está produciendo.

El portavoz socialista, Juan Antonio Zambrano, comenzó su segundo turno manifestando que "no se ha respondido a nada por parte del equipo de Gobierno" y defendiendo que las alegaciones "beneficiarán a los marcheneros y marcheneras", que, en alusión a las declaraciones anteriores del alcalde, "votaran el 22 de mayo libremente", para continuar manifestando que "ustedes no tienen ni pajolera idea de lo que están hablando, ni idea del punto tratado".

Después de insistir en algunas cuestiones de su primera intervención, señaló que "hay muchos marcheneros quejosos de la calidad del agua y ustedes no han dicho nada, y 300.000 metros cúbicos menos de compra de agua, soin unos 300.000 euros" que la concesionaria deja de gastar, "¿esto a quién beneficia?".

Zambrano concluyó que "nos preocupa la calidad del agua" y ante las risas de los concejales del equipo de Gobierno, dijo "sé que a ustedes les produce mucha risa, pero estoy hablando de un tema serio, habéis mentido a la población, si alguien compara recibos...en fin, no ha dicho nada de nada señor alcalde, porque usted no es nada de nada, ni aporta nada de nada".

"Voy a comenzar mi intervención bebiendo, este agua es del grifo de la fuente del Ayuntamiento, ahora mismo la he llenado", dijo el portavoz del Grupo Popular, que tras beber, manifestó que "la suya" por la de Rey "la puede haber traído de un chalé ilegal".

Después de tildar de antidemocrático a Zambrano por alegar y así "obstruir" la labor del equipo de Gobierno y manifestar que cuando hay determinadas obras el agua de las casas cercanas sí puede salir con algo de sedimentos, Vega señaló que "se compra menos agua porque se factura menos, la gente cuida el consumo de agua que es algo que se predica tanto desde los bancos de la izquierda", si bien "el PSOE-A va a subir el agua de aquí a 5 años a 2 euros el metro cúbico a todos los andaluces".

Posteriormente, indicó que la "facturación de la compra a sus amigos del Consorcio era en 2007 de 581.000 euros, en 2008 de 816.000, en 2009 de 969.000 y en 2010 de 1.070.000 euros, ¿eso para quién va, para los paniaguados del PSOE?", mientras que respondió al recordatorio de la promesa electoral de bajada de impuestos, señalando que "usted adora a Zapatero que prometió pleno empleo y ha conseguido el pleno desempleo".

Finalmente, anunció que todas estas cuestiones referentes al Consorcio las llevará por escrito al Pleno "y entonces a usted se le acabará el discurso del agua", dijo dirigiéndose a Zambrano.

El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, concluyó que el precio lo sube el consorcio presidido por el alcalde de Herrera del PSOE y un teniente de alcalde de IU de La Luisiana y que en todas las localidades de la comarca ha subido la tasa que pagan los ciudadanos, añadiendo que "de la factura de la luz, sí que hay quejas", para criticar que "después de cada reunión en el consorcio, donde si ven las instalaciones, nadan en abundancia, hay comida, almuerzo de no se qué...y eso es el consorcio de Écija, imagínense como andarán los gordos de Andalucía".

Rodríguez Aguilera añadió que "la partida de presupuesto para presidente y vicepresidente del Consorcio es de 150.000 euros, y habría que ver la cantidad de trabajo que están desempeñando", ironizó.

Finalmente, respondió a Zambrano que "no tiene sentido querer generar alarma" con el estado del agua, ya que "hay laboratorios que cumplen todas las normas y analizan a diario muestras y en cuanto no cumplen alguno de los parámetros se corrige enseguida, obstruyendo, usted no llega a ser alcalde de Marchena de nuevo", finalizó.